Peatones son los que más mueren en las vías caleñas

Peatones son los que más mueren en las vías caleñas

Noviembre 11, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Peatones son los que más mueren en   las vías caleñas

Para los peatones, circular por la ciudad es una tarea arriesgada. Muchos conductores de vehículos en vez de frenar, aceleran el paso cuando ven un peatón. Esto incluye a discapacitados y ancianos, que tienen mayores problemas para movilizarse.

Hasta octubre de 2014 fallecieron 216 personas en accidentes, 16 más que en 2013. 91 de ellas eran peatones.

En Cali, los peatones viven en alto riesgo. De las 216 personas que han fallecido en accidentes de tránsito hasta octubre de este año, 91 fueron peatones. También preocupa que el total de muertes este año aumentó respecto al 2013. Para el mismo periodo del año pasado, se reportaron 200 decesos, es decir, 16 menos. Después de los peatones están los motociclistas y los ciclistas. Para Hector Jair Bermeo, director del área de Educación y Cultura de la Secretaría de Tránsito, esto es producto de la “imprudencia del peatón, que cruza por donde no debe. Lo mismo sucede con los motociclistas, que se suben a los andenes y se meten por los carriles del MÍO. Es falta de cultura, para eso estamos trabajando”.Sin embargo, Carlos González, experto en movilidad, piensa que no se le puede echar la culpa ni al peatón ni al ciclista, porque esta es una ciudad donde la infraestructura no los toma en cuenta. “Andar a pie o en bicicleta en Cali es como poner a una hormiga a caminar en medio de elefantes. Si la aplastan, ¿de quién es la culpa?”, reflexionó González.Prueba de esto, dice, es que muchos de los accidentes se dan en el centro, donde los andenes son estrechos y están ocupados por ventas ambulantes. Así mismo, resalta que faltan semáforos peatonales y pasos de cebra. De acuerdo con la Secretaría de Tránsito, la Calle 70 con Carrera 1 y la Calle 72 con Carrera 28, son los sitios de mayor accidentalidad.Peatones: sálvese quien puedaLos expertos coinciden en que Cali es una ciudad que no es amigable para el peatón y andar a pie es una guerra diaria donde cada cual se defiende como puede. “En Cali, la prioridad la tiene el carro, la ciudad no está pensada para la gente, cuando hay un 10 % de caleños que tienen problemas de movilidad reducida”, explicó James Gómez, experto en seguridad vial. Por ejemplo, asegura que los puentes peatonales, la mayoría con escaleras o pendientes muy elevadas, no se ajustan ni para los discapacitados ni los adultos mayores, que en esos casos deben arriesgar sus vidas para atravesar una avenida. De hecho, las estadísticas del Tránsito indican que entre los peatones, son los adultos mayores quienes más mueren, porque caminan más lento y tienen reflejos reducidos. Por este motivo, la Secretaría ha capacitado este año ocho grupos de la tercera edad (197 personas) para sensibilizarlas frente al tema.Gómez añade que si bien los peatones también cometen imprudencias, “sin justificarlos, lo cierto es que a veces solo les queda esa opción”.Ciclistas: sin espacio para circular Aunque en Cali hay proyectados 350 kilómetros de ciclorrutas, en la realidad solo existen 36 kilómetros, “que para colmo, no son continuos sino tramos aislados, así que tampoco funcionan mucho”, dice el experto en movilidad, Carlos González. Al respecto, Jorge Rojas Valencia, profesor del grupo de Investigación Popular de la Univalle y miembro de Cicloamigos, explica que la ciudad no tiene una condición para rodar de forma segura. “Los carros imponen su ley, sin tener en cuenta que somos al menos 200.000 personas que andamos en bicicleta en la ciudad. Faltan ciclorrutas y los semáforos son cortos”, señaló. También enfatizó en que los cruces son muy separados uno del otro, como ocurre en las avenidas, “donde pasar al otro lado es una odisea”. Entre las propuestas está demarcar carriles a los lados de las vías, exclusivos para bicicletas.Motociclistas: a hacer cursos Los carriles preferenciales para motos demarcados en vías como la Carrera 1 y la Autopista Sur, han ayudado a ordenar el tráfico, piensa Agustín Bernal, miembro de la junta directiva de Asomotos. “Sin embargo, tenemos un problema muy puntual y es que el 98 % de los motociclistas de Cali nunca ha tomado un curso de conducción. Entonces no conocen las normas mínimas y lo que hacen es copiar las mañas de los otros, que tampoco se han educado en el tema”, comentó. Adelantarse en medio de los carros por “cualquier huequito” y transitar por la mitad de una vía, son acciones que le cuestan la vida a cientos de motociclistas cada año. “La solución es que haya más controles para exigir que quien maneje moto, haga el curso”. La Secretaría de Tránsito tiene un programa con este fin, mediante el cual se han capacitado 1160 personas este año.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad