“Papa puede interceder en la paz de Colombia”: monseñor Darío de Jesús Monsalve

Marzo 14, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
“Papa puede interceder en la paz de Colombia”: monseñor Darío de Jesús Monsalve

Fotografía cedida por el Observatorio Romano del papa Francisco I (c), de 76 años, dirigiéndose a miles de peregrinos desde la basílica de San Pedro, en El Vaticano, luego de ser elegido nuevo pontífice el 13 de marzo del 2013. El cardenal argentino es el papa 266 de la Iglesia Católica y el primero de América Latina.

La Iglesia Católica en Cali destaca la elección de un papa latinoamericano por ser un reconocimiento al continente de la esperanza y prevé que puede tener incidencia en la paz de nuestro país.

Con mucha emoción, alegría y esperanza, pero al mismo tiempo sorpresa, fue recibida por la Iglesia Católica en Cali, la elección del cardenal de Buenos Aires (Argentina), Jorge Mario Bergoglio, como nuevo papa. Además, la elección de un argentino cercano a los problemas sociales del continente y con aguda sensibilidad política para sentarse en la silla de Pedro hace prever que los ojos de Francisco mirarán hacia este lado del mundo.“La elección del cardenal Jorge Mario Bergoglio como papa es toda una profecía para estos tiempos. Y a Colombia le cae muy bien esta noticia, porque se trata de un hombre pacífico, humilde, cercano a los pobres y que puede tener incidencia en la paz de nuestro país”, expone el arzobispo de Cali, monseñor Darío de Jesús Monsalve.El obispo considera, inclusive, que es factible que el papa visite pronto a Colombia, con motivo de la canonización de la madre Laura Montoya Upegui, “que está programada para el 12 de mayo, Francisco podría incluir a nuestro país en su visita a Brasil y realizar el acto en Medellín”.El arzobispo además agregó que se sintió una emoción serena, como la que imperó en la plaza de San Pedro este miércoles, cuando apareció la fumata blanca."Pasamos de la emotividad expectante a la serenidad orante, que fue impuesta por el mismo nuevo papa Francisco", afirmó monseñor.No obstante, el arzobispo de Cali aseguró que está "felizmente perplejo", porque no creía que el nuevo papa fuera a ser un latinoamericano, ya que no estaba entre los cardenales más opcionados."Yo esperaba un papa que hablara más el idioma de la Europa tedesca y que tuviera más sintonía con Benedicto XVI, por lo que pensaba en el cardenal Christoph Schonborn, arzobispo de Viena", dijo.En ese sentido, monseñor señaló que cuando apareció Jorge Mario Bergoglio, inmediatamente sintió que "el Espíritu Santo sopla donde quiere, como dice Juan a Nicodemo en su evangelio". "Y pensé en una paloma que se posó en la chimenea durante muchos minutos antes de que saliera el humo blanco. Era una gaviota de esas que vuelan por encima de El Vaticano. Pensé que era una confirmación que esta elección viene de lo alto", indicó.Francisco, consideró Monsalve, es el hombre que el Espíritu escogió con la oración de la Iglesia y, sobre todo, frente a las necesidades del mundo actual, es decir la paz y el ser humano antes que la fuerza de las naciones y las armas."La primacía de la paz, de Dios y la oración quedaron establecidas con la primera aparición del papa Francisco. Creo que se abre un pontificado que reúne al Francisco de Asis, santo de la humildad, de la paz, de la ecología, del ecumenismo, y Francisco Javier, el jesuita misionero del siglo XVI de destacada labor en el oriente de Asia, Japón y China", señaló Monsalve.Además, Darío de Jesús Monsalve destacó la elección del primer Sumo Pontífice latinoamericano, ya que "los papas siempre vienen del norte"."El Vaticano habla español, ahora, e italiano, porque son sus orígenes. Pero habla primero español con sonsonete argentino, como habla el sur del mundo. Es el primer papa que viene del sur de los pobres, de los emergentes, el sur que tiene en la fe católica una expresión muy grande, sobre todo en esta fe latina que se ha extendido por el mundo a través de la inmigración de cerca de 200 millones de latinoamericanos en el mundo", explicó.El Caribe, Centro América y Sur América se ponen ahora en el camino de contagiar al mundo de la fe en Cristo, concluyó el arzobispo de Cali.Entretanto, el padre Francisco Rodríguez Díaz del Castillo, párroco del Santo Evangelio, barrio Antonio Nariño, también expresó su emoción por la elección de Bergoglio como nuevo papa."Me alegró mucho ver a toda esa multitud allá que estaba a la expectativa. Cuando escuché el nombre por primera vez, no lo escuché muy claro y pensé que era un italiano, pero cuando me quedó claro que fue Jorge Mario Bergoglio me alegro mucho porque es latinoamericano", aseveró el sacerdote.Por tal motivo, agregó, en este momento de la historia merece que se contemple a Latinoamérica como continente de la esperanza y fuerza evangelizadora para proyectar también al mundo entero."Lo miro con mucha alegría y expectativa porque estamos llamados a dar al mundo lo que hemos recibido de él, de Europa en la evangelización. Estamos llamados a retribuir", manifestó que párroco al destacar también el nombre de Francisco I porque hace memoria a San Francisco de Asis, un hombre humilde, sencillo y al servicio de los pobres.En cuanto al principal reto del nuevo papa, el padre Rodríguez aseguró que debe ser el de evangelizar, si se tiene en cuenta que el mundo se ha vuelto más laico y se ha secularizado. "El mundo ha ido perdiendo la esencia de Cristo Jesús y ha desconocido y maquinado a Cristo de su propia vida y creo que ese es el reto fundamental: devolverle al mundo a Cristo", puntualizó.Por su parte, Albeiro Rivas, seminarista de la parroquia Santiago Apóstol, indicó que la elección del sucesor de Benedicto XVI es una noticia que genera mucha alegría, entusiasmo y esperanza para la Iglesia Católica."Esperamos que sea un gran custodio de la fe, que muestre el rostro de Cristo y que nos lleve por el camino de paz, fe, amor y fidelidad a Cristo", dijo.Para Rivas, la elección se dio por medio del Espíritu de Dios, evidencia de que es la mejor decisión, además de que un papa latinoamericano significa reconocer al continente de la esperanza, desde donde se le dirá al mundo que "hay una fe viva, así como un Cristo vivo y resucitado".

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad