Participantes de la Ruta Quetzal recorrieron Los Farallones de Cali

Junio 21, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Unos 120 jóvenes, de los 240 que este año harán parte de la Ruta Quetzal-BBVA en Colombia, recorrieron el miércoles el Parque Nacional Natural Los Farallones de Cali. Diálogo entre América y España.

Martín le contaba a su nuevo amigo español, Raúl, que su país, Panamá, está bañado por dos océanos. Samuth, un joven brasilero de sonrisa fácil, le hablaba con frenesí de la samba a Lucía, una bella chica argentina. A pocos metros de ellos machaba Elena, tímida y de mejillas rosadas, que hace un par de días partió desde la lejana Rumania para conocer a Bernarda, una joven guambiana que le explicaba con emoción el traje típico de su etnia indígena.Todo esto ocurría en el Parque Nacional Natural Los Farallones, punto de partida ayer de la Ruta Quetzal-BBVA, que este año recorrerá por primera vez Colombia. Unos 120 jóvenes, de los 240 que este año harán parte de este programa académico y de aventuras, marcharon con miras a conquistar el cerro del Pico de Loro, uno de los grandes atractivos del lugar.El recorrido inició sobre las 10:00 a.m., con el acompañamiento de seis guías de Parques Naturales y la CVC, quienes les explicaban a los ruteros la riqueza en fauna y flora que habita en este parque. Del ‘gallo de roca’, su ave emblemática; de los colibríes y canarios. Y del yarumo, medio comino y mortiño, tres de esos árboles que dominan el paisaje montañoso de Los Farallones.Los jóvenes escuchaban con oídos benévolos los datos. Disparaban sus cámaras ante mariposas y aves traviesas, preguntaban, tocaban. Pese a la fatiga del viaje desde sus respectivos países de origen, que aún tenían pegado a los huesos, marcharon durante más de siete horas y solo regresaron a la ciudad pasadas las 5 de la tarde. Lo hicieron felices. Los europeos, la mayoría de los cuales visitaba por primera vez América Latina, confesaban su sorpresa por la espesura de la vegetación. “Todo esto me parece una gran alfombra verde, es único, jamás en mi país verías tanto verde por todos lados”, decía Alexandra Miroslav Mladenova, quien venía desde Bulgaria.La visita a Cali termina hoy. Mañana, la ruta seguirá camino al Eje Cafetero.Aprendiendo de botánicaQue la Ruta Quetzal haya iniciado en Los Farrallones de Cali no es gratuito. Según explica Jesús Luna, jefe de campamento de este programa, la idea era seguir los pasos de José Celestino Mutis, un médico español que, tras su paso por América durante la Conquista, estudió 20.000 especies vegetales y siete animales en el continente.Cali se preparóAlbergar en suelo caleño a 240 chicos, más unos 50 colaboradores españoles de la Ruta, implicó una ardua tarea de logística. Ayer, por ejemplo, doña Gloria Usma, del restaurante Rico Sabor, debió tener listas 190 arepas, 380 chorizos y cerca de 200 vasos de chocolate para el desayuno de los ruteros. La policía desplegó 50 uniformados y la Cruz Roja 9 de sus miembros.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad