Pese a suspensión, persisten quejas por existencia de cantera en el norte de Cali

Pese a suspensión, persisten quejas por existencia de cantera en el norte de Cali

Marzo 06, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Pese a suspensión, persisten quejas por existencia de cantera en el norte de Cali

Desde finales del mes pasado, cuando la CVC cerró provisionalmente la cantera Rocapiedras I, solo quedan en la zona huellas de maquinaria pesada y montículos de roca extraída de la montaña.

Suspenden actividades en Rocapiedras I por incumplir normas. Vecinos dicen que fauna ha sido afectada.

Pese a la suspensión por parte de la CVC de las labores en la cantera Rocapiedras I, ubicada en la parte alta de los barrios La Campiña, El Bosque y Santa Mónica, al norte de la ciudad, persisten las quejas y el descontento de la comunidad por la existencia de esta zona de explotación de roca muerta.La medida de la autoridad ambiental se tomó el pasado 27 de febrero debido al incumplimiento de ciertas normas. Didier Orlando Upegui, titular de la Dirección Ambiental Regional Suroccidente de la CVC, explicó que “se pudo evidenciar que estaban interviniendo las zonas forestales protectoras de dos quebradas”.Agregó que “las vías no estaban debidamente embalastradas ni contaban con aspersores de agua para evitar las emisiones de polvo por el continuo paso de las volquetas; tampoco se habían puesto barreras vivas (árboles)”.Upegui dijo que “la explotación debe hacerse de forma descendente y no al contrario, como se estaba haciendo allá, de abajo hacia arriba. Esto puede posibilitar los derrumbes”.Por su parte, el director de la CVC, Óscar Campo, explicó que “estamos esperando los resultados de las evaluaciones de nuestros profesionales en la zona para finalmente saber que decisiones se toman”.Sin embargo, para líderes del barrio, como Frank Salazar, lo que se quiere no son adecuaciones, sino que se pare esta explotación, que tiene licencia por 27 años (de los que han corrido tres).“La actividad de la cantera no solo perjudica las calles sino que la intervención en esa zona ha afectado también los nacimientos de agua en la zona”, dijo. Salazar añadió que “los loros salvajes y las ardillas que antes rondaban en los parques del barrio La Campiña han desaparecido debido al ruido de la maquinaria de trabajo”.Es por eso que, según Marta Peña, representante de la Junta de Administración Local de la Comuna 2, la comunidad prepara “una acción popular para el cierre definitivo de esta explotación a cielo abierto que afecta el medio ambiente y los recursos hídricos”. Agregó que “no puede ser posible que acaben con la naturaleza de la zona y no pase nada. Queremos frenar el daño ambiental en la zona”.Vecinos y líderes de la Comuna 2 se reunirán hoy para debatir este tema a partir de las 6:00 p.m. en el Salón de la Junta de Acción Comunal del barrio La Campiña.Frente al particular, la vocera de la cantera Rocapiedras I, Ivonne Múñoz, dijo que la suspensión de las operaciones que realizó la CVC “fue, al parecer, un abuso de autoridad porque ellos no respetaron el plazo para hacer las obras de mitigación, sino que simplemente vinieron y cerraron la cantera”. Muñoz agregó que el cierre de la semana pasada se realizó por presión de la comunidad.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad