Pazanimal, en líos con el predio de 'Caballo Loco' en Dagua

Octubre 21, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Por el predio de 'Caballo Loco', la Fundación Pazanimal y sus funcionarios han recibido amenazas que ponen en riesgo a animales y activistas. Esta es la historia.

[[nid:474837;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/10/caballo-pazanimal-734.jpg;full;{Una de las propiedades de los Rodríguez Orejuela fue entregada por estupefacientes a la fundación Pazanimal.Fotos: Christian Zuñiga | El País}]]

En líos se encuentra la Fundación Pazanimal por los predios en los que actualmente funciona su albergue para 400 animales (como caballos, perros y gatos), sitio localizado en zona rural del municipio de Dagua.  

La fundación tiene a su cargo desde el año 2000 los terrenos de la antigua hacienda ‘Caballo Loco’, que perteneció a los hermanos Rodríguez Orejuela y cuyo dominio fue extinguido por la Dirección Nacional de Estupefacientes, DNE. El predio queda en el kilómetro 26 de la antigua carretera al mar y comprende, entre otras, ocho hectáreas de bosque natural y secundario.  

De acuerdo con Liliana Ossa, directora de la fundación, el lote, que en total tiene 17 hectáreas, está siendo ocupado en cinco de ellas por personas que no hacen buen uso del lugar. Eso, asegura, ha derivado en una serie de amenazas contra su vida y las  de otros voceros de la fundación, quienes les han pedido a estas personas retirarse.  

La historia se remonta al año 2014, cuando Pazanimal hace un convenio con un grupo de campesinos, formando Ascaoba (Asociación de Campesinos Borrero Ayerbe). Se esperaba, relata Ossa, que los labriegos  sembraran plátano, maíz y zapayo, entre otros. Además, que protegieran esta zona. 

Un porcentaje de la venta de los cultivos debería ser entregado a la fundación para ayudar con su sostenimiento. 

Sin embargo, dice la titular de Pazanimal,  en 16 meses de acuerdo no hubo una sola recolección. Añade que ellos empezaron a deforestar y talar los terrenos, a lo que se sumó que corrían la cerca para tener un área mayor.  

El 30 de agosto de 2015, la fundación canceló el convenio y el contrato de comodato primario con la asociación, por lo que se esperaban se fueran de este sitio.  

Personas que prestan sus servicios en el albergue contaron que en los últimos meses  han encontrado ahorcados a dos perros,  colgados de un árbol. Además, dicen,  19 gatos han sido asesinados. Liliana Ossa afirma  que esto está relacionado con las amenazas y es un mecanismo de presión.  “Han estado talando el bosque natural que había en la parte de abajo del predio”, asegura un miembro de la fundación. 

El alcalde de Dagua, Diego Solarte,  dice que ha escuchado rumores sobre la supuesta  “venta de lotes a terceros por parte de miembros de la fundación”.

El Mandatario afirma  que una vez transcurran las elecciones abrirá una mesa de diálogo entre la fundación, los campesinos, la Procuraduría Ambiental y la CVC para poder llegar a un acuerdo.

Hasta el día de hoy la fundación Pazanimal no ha sido informada de tal reunión.

Eduardo Velasco, director de la DAR Pacífico Este de la CVC en Dagua, calificó como muy grave la tala que se está produciendo en estos predios, por lo que harán una revisión del área afectada, lo que muy seguramente derivará en sanciones tanto para la fundación como para la asociación. 

Añadió que la corporación es consciente de la labor social que adelanta Pazanimal, pero que es necesario que esta organización se ponga al día con el cumplimiento de ciertos requisitos ambientales.

Los caleños que quieran realizar donaciones a la fundación podrán dirigirse a sus intalaciones ubicada en la Cra. 4 #1-42 (detrás del hotel Intercontinental). 
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad