¿Para qué sirvió el Día sin Carro que se realizó el jueves en Cali?

Noviembre 18, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Expertos explican la importancia de la medida y lo que debe replantearse para el futuro.

La cuarta versión del Día sin Carro, que se realizó este jueves en Cali , dejó un balance positivo, pero son muchos los caleños que se preguntan sobre el futuro de esta iniciativa. Ambientalistas y expertos en movilidad consultados por El País coinciden en que se trata de una medida que rescata el civismo y fomenta una conciencia en la ciudadanía, además de dar un descanso a la ciudad del agite diario. Algunos, como el abogado especialista en tránsito, Víctor Hugo Vallejo, piensan que el simple hecho de que las personas acaten la norma de no circular en su carro ya es algo significativo. “Hay que educar a la gente para que cumpla la ley”, resalta. El ambientalista Fernando Duque, además, piensa que la medida “no es un capricho de las autoridades”, pues el día sin carro no comenzó aquí en el país y cada vez son más ciudades en el mundo las que la adoptan. “La suma de esos esfuerzos es un gran aporte para el medio ambiente”, afirmó. Sin embargo, los expertos también opinan que la medida no es suficiente si no se toman decisiones para mejorar las condiciones de movilidad y conservación del medio ambiente en la ciudad, de tal manera que la jornada no se convierta en una acción aislada. Por ejemplo, Carlos Valderrama, jefe del Departamento de Ciencias Biológicas de la Universidad Icesi, considera que una medida como la de limitar el uso de taxis durante la jornada sin carro serviría para fomentar el uso de otras alternativas de transporte. “La gente prefiere madrugar en su carro o tomar taxi antes que montar en el Masivo y esto puede deberse a una desinformación sobre el mismo”, explica. Piensa también que falta compartirle a la ciudadanía qué se hace con los resultados de la actividad y si realmente las mediciones sirven para algo. Otras personas, como Alberto Ramos, docente de derecho ambiental en la Universidad Libre, piensan que eventos como las ‘12 horas de oxígeno’ deben realizarse por lo menos una vez al mes. Explica que debe instaurarse de modo gradual o que “al menos se implemente la medida del Pico y Placa durante todo el día para los vehículos particulares y también a las motocicletas”. Sin embargo, el abogado experto en tránsito, Víctor Hugo Vallejo, piensa que una medida así no es viable, por los costos que genera. “La gente paga impuestos por transitar en su carro y resulta que a la final le quitan muchas horas de uso con medidas como el Pico y Placa, cuando los vehículos que en realidad andan todo el día y contaminan son los buses. Además, el comercio se afecta, pues el carro es una herramienta escencial hoy en día”, dice. Los expertos coinciden además en que más allá de la jornada, hay que “repensar la ciudad en términos de movilidad”. El docente Carlos Valderrama explica que aunque en el día sin carro la gente transite en sus bicicletas, la ciudad carece de un plan de ciclorrutas y de facilidades para andar en este medio de transporte.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad