Piden reforzar seguridad en el HUV tras caída de estudiante desde el séptimo piso

Junio 19, 2017 - 11:20 p.m. Por:
Redacción de El País 
HUV séptimo piso

El HUV, cuenta con 70.000 metros cuadrados de extensión pero solo 48.000 metros cuadrados están construidos. La terraza del séptimo piso contará con una reja para evitar caídas.

Wirman Ríos / El País

El accidente de la joven María Isabel González, quien el pasado jueves se lanzó desde el séptimo piso del Hospital Universitario del Valle y cayó sobre la médica Isabel Muñoz, causándole la muerte, dejó en evidencia las falencias en seguridad y mitigación del riesgo de esa casa de salud.

De acuerdo con empleados del HUV, el accidente que se registró la semana pasada no es el único que se ha presentado en la terraza del séptimo piso del hospital, que es una zona de tránsito de trabajadores, visitantes y pacientes.

“Hace dos años una paciente tomó la decisión de lanzarse y chocó contra la plazoleta de siquiatría, en el primer piso del hospital. Hace un tiempo también hubo un intento de suicidio desde ese mismo lugar, pero la persona fue detenida antes de tirarse. Ese pasillo es muy peligroso porque los muros son bajos y no hay control alguno del público que se mueve por el séptimo piso, la vigilancia es nula”, aseguró una empleada del hospital, quien prefirió omitir su nombre.

El vicepresidente de Sintrahospiclínicas, Jorge Rodríguez, señaló que “en reiteradas ocasiones se ha hecho la advertencia a la gente y a las directivas del hospital de que ese espacio carece de barreras y el riesgo a una caída es muy alto, por lo que hemos pedido que se haga un cerramiento que evite que ocurran accidentes. Aquí hay responsabilidades compartidas porque ese es un trabajo que debió haberse hecho hace mucho tiempo, porque la zona es utilizada como área de fumadores, estancia y hasta tendedero de ropa. Siempre hemos llamado la atención a quienes transitan por este sector para que este solo sea un corredor de tránsito y se evite la estancia o exposición al riesgo de una caída”.

Rodríguez señaló que otro de los puntos que representa riesgo para quienes a diario transitan por el hospital son los descansos de las escaleras de los siete pisos que tiene la edificación. “Allí hay persianas en vidrio y muchos de esos elementos faltan porque se han quebrado o los han retirado. Sacar uno de esos vidrios es fácil y genera un espacio importante para que se presente un accidente”.

El sindicalista refirió que hacen falta espacios y personal para fortalecer la función de la brigada de emergencia de la casa de salud, que se encarga de mitigar riesgos en los puntos débiles de la infraestructura del HUV.

“Sabemos que controlar y prever estas situaciones es muy difícil, pero sí se deben tomar acciones para aminorar el peligro de una caída o intento de suicidio desde cualquier punto del hospital”, indicó Rodríguez.

Preparan plan de seguridad

Tras los eventos acaecidos el pasado jueves, la Dirección General del Hospital Universitario del Valle decidió implementar medidas para mejorar la seguridad industrial en diversos sectores de la edificación.

El director del HUV, Juan Carlos Corrales, manifestó que este martes se instalará una reja y un sistema enmallado en la terraza del séptimo piso del edificio principal, con el fin de evitar que las personas caigan accidental o intencionalmente desde esa altura.


“También empezaremos a hacer una revista por todos los pisos del hospital para mirar cuáles son los agentes y los lugares de riesgo, para poder intervenirlos cuanto antes y evitar que se sigan registrando situaciones lamentables”, aseguró el funcionario, quien añadió que varios ventanales también serán objeto de mejora, pues anteriormente se registraron accidentes con pacientes con enfermedades mentales.

Corrales añadió que, en principio, los encerramientos que se proyectan realizar en el hospital oscilan entre $8 y $12 millones por piso. Adicionalmente, aseguró, se reforzará el sistema de cámaras de videovigilancia en los pasillos del hospital.

Unidad de quemados, a mejora

La Unidad de Quemados del HUV, la única de este tipo en el suroccidente del país, será sometida a una renovación de locaciones y servicios.

El director del Hospital Universitario del Valle, Juan Carlos Corrales, indicó que a partir del 1 de julio se realizarán mejoras en la infraestructura de este espacio, que cuenta con 14 camas.

”Vamos a hacer mejoras para que en agosto haya una unidad renovada. El año entrante estamos proyectando una ampliación de este servicio, para poder colmar todas las expectativas del suroccidente colombiano”, dijo Corrales.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad