Población caleña tiene "fuerte tendencia al envejecimiento", según Planeación Nacional

default: Población caleña tiene "fuerte tendencia al envejecimiento", según Planeación Nacional

Cali es una de las ciudades 'maduras' del país en razón a la edad de sus habitantes, de acuerdo con una clasificación que estableció la Dirección Nacional de Planeación.

Población caleña tiene "fuerte tendencia al envejecimiento", según Planeación Nacional

Noviembre 06, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Población caleña tiene

23 mil ancianos reciben en Cali un subsidio bimensual dentro del programa Adulto Mayor.

Cali es una de las ciudades 'maduras' del país en razón a la edad de sus habitantes, de acuerdo con una clasificación que estableció la Dirección Nacional de Planeación.

La capital del Valle del Cauca fue calificada como una de las ciudades más ‘maduras’ del país en razón a la edad de sus habitantes, según la nueva clasificación que estableció Planeación Nacional. Aunque la entidad no revela los rangos de las edades, señala que Cali presenta una situación demográfica “relativamente avanzada, con tendencia fuerte al envejecimiento”.Sin embargo, datos del censo del Dane indican que en la ciudad hay 94.410 adultos entre los 55 y 59 años, que son personas aún productivas. En un rango mayor, entre los 55 y los 74 años hay 324.641 adultos.¿Qué tuvo en cuenta Planeación?Definió seis categorías de ciudades colombianas, las cuales permiten focalizar las inversiones en cada ciudad teniendo en cuenta la edad de sus habitantes y aplicar políticas públicas que respondan a la demanda de servicios de educación, salud y protección social.Al igual que Cali, Armenia también es una ciudad ‘madura’. Ambas presentan niveles de desarrollo social relativamente altos, pero requieren consolidar los servicios sociales, mejorar la calidad de la educación, “porque presenta algunos rezagos críticos de cobertura en educación media y superior”, dice el organismo. El estudio analizó siete dimensiones: estructura demográfica, situación del mercado laboral, educación, salud, pobreza monetaria, pobreza multidimensional y desempeño institucional.Las ciudades con la población mayorcita son Bogotá, Medellín, Manizales y Pereira.Así se clasifican las ciudades de acuerdo con la edad de sus habitantesLas ciudades ‘mayores’. Bogotá, Medellín, Manizales, Pereira, Bucaramanga y Tunja. Presentan la demografía más avanzada, con mayor dependencia demográfica de mayores de 65 años y mayor velocidad de envejecimiento.-Requieren: Desarrollos en calidad de la educación, en el mercado de trabajo, programas de cuidado, particularmente con adultos mayores, y atracción de jóvenes para prolongar la demografía.Las ‘ciudades “maduras’ Cali y Armenia.Su población es relativamente avanzada en edad, con tendencia fuerte al ‘envejecimiento’; sus niveles de desarrollo social son relativamente altos.-Requieren: Consolidar los servicios sociales y mejorar la calidad de la educación porque presenta algunos rezagos críticos de cobertura en educación media y superior. De igual manera, debe fortalecer los programas de cuidado para adultos mayores.Las ciudades ‘adultas’: Ibagué, Neiva, Popayán y Pasto.Están en pleno desarrollo de su población, con necesidad de crecimiento y ahorro. Sus niveles sociales son relativamente altos, con fortalezas en salud, educación y coberturas de servicios públicos. Son ciudades bastante conectadas con la economía rural.-Requieren: Consolidar los logros sociales (educación), desarrollar el mercado de trabajo, con mayor calidad (formalidad, productividad), lograr mejores resultados en pobreza e iniciar programas para el adulto mayor.4.Las ciudades ‘grandes y jóvenes’: Cartagena, Cúcuta, Barranquilla y Villavicencio.-Presentan altas tasas de dependencia demográfica, especialmente de menores. Son dinámicas, con importantes deficiencias sociales, al igual que en calidad educativa. Sin embargo reporta alta informalidad laboral y niveles de pobreza entre intermedios y altos.-Requieren: Superar los déficits sociales, fortalecer programas que buscan superar la pobreza. Reducir el déficit en vivienda y servicios públicos (excepto Barranquilla). Definir rutas productivas y de empleo. 5.Las ciudades ‘adolescentes’: Sincelejo, Florencia, Montería, Valledupar y Santa Marta.-Estas comarcas han iniciado el periodo de crecimiento demográfico. Todavía presentan altas tasas de dependencia de menores de edad. Poseen logros en algunas metas mínimas, pero presentan problemas de pobreza ciudadana y económica y déficit de vivienda y servicios públicos, así como problemas de mercado de trabajo.-Requieren: Acelerar cumplimiento de logros mínimos en servicios y capacidades sociales.Las ciudades ‘embrionarias’: Riohacha y Quibdó.Tienen altas tasas de dependencia de menores de edad. Su desempeño en derechos y condiciones sociales es muy precario y no alcanzan las metas mínimas.-Requieren: Alcanzar metas mínimas de universalidad del desarrollo social (salud, educación, vivienda, servicios públicos), hasta llegar a promedios urbanos de hoy. Inversión importante en primera infancia, educación y servicios públicos.ReaccionesMarcelo Duque Ospina, gerente de la firma Comomepensiono.com, dice que si bien el estudio debe mirarse con detenimiento, “comparto la tendencia de que en Cali la población está envejeciendo.También estoy de acuerdo en que a Cali le falta mayor cobertura y formación en educación media y superior. Considero que lo que señala el estudio de Planeación tendrá un efecto pensional porque con menos capacitación habría menos empleabilidad y si hay menos empleos, pues habra menos personas pensionándose”.El presidente de la Cámara de Comercio de Cali, Esteban Piedrahíta, opina que “el reto es que la sociedad se pueda enriquecer considerablemente antes de envejecer porque será más difícil atender a una población más vieja si el nivel de ingreso versus producción es bajo. En este momento estamos recibiendo un "bono demográfico", lo que quiere decir que existe proporcionalmente menos menores (que no trabajan) y no hay muchos adultos mayores (que tampoco lo hacen), lo que ayudará a impulsar el crecimiento, ya que habrá una porción creciente de la población en edad de trabajar. Sin embargo, al cabo de una década aumentará considerablemente el peso de los adultos mayores y eso supone un reto importante en materia pensional y de salud. La mejoría de la educación es fundamental para que podamos tener trabajadores más productivos soportando a un número cada día mayor de jubilados de personas pensionadas.El llamado bono demografico no es más que el beneficio económico que se obtiene cuando hay menos menores (pues cae la tasa de natalidad) y todavía no hay muchos adultos mayores (que como los niños son "dependientes", por ende se maximiza el porcentaje de personas en edad de trabajar. Después viene el envejecimiento de la población que genera muchos costos (menos personas trabajando y más dependientes).

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad