Peatones mueren más que motociclistas en las vías de Cali

Octubre 13, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Zulma Lucía Cuervo Plazas, reportera de El País
Peatones mueren más que motociclistas en las vías de Cali

Vía libre. Los corredores del MÍO les permitieron ganar espacio a los peatones con la señalización de cruces a nivel para la entrada de las estaciones. En el sistema solo hay dos puentes peatonales (estaciones Caldas y Fátima). En toda la ciudad hay 213 puentes para uso del peatón. Con las megaobras, en algunas zonas, como el hundimiento de la Avenida Colombia, se ha ganado espacio para la gente.

Entre enero y agosto han muerto 72 caminantes, el 60 % adultos mayores. Falta de senderos seguros e imprudencia son causas de accidentes.

Faltaban 38 minutos para terminar el primer día de este año cuando se registró el primer accidente de tránsito con una víctima mortal en Cali. La persona fallecida era un hombre de 65 años, de oficio sastre, cuya condición en la vía era ser peatón. Fue arrollado por un motociclista en la Calle 73 con Diagonal 26i y 26i1, en el barrio Marroquín, en Aguablanca.El panorama para los caminantes callejeros no es para nada alentador. Entre enero y agosto de este año, según las estadísticas de la Secretaría de Tránsito de la ciudad, 72 peatones murieron en colisiones viales, siendo la población con más víctimas fatales, incluso por encima de los motociclistas y de los ciclistas, que para el mismo período pusieron 48 y 26 fallecidos, respectivamente.La cifra de heridos también es alarmante. En el primer semestre de este año 1518 peatones quedaron con lesiones, siendo el segundo grupo más afectado, superado únicamente por los motociclistas, que en ese período llegaron a los 5327 afectados.¿Qué pasa?Expertos en movilidad aseguran que la ciudad no es amable con el peatón. “Cuando se piensa en hacer infraestructura, el caminante es el elemento residual en los diseños. El peatón, no solo en Cali sino en Colombia, es la cenicienta de la movilidad”, afirma James Gómez, director del Fondo de Prevención Vial en Cali.Según Gómez, cuando se planea un espacio, siempre se piensa primero en el actor motorizado. En Cali, de acuerdo a las estadísticas de la Secretaría de Tránsito, hay 427.082 vehículos (entre particulares, públicos y oficiales) y 165.192 motos. “Somos 2,5 millones de habitantes contra 592.274 vehículos y le damos más importancia al 23 % que está motorizado, que al 77 % que camina”, explica Gómez.Ciro Jaramillo, experto en movilidad de la Universidad del Valle, dice que quienes tienen vehículo creen que están por encima del resto de usuarios de la vía y que los derechos son exclusivos para ellos.Adalberth Clavijo, jefe de Guardas de Tránsito, resume muy bien esta situación: “cuando se le pregunta al conductor de un carro o una moto sobre el porqué atropelló al peatón, lo que contesta es que le pitaron para que se quitara, pero muy pocos dicen que bajaron la velocidad o frenaron con anticipación para evitar el accidente”.Andrés Villaveces, investigador Asociado del Instituto Cisalva y profesor adjunto de Epidemiología de la Universidad de Carolina del Norte, EE.UU., sostiene que las aceras en Cali son angostas en general (con menos de dos metros). “La percepción de la experiencia al caminar es negativa principalmente por el irrespeto de automóviles y motos hacia el peatón”.Sin embargo, conductores como Jesús Rodríguez, dicen que los peatones no saben comportarse en la vía. “Se atraviesan cuando uno menos los espera y muchos prefieren no usar los puentes peatonales”.Pero para los expertos Ciro Jaramillo y James Gómez, el error está en seguir creyendo que los puentes peatonales son la solución. “Ponemos al peatón a hacer el mayor esfuerzo, a hacer trayectos más largos, eso desincentiva el uso del puente, principalmente entre las personas de mayor edad, que tienen más dificultades para subir y bajar escaleras”, dice Jaramillo.De hecho, de los 72 caminantes fallecidos, 43 (60 %) eran personas entre 60 y 94 años. La docente Carmen Ximena Holguín, del Centro de Innovación Educativo Regional Sur, de la Universidad Autónoma de Occidente, dice que otros problemas de los puentes peatonales son su mal estado físico y la inseguridad. “Mucha gente prefiere cruzarse la calle por evitar un robo”.El secretario de Tránsito, Alberto Hadad, reconoce que faltan más zonas seguras para los peatones. Pero también indica que los caminantes son imprudentes. Por ello, para generar mejores conductas, la Secretaría de Tránsito impuso comparendos a 14 peatones que transitaban por la vía vehicular de ingreso a la Universidad Católica, en vez de usar el sendero peatonal de su sede de Pance. “Estos infractores deben pagar un día de salario mínimo, ($19.650). Pero más allá de la multa, queremos invitarlos a que respeten las normas que le son aplicables a ellos también”, dice Hadad.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad