Personería investigará malas condiciones laborales denunciadas por taquilleras del MÍO

Septiembre 10, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

El personero de Cali Andrés Santamaría señaló que en próximos días visitará las estaciones con representantes de Salud Pública, la Defensoría del Pueblo y el Ministerio de Trabajo.

La Personería Municipal de Cali investigará las malas condiciones laborales denunciadas por las taquilleras del MÍO pertenecientes a Unisintratrapub, la unión sindical que agrupa a los trabajadores del Sistema de Transporte Masivo de Cali. Andrés Santamaría, personero de Cali, quien se reunió este lunes con las taquilleras, informó que las operarias llevan más de un año denunciando la situación. Aseguran que "no tienen baño, están recibiendo menos pago que el mínimo y han contraído algunas enfermedades laborales"."Debido al poco espacio que tienen en los puntos de recarga, y a la extensas jornadas laborales en las que permanecen sentadas, las taquilleras presentan dolencias en sus extremidades. Sólo pueden salir cuando el supervisor les autoriza y abre la puerta", dijo Santamaría.Según Viviana Andrea Loboa, presidenta de Unisintratrapub, "no tenemos baño, no tenemos derecho a llevar alimento, tenemos enfermedades profesionales como epicondilitis, manguito rotador, tunel carpiano y hasta rinitis crónica causada por las muchas plagas que hay en las estaciones del MÍO. Por ejemplo, en Meléndez hay muchas cucharachas y en la Estación La Ermita Sur, en el centro, hay plaga de ratas".Loboa añadió que "no nos están pagando ni el salario mínimo. Nos llega entre $350 y $400 mil con todos los recortes que nos hacen. La empresa no nos da los permisos para realizar las labores sindicales y además no nos pagan auxilio de transporte".La taquillera, quien aseguró que estas situaciones vienen afectando a por lo menos 200 trabajadores del MÍO, indicó también que "a los que hacen el aseo de las estaciones les toca traer el agua desde una estación principal ya que en las estaciones no hay servicios. Esto dificulta su trabajo". "Además están trayendo personal desde Bogotá para trabajar en el Sistema de Transporte Masivo de Cali, quitándole la oportunidad de empleo a los caleños", dijo Loboa.Según denunció el sindicato frente a la Personería, "el software del sistema de recaudo del MÍO es obsoleto y constantemente presenta fallas que se ven reflejados en los cierre de caja. Al caerse y reiniciarse el sistema se dan descuadres y faltantes hasta por un millón de pesos que las taquilleras y taquilleros deben asumir de sus salarios". Ante las denuncias, el Personero Andrés Santamaría se comprometió a hacer personalmente una visita de verificación a las estaciones del MÍO en compañía de Salud Pública, la Defensoría del Pueblo, el Ministerio de Trabajo y la ARP que cobija a las operarias, con el fin de tomar decisiones legales frente a esta problemática.Para obtener una explicación sobre las denuncias, El País trató de comunicarse telefónicamente con voceros de la Unión Temporal de Recaudo y Tecnología (UTR&T), empresa contratada para la administración de las estaciones del MÍO. Sin embargo, no fue posible obtener respuesta.El pasado mes de abril Unisintratrapub había denunciado el despido de por lo menos once taquilleras que habían reclamado por mejores condiciones laborales mediante el sindicato. En esa entonces, Juanita Reina, Gerente de Recursos Humanos de la UTR&T, aclaró que los despidos sólo fueron siete y no estan relacionados con la creación del sindicato.“Los despidos se dieron por bajo rendimiento en el cumplimiento de sus labores. Nosotros respetamos el derecho a la libre asociación y compartimos que lo hagan”, aclaró Reina.En agosto del 2011, Andrés Santamaría, en esa entonces Defensor del Pueblo, instó al Sistema de Información Unificada y de Recaudo (Siur) a que garantizara el servicio de baños para las taquilleras.Al respecto, el Siur informó que había establecido convenios con 48 baños cercanos a las estaciones del MÍO, que están a disposición del grupo de taquilla durante todos los turnos. Los baños están ubicados en centros comerciales, panaderías y cafeterías, en óptimas condiciones sanitarias. Sin embargo, según Unisintratrapub, esto no se ha cumplido.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad