'Piques' callejeros preocupan a la comunidad caleña

'Piques' callejeros preocupan a la comunidad caleña

Octubre 16, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Cada miércoles la Avenida Cañasgordas es convertida en un corredor de piques o competencias ilegales. Entre las 10:30 p.m. y 2:00 a.m. decenas de jóvenes corren a altas velocidades, desafiando la muerte.

Cada miércoles la Avenida Cañasgordas es convertida en un corredor de piques o competencias ilegales. Entre las 10:30 p.m. y 2:00 a.m. decenas de jóvenes corren a altas velocidades, desafiando la muerte. La afirmación fue hecha por varios líderes de la Comuna 22, a raíz del deceso de un menor de 17 años, quien iba como copiloto en un carro Kia Cerato, manejado por otro joven. Según el reporte de la Secretaría de Tránsito, el vehículo perdió estabilidad e impactó con un poste de energía.Testigos dijeron haber visto dos carros a gran velocidad, al parecer compitiendo, y cuando uno de ellos se fue contra el poste, el otro se dio a la fuga.Mientras funcionarios de la Secretaría de Tránsito aseguran que en esta zona de la ciudad se ha vuelto habitual este tipo de prácticas, la Fiscalía advirtió que está investigando si la muerte del joven se debió a los denominados piques entre carros o a un exceso de velocidad que no involucró competencias con otro vehículo. Allegados al joven fallecido indicaron que recogieron versiones que señalarían que no se habría tratado de un pique, de todas formas, unidades de la Fiscalía iniciaron la investigación.Por su parte, el presidente de la Junta de Acción Comunal de Alférez Real, Octavio Quintero, señaló que desde hace un año los ‘piques’ son frecuentes cada ocho días entre la Calle 18 con 118 (a la altura de la Universidad Javeriana) y en Jamundí (La 14 de Alfaguara).“La semana pasada por Alfaguara se mató un joven en una moto haciendo ‘piques’, siento indignación por esta muerte porque estoy cansada de llamar a la Policía, no hay apoyo para la estación de La María”, manifestó una vecina del sector.Estas prácticas también son efectuadas los fines de semana. Los muchachos se parquean en estaciones de gasolina, donde compran licor y luego salen a correr, agregó Hugo Salazar, presidente de la JAC de Ciudad Jardín. Otro punto de encuentro de estos aficionados a la velocidad es un centro comercial del Sur y de ahí se dirigen hacia Cañasgordas o hacia la vía a Yumbo (por Sameco) o los alrededores del Coliseo El Pueblo. Estas últimas vías son usadas como pistas ilegales. Esporádicamente algunos motociclistas hacen ‘piques’ detrás de Chipichape, en la Avenida Roosvelt o en El Ingenio. “Nos encontramos en 20 ó 30 carros, escuchamos música a todo volumen, apostamos dinero para las competencias, algunos ofrecen $500.000 o hasta un millón de pesos. Lo hacemos por adrenalina, por demostrarle al otro que uno tiene mejor carro o por influencia de los amigos”, explicó un joven que ha participado de estas actividades. Son carros Aveo, Spark, o Mazda transformados, con motores ‘envenenados’ a los que les inyectan óxido nitroso, N2O, para aumentar potencia.La mayoría de los asistentes son menores de edad, no portan documentos de identificación, ni licencia de conducción. En las apuestas se exceden en velocidad, se pasan los semáforos en rojo o hacen maniobras peligrosas e invaden el espacio público.Hasta hace dos meses unas 200 personas se reunían para ‘picar’ en moto cerca del Coliseo El Pueblo, generando un ruido ensordecedor. El jefe de guardas de Tránsito, Alexánder López, señaló que 55 motos han sido inmovilizadas y 130 infractores fueron multados. Aseguró que la dificultad que tienen para controlar esta problemática en la ciudad está en que falta personal, dado que en la noche deben atender accidentes de tránsito y hacer controles en zonas de rumba. “Una alternativa en la vía a Cañasgordas es la instalación de reductores de velocidad, eso hace que no sea atractivo para los muchachos”, concluyó López.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad