Personería advierte deterioro en equipos de la planta de tratamiento de Navarro

Personería advierte deterioro en equipos de la planta de tratamiento de Navarro

Febrero 22, 2018 - 11:54 a.m. Por:
Redacción de El País
Planta Lixiviados Navarro Personería

Visita de Personería de Cali a la Planta de Tratamiento de Lixiviados en el antiguo basurero de Navarro. Se evidencia deterioro en cubiertas plásticas de una de las piscinas.

Cortesía para El País

La Personería de Cali denunció este jueves graves deterioros en la infraestructura de la Planta de Tratamiento de Lixiviados en el antiguo basurero de Navarro, en el suroriente de la ciudad.

Equipos corroídos, problemas de limpieza, sustancias peligrosas mal dispuestas y otras consecuencias del abandono evidenció la entidad, según señaló el personero Héctor Hugo Montoya.

De acuerdo con el Personero, los deterioros encontrados se deben a que la Planta ha estado funcionando sólo de manera intermitente desde el 2014, y que desde septiembre del 2017 no ha tenido ninguna actividad.

Lea también: 'La odisea diaria de limpiar a Cali, una ciudad que cada vez se ensucia más'.

"Encontramos deficiencias en el almacenamiento de materiales peligrosos; disposición inadecuada de mangueras y complementos; y deficiencias de asepsia en baterías sanitarias. También se observó deterioro de cubiertas plásticas de una de las lagunas de lixiviados. Tres de estas piscinas fueron deterioradas en febrero de 2017  por quemas de caña de azúcar, sin que a la fecha se hayan implementado medidas correctivas al respecto", denunció Montoya.

El funcionario advirtió que las deficiencias en el manejo de la Planta podría terminar en un "posible detrimento al patrimonio del Estado", resultado que pondría en líos jurídicos al Municipio.

Lea también: 'Nueva alerta por contaminación derivada del antiguo 'basuro' de Navarro'.

Hasta el 2012, y durante cuarenta años, Navarro fue el lugar de disposición de las basuras de Cali. Después de que fuera clausurado por la CVC, los residuos continuaron su proceso de descomposición, y actualmente conserva cuatro 'piscinas' cargadas con lixiviados.  Se calcula que cuenta con 240 mil metros cúbicos de estas sustancias tóxicas, que deben ser tratados.

Según las autoridades ambientales, existe el riesgo de que estos lixiviados se filtren hacia las aguas subterráneas de la ciudad, la principal fuente del recurso hídrico. Por ello, se hace imprescindible su tratamiento.

Al respecto, Montoya aseguró que el hecho que la planta no esté operando conlleva a que los lixiviados se depositen en 8 recámaras o vasos de bombeo que tienen mucho tiempo haberse construido y no reciben mantenimiento alguno, por lo cual consideramos que existe un leve riesgo".

La Personería pidió a la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos Municipales (Uaesp), entidad a cargo de la Planta, que tome "en el menor tiempo posible, medidas que resuelvan las deficiencias y se ponga en marcha la planta, pues el vertedero de Navarro es uno de las principales pasivos ambientales de la ciudad y no se puede descuidar".

Por ahora, la Uaesp aseguró a El País que espera recibir el informe completo de la Personería para emitir una respuesta oficial.

Una vez tratados en la Planta de Navarro, los lixiviados van al colector de Emcali en la Plata de las Vegas, y ese colector lo lleva hasta la Planta de Tratamientos de Aguas Residuales PTAR, en el oriente de Cali.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad