Periodista caleño es el rastreador de un ingenioso estafador colombiano

Agosto 16, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Sergio Villamizar, Colprensa
Periodista caleño es el rastreador de un ingenioso estafador colombiano

Andrés Alfonso Pachón estuvo durante seis años detrás de la pista de Juan Carlos Guzmán Betancourt, uno de los estafadores más buscados en el mundo.

El caleño Andrés Pachón pasó seis años detrás de su pista para luego dar vida a un reportaje.

El periodista vallecaucano Andrés Alfonso Pachón, editor de la Agencia EFE y exredactor de El País, hace seis años decidió seguirle la pista a Juan Carlos Guzmán Betancourt, quien acaba de cumplir 35 años y paga en una cárcel de los Estados Unidos una corta pena por cruzar la frontera sin autorización. Pero es uno de los estafadores más buscados en el mundo.Esta es su historia: en junio de 1993 era un adolescente que supuestamente había llegado a Miami como polizón en el tren de aterrizaje de un avión de carga. Meses después fue deportado por engañar a todos con sus historias, empezando por decir que sólo tenía 14 años de edad.Aunque para la mayoría de medios de comunicación ahí terminó la historia de este joven de Roldanillo, sus aventuras en el mundo del engaño y la estafa apenas comenzaban y son tan asombrosas como las de Frank William Abagnale Jr., a quien Leonardo di Caprio encarnó en el filme ‘Atrápame si puedes’.“Hasta hoy hay denuncias contra él por robos que suman más de US$1.500.000. Sin embargo, puede ser mucho más, por la forma de operar sus estafas”, dice Pachón. “Suele estafar a multimillonarios que están de viaje, a quienes puede quitar entre US$50.000 y US$250.000, mucho dinero, pero no tanto como para que un acaudalado se enrede con denuncias”.Andrés empezó a recopilar información sobre Guzmán, desde su vida en el norte del Valle del Cauca, hasta llegar a su momento actual, la cárcel gringa.“¿Cómo no interesarse en un hombre de familia humilde, que gracias a su destreza para el mal se aloja en los hoteles más glamorosos del mundo disfrazado como jeque árabe, príncipe europeo o aristócrata español?”, pregunta Pachón.El primer obstáculo fue no poder contactarse con Juan Carlos Guzmán, pues siempre ha sido de pocas palabras y muchas mentiras “desde que llegó como polizón a Miami siempre ha sido inteligente al actuar y al hablar. Con su capacidad de asumir diversas personalidades, aferrándose a una sola historia, sale adelante pese a ser capturado, en ocasiones con las manos en la masa, pero sólo pasando cortas temporadas en la cárcel”.Es diestro para falsificar documentos y habla cinco idiomas. Con las fotografías que Pachón consiguió, se nota cómo Guzmán, con sutiles cambios siempre tiene aspecto diferente, sin llamar la atención, lo que hace más difícil identificarlo.Además, nunca apela a la violencia. Es una especie de ladrón-lord inglés, que ya tiene más de diez identidades falsas y escapó de una prisión del Reino Unido.Mil rostros“Rentó un Bentley con chofer, con el cual despistó a las autoridades británicas para huir a París, luego de lo cual apareció en Las Vegas y, más tarde en Dublín, donde siguió haciendo de las suyas”.Para Pachón fue muy difícil rastrearlo, porque “se desconectó completamente de su familia. Es un solitario y sus acciones parecen indicar que eso lo impulsa a seguir delinquiendo, porque siente que nada tiene que perder”, continua el autor.El futuro es incierto para Juan Carlos Guzmán, y es algo en lo cual Andrés no se mete en este reportaje novelado: saldrá de la cárcel en marzo de 2012, gracias a su persuasión frente al juez.El estado de Nevada podría pedirlo en extradición, al igual que Suiza u otros países de Europa. Además, no podrá volver legalmente a los Estados Unidos, aunque las autoridades aseguran que encontrará la manera de hacerlo.Si quisiera volver a Colombia, lo podría hacer tranquilamente, pues no tiene deuda alguna con la justicia del país.En la página www.apachon.com se puede ver la sinopsis de esta historia, una galería fotográfica de sus personajes, el modo como hizo la investigación y las diferentes portadas que se consideraron para el libro y reportajes novelados hechos por este joven periodista para diferentes revistas de América Latina.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad