Pequeñas de tutú y zapatillas

default: Pequeñas de tutú y zapatillas

El Limonar se convierte en el escenario donde niñas sueñan con ser bailarinas de ballet en la Academia Allegro. Concentración y disciplina son algunas de las ventajas de esta danza que puede ser practicada personas sin experiencia en el baile.

Pequeñas de tutú y zapatillas

Noviembre 01, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Vivian Jaramillo / Reportera de Vivir Limonar
Pequeñas de tutú y zapatillas

La academia de Ballet Allegro ofrece cursos de preballet, iniciación y avanzado. También hay un grupo para los que jamás lo han practicado.

El Limonar se convierte en el escenario donde niñas sueñan con ser bailarinas de ballet en la Academia Allegro. Concentración y disciplina son algunas de las ventajas de esta danza que puede ser practicada personas sin experiencia en el baile.

Cada tarde, una puerta de color blanco se abre para dar inicio a las clases que desde hace 33 años se dictan en la Academia Ballet Allegro. Dos salones amplios, piso de madera y paredes llenas de fotografías que traen buenos recuerdos a la memoria de sus fundadores son el escenario perfecto para que niños, jóvenes y adultos muestren sus habilidades para la danza y el baile.Las más pequeñas del grupo, que oscilan entre los 3 y los 6 años de edad llegan alrededor de las 4:00 de la tarde con su tutú (falda para bailar) y sus zapatillas de media punta para comenzar lo que en la academia se llama el preballet.Marcela Cusán, profesora e hija de la fundadora de este emblemático lugar, explicó que en esta etapa se les enseñan las bases para llegar a ser grandes bailarinas de ballet, como ella.Para Isabel Sofía Murillo lo más emocionante de las clases son los saltos. A sus 5 años sueña con ir a grandes presentaciones y ser la mejor en su categoría.Luego está el grupo de iniciación, donde chicas de 7 a 12 años emprenden la tarea de avanzar en la coordinación de sus pasos con la música.Por su parte, las más experimentadas acuden cada tarde a las clases con Cecilia Espinosa, fundadora de la Academia Ballet Allegro, también bailarina profesional hace más de cinco décadas. “Conmigo trabajan aquellas que quieren ser profesionales en esta danza”, comentó quien en 1980 decidió crear este lugar que se ubica en la Calle 5 No. 66-55, en El Limonar.Aunque actualmente la mayoría de estudiantes son mujeres, la enseñanza también está dirigida a hombres y personas que jamás hayan practicado el ballet en su vida. Beneficios De acuerdo con Cecilia Espinosa, una de las ventajas de practicar el ballet es la disciplina y la concentración que desarrolla la persona en su vida cotidiana.Por su parte, Marcela Cusán, quien además de profesora de danza es sicóloga, indicó que en el caso de los niños “el arte es importante para su formación y el ballet le permite desarrollar la motricidad”.Agregó que las alumnas aprenden a tener buena postura.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad