Pantalla del Pascual Guerrero se usó por diez meses sin tener seguro

Pantalla del Pascual Guerrero se usó por diez meses sin tener seguro

Abril 01, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

El equipo audiovisual, que costó $1.399 millones, estuvo desamparado debido al descuido del Municipio.

Una nueva irregularidad se habría cometido por parte de quienes estuvieron al frente de la compra de una pantalla Led de 49 metros cuadrados que se instalará en el estadio Olímpico Pascual Guerrero con miras al Mundial de Fútbol Sub-20, el cual se celebra este año en territorio colombiano.Como se recuerda el polémico negocio se concretó a través del Fondo Mixto del Deporte, entidad encargada de realizar la compra como parte de las obligaciones contenidas en el convenio interadministrativo No. 103 de 2009 que firmó con la Secretaría del Deporte de Cali.Como el Fondo Mixto no es experto en ese tipo de compras contrató a la empresa B&T Trading, uno de sus asociados del ‘pool’ de proponentes. Este ‘pool’ (grupo) es en realidad un listado exclusivo en donde se inscriben las personas naturales y jurídicas con las que el Fondo Mixto suele contratar obras, servicios y bienes.La presunta anomalía se habría configurado durante los diez meses posteriores a la entrega de la pantalla al Fondo Mixto por parte de la empresa B&T Trading, quien la importó desde China, lo que ocurrió el 9 de diciembre de 2009.Perdiendo coberturaA partir de ese mes dicho equipo audiovisual fue utilizado por el Municipio en diferentes eventos como el festival Petronio Álvarez y la Feria de Cali, según explicó el alcalde Jorge Iván Ospina a este diario hace dos semanas.Lo que no precisó el Mandatario es que desde la primera vez que la pantalla fue usada por fuera del estadio del barrio San Fernando perdió el amparo que tenía a través de la póliza expedida por la Aseguradora Solidaria de Colombia al proveedor del equipo.“No podemos responder pues se incumplió el acuerdo”, confirmó Juan Manuel Peña, el corredor de seguros que tramitó la garantía. Por esta razón, si la pantalla sufrió algún daño, los $280 millones que la cubrían hasta el 2014 ya no podrán ser reclamados por el Municipio.“Nosotros expedimos una póliza basados en las características del contrato entre B&T Trading y el Fondo Mixto de Deporte para el suministro de una pantalla Led en el estadio, que cubre el cumplimiento, el buen manejo del anticipo, los salarios y prestaciones sociales, así como la calidad del bien”, agregó Peña.“Desde la primera vez que el Alcalde dio al orden de usar el equipo por fuera del estadio, se quedó sin el amparo de nuestra póliza, que estipula con claridad que sólo cubre la calidad de un bien que se usará en el estadio”, concluyó el experto.Sólo hasta el 15 de octubre de 2010 el Municipio tomó las medidas necesarias para arreglar esta situación.A través de la Subdirección del Recurso Físico y Bienes Inmuebles, en cabeza de Freyber Bernal Torres, incluyó la pantalla del estadio Pascual Guerrero en la póliza contra daños materiales combinados que tiene el ente territorial con la Unión Temporal La Previsora y Colseguros.Hay que aclarar que este tema de las pólizas de seguro por daños no incluye la garantía contra imperfecciones o defectos de fabricación, la cual debe ser expedida por quien la produce.En diálogo con El País, Pascual Guerrero, director del Fondo Mixto del Deporte, destacó que “nosotros tenemos esa tranquilidad ya que contamos con la garantía de fábrica, que en este caso se expresa en horas de uso por la vida útil de que tienen los bombillos”. Este nuevo capítulo de la ‘novela’ en que se ha convertido la compra de una pantalla digital para el estadio de la ciudad, da cuenta del desorden con que se manejó dicho proceso. Las autoridades son las que tienen la palabra.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad