Planeación Municipal responde a usuarios de El País sobre el nuevo POT de Cali

Planeación Municipal responde a usuarios de El País sobre el nuevo POT de Cali

Noviembre 19, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Planeación Municipal responde a usuarios de El País sobre el nuevo POT de Cali

Para seguir construyendo en el oeste de Cali, se deberá diseñar un plan de movilidad acorde con el crecimiento de la zona.

El próximo año será adoptado el nuevo POT de Cali, que marca la ruta de su desarrollo. Planeación responde dudas de los ciudadanos sobre este proyecto.

Al menos cada doce años Cali estudia y rediseña su Plan de Ordenamiento Territorial, POT. Se trata de un ejercicio en el que la Administración Municipal proyecta la ciudad, evalúa su vocación y el desarrollo de sus distintas zonas y la reglamenta pensando en que esta crezca de una manera coherente. Sobre los asuntos prácticos del nuevo POT, que está casi listo y que se espera sea adoptado en el primer semestre del 2013, lectores de El País les preguntaron, a través de redes sociales, a Óscar Pardo, director de Planeación local y León Darío Espinosa, subdirector del Plan.¿Seguiremos teniendo moteles en medio de barrios residenciales?Eso ocurre por unas normas que no son claras y no permiten la zonificación, pero sí la discrecionalidad y la interpretación. Ahora se dice “establecimiento comercial” o “establecimiento comercial hotelero” y allí cabe todo. En adelante eso va a quedar muy claro. Hay zonas que vamos a proteger decididamente y con las que seremos estrictos, por ejemplo: San Antonio, Granada, El Peñón y La Flora. ¿Y en el caso de la Autopista Sur, donde ya hay muchos de esos negocios?En esos corredores son permitidos, por la norma actual, establecimientos como apartahoteles. La norma no será tan general como para decir que en todos los corredores se permiten apartahoteles; en unos que tienen determinada vocación sí, pero en los que atraviesen zonas patrimoniales como San Antonio, probablemente no. Los establecimientos que ya están, si son legales, van a permanecer. Los nuevos entrarán con la nueva norma. Pero a los que ya están se les hace un control: si dijo que era un hotel no puede ser un motel.¿Hacia dónde va a crecer Cali?El crecimiento de expansión, fundamentalmente, es hacia el sur. La otra alternativa es crecer hacia arriba (densificación urbana). Tenemos un territorio en el que podemos aumentar densidades, mejorar condiciones y estar más cerca del centro. Se está pensando el centro global, áreas de renovación urbana, el corredor verde, con mayores densidades habitacionales sobre la Calle 25. Si vamos a meter una inversión fuerte allí con el sistema de transporte masivo, lo lógico es que viva la mayor cantidad de gente. ¿Y qué pasa con las deficiencias en vías y servicios en el Sur?Uno puede crecer hacia el sur con áreas de expansión, que es a través de planes parciales, que deben garantizar la provisión de servicios públicos, vías, espacio público y equipamientos. Y con nuevas áreas por licencias. Ahí hay que hacer inversiones, mejorar el alcantarillado pluvial, que es algo que tiene que hacerse, por ejemplo, a través de un plan maestro. Porque el sur cuando se originó estaba pensado para otro tipo de vivienda, de densidad baja. Y hoy en día la ciudad le llegó al sur y hay que tener la infraestructura necesaria para eso. ¿Cuál es el plan para el centro?Los centros se originaron siendo residenciales, pero cuando la ciudad crece, la vivienda se desplaza hacia la periferia y el centro se convierte en un eje comercial. La dinámica es que después la vivienda regrese al centro, pero de un nuevo tipo: pequeña, apartaestudios para profesionales, gente que trabaja en esta zona. Nuestro centro tiene un carácter histórico en algunas áreas, hay un plan especial de protección que incorpora vivienda. Y está el área central (Fiscalía, Ciudad Paraíso), donde la norma también debe permitir localización de vivienda. ¿Y cómo se estimula eso?¿Qué es lo que cataliza la situación actual del centro? Que la norma permita a un promotor inmobiliario plantear un edificio. Necesitamos inversiones en aquello que atrae de esta zona. Su oferta cultural, por ejemplo. A eso se suman los cambios en sus espacios públicos, como lo que originará el hundimiento de la Avenida Colombia. Si se arma un programa completo que trabaje el tema del espacio público y el repoblamiento, con énfasis turístico y cultural, que conecte el centro con San Antonio y el río Cali, se le da sentido a la propuesta. Hay interesados en desarrollar el frente de la Avenida Colombia con algo muy bonito, lo que permite que la gente vaya al centro, lo camine y lo viva. El centro debe vivir no solo de día. Como esta zona mezcla patrimonio con lo que no lo es, podemos, en algunos casos, pensar en edificaciones de ocho pisos. Pero eso depende del corredor. El de la Octava tiene una vocación más moderna que otros sitios, allí por ejemplo se puede crecer hacia arriba y hay posibilidades de generar esquemas mixtos de oficinas y habitación. En la zona de La Merced y la Antigua FES, por ejemplo, no se permitirán alturas para estar en consonancia con el resto del patrimonio de la zona.¿Qué pasará con barrios como Granada, El Peñón y Tequendama?Ya son zonas mixtas, lo que pasa es que se han dado allí los crecimientos de manera espontánea y desordenada. Lo que haremos con este POT es normalizar, para generar los atributos necesarios de lo que queremos que pase allí, donde la gente pueda ir sanamente a comer, donde no debe haber mucho carro sino restringir el paso de vehículos. En Granada ya hay una realidad, lo que hacemos es reglarla. ¿Qué va a cambiar para estas zonas con el nuevo POT?El problema no son los establecimientos comerciales, sino el impacto que generan. Si tenemos estos sitios hay que hacerles unas exigencias, como parqueaderos. En Granada no queremos que pululen vehículos, lo que vamos a generar en la norma es posibilidades para que se creen cierto número de estacionamientos. Hoy la norma es muy restrictiva, señala por ejemplo, lotes para parqueaderos de dos pisos. No se tumba una casa para eso, nadie lo va a hacer, no es negocio. ¿Entonces qué se plantea?Si usted tiene un local comercial de determinado tamaño que no puede tener el parqueadero allí, lo que va a hacer es aportar un recurso a un fondo de parqueaderos del Municipio. Con eso, el fondo puede hacer un proyecto de parqueaderos, pero no en cualquier parte de Granada. Por ejemplo, está la Plazoleta de la Caleñidad que tiene estacionamiento y es de la Administración Municipal. De otro lado, en Granada hay espacios para estacionar en la calle, pero esas áreas están lejos de los restaurantes y a la gente no le gusta caminar. Entonces no es solo problema de la norma, sino de la gente. ¿Qué va a pasar con el corredor férreo de la Calle 25?Será el corredor verde, una solución paisajística, de transporte, ambiental y urbanística. Puede ser para el MÍO, bicicleta, tranvía y parque y al frente tener edificios. Lo que se quiere aquí es generar edificabilidad que pueda financiar todo el corredor. Por eso lo estamos patrocinando como una APP (asociación público privada), que permita desarrollar un proyecto inmobiliario y que ayude a financiar el sistema de transporte. ¿Qué se hará para disminuir el déficit de espacio público y la carencia de zonas verdes?Queremos incentivar el espacio público con reglas como que si se le da altura a una construcción, debe compensarse con espacio público articulado. No es que den un pedacito y ya, sino que debe estar dentro de toda una propuesta. El estándar de espacio público señala quince metros cuadrados por habitante, eso es una falacia y nadie lo va a conseguir en Colombia. Cali tiene 2,7 metros cuadrados por habitante y la meta es llegar a 3,3 metros cuadrados. El tema no es tanto la cantidad sino la calidad. ¿El Oeste de Cali va a seguir creciendo en edificios?Las dinámicas de mercado tienen que ser coherentes con la calidad de vida que se quiere en esa zona. Puedo decirle a un constructor que edifique, pero si no puede entrar y salir, ¿eso es calidad de vida? Lo que estamos exigiéndole al Oeste es que si quiere más desarrollo en altura tiene que tener un plan de movilidad coherente con ese desarrollo inmobiliario. Está el caso de Normandía, que tiene una entrada y una salida y están haciendo una cantidad de torres, ¿quién va a controlar la entrada y salida allí? ¿quién va a soportar las quejas de los compradores por los trancones? No se puede permitir seguir haciendo muchas más torres si no hay salidas y accesos.¿Se contempla la ampliación de la Avenida Ciudad de Cali?Sí, es una de las posibilidades que va a conectar con el sur.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad