Planta para tratamiento de lixiviados de Navarro, en carrera contra el reloj

Planta para tratamiento de lixiviados de Navarro, en carrera contra el reloj

Julio 13, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Planta para tratamiento de lixiviados de Navarro, en carrera contra el reloj

En las piscinas 5 y 6 de lixiviados se harán los trabajos de ampliación para contenerlos durante un año mas.

La construcción de la planta para el tratamiento de lixiviados en el clausurado basurero de Navarro se convirtió en una carrera contra el tiempo. Ahora el municipio deberá comprometer más recursos por $25.000 millones para su ejecución.

La construcción de la planta para el tratamiento de las aguas que salen de la basura (lixiviados) en el clausurado botadero de Navarro entró en una carrera contra el tiempo. En manos del Concejo de Cali estará la aprobación de un nuevo presupuesto para la realización del proyecto, que debió replantearse a raíz del fallo de tutela proferido por el Tribunal Contencioso Administrativo, por medio del cual se exoneró a la CVC de participar en su cofinanciación.Dicha decisión obligó a Planeación Municipal a realizar un nuevo proyecto de acuerdo con cambios presupuestales que deberá ser aprobado por los concejales antes del 15 de agosto, fecha límite en que el Municipio podrá demostrar al Ministerio de Ambiente y Vivienda que ya tiene los recursos para construir el proyecto, y que de acuerdo a los cronogramas arrancaría en enero del 2012.El problema, según Diana Muñoz, subdirectora del POT, es que hace una semana se radicó el proyecto ante la Corporación y este aún no tiene ponente y en caso de no ser aprobado este año, la construcción de la planta podría retrasarse, dejando en el limbo el tratamiento de lixiviados en Navarro.“Si el Municipio no garantiza los recursos antes del tiempo fijado no habrá planta de tratamiento. Por eso los concejales tienen que entender que a este tema hay que darle celeridad porque se trata de un tema delicado que además del impacto ambiental generaría otras implicaciones si no logramos sacarlo este año”, explicó Diana Muñoz.La planta de lixiviados se construirá con aportes del Gobierno Nacional y la Alcaldía que suman $44.800 millones. De ellos, $25.000 millones deberán ser aportados por el municipio a través de vigencias futuras por diez años.En el presupuesto inicial, en el que la Alcaldía de Cali contaba con los $8.333 millones que aportaría la CVC, el municipio debía aforar a través de vigencias futuras $1.666 millones anuales. Pero ahora, con la decisión emitida por el alto tribunal, el municipio deberá sacar de su presupuesto $2.500 millones desde el 2012 hasta el 2021 para la planta de lixiviados.Este cambio es el que tendrá que aprobar el Concejo en menos de un mes, de lo contrario los recursos del Estado no llegarían el próximo año, tal como lo afirmó la subdirectora del POT.Al respecto, Clementina Vélez, concejal de Cali, aseguró que los tiempos de estudio para este y otros proyectos será muy corto, sin embargo indicó que deberán hacerse grandes esfuerzos para sacar esta iniciativa, ante las implicaciones judiciales que tiene.“Los fallos judiciales hay que respetarlos y hay que darles cumplimiento. El Concejo procederá inmediatamente y seguramente existirá la voluntad política y la responsabilidad con la ciudad”, dijo Vélez.Por su parte, el concejal Albeiro Echeverri cuestionó que el proyecto llegó tarde a manos de los ediles, teniendo en cuenta que las sesiones ordinarias comenzaron el primero de junio.Soluciones temporalesMientras el tema presupuestal de la planta se aclara, el Municipio y Emsirva ESP anunciaron que iniciarán obras de contingencia en las piscinas de lixiviados para optimizar su capacidad de almacenamiento durante un año más, mientras se pone en marcha el proyecto.Se trata de una inversión de $562 millones con los que se ampliarán los diques de dos de las siete piscinas del basurero de Navarro, con lo que se espera ampliar su capacidad a 90.000 metros cúbicos de líquidos contaminantes.Adicionalmente se revisará un afloramiento grave de este tipo de líquido que se presenta sobre la zona de vertederos y que está generando una mayor contaminación.Según Jaime Artunduaga, Director Operativo de Emsirva, los procesos de contratación de personal ya están listos y en la primera semana de agosto comenzarán a realizarse los trabajos.“Actualmente tenemos un remanente de unos 68 mil metros cúbicos para llegar al límite de almacenamiento. De llegarse a presentar una fuerte temporada de lluvia se colmataría la capacidad”, explicó.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad