Pago por circular en Pico y Placa no arrancó como se esperaba

Junio 01, 2017 - 11:40 p.m. Por:
Redacción El País
Trancón Cali pico y placa

Cerca de 1000 vehículos (la mayoría de empresas) han cancelado la tasa por congestión, lo que les da inmunidad para circular durante los días y horarios en los que tienen pico y placa.

Archivo/ El País

Cuatro meses después de implementarse la tasa por congestión en Cali, mediante la que se habilitó el pago de una cuota para aquellos conductores que deseen manejar sus vehículos mientras les rige el pico y placa, la medida no ha despegado ni ha cumplido las expectativas que tenía la Administración Municipal.

En un inicio, los cálculos de la Alcaldía indicaban que 14.800 propietarios de carros particulares se acogerían al pago para estar exentos de la restricción, el cual es de $2.578.680 al año, pero también se puede cancelar semestral o mensualmente. En total, para el primer año de implementación, las expectativas de recaudo se tasan en $38.164 millones. Dichos recursos serían utilizados para fortalecer la operación del MÍO.

No obstante, desde el 12 de enero a la fecha, a la Secretaría de Movilidad se han acercado alrededor de 1000 propietarios de vehículos para cancelar la exención. En dinero, esto significa que hasta el momento se han recaudado $1450 millones, solo el 3,8 % del total esperado al inicio del año.

El secretario de Movilidad, Juan Carlos Orobio, es consciente de que el recaudo no ha tenido grandes avances en lo que va del año y que la meta de $38.000 millones no se alcanzará, pues ahora se esperan recibir $4000 millones durante el 2017.

Según el funcionario, que la tasa por congestión no esté reportando los ingresos esperados obedece a que la medida es nueva en el país y a que los conductores no están utilizando sus vehículos particulares.

No obstante, Orobio resaltó que esto ha tenido un efecto colateral, pues se han registrado mejoras en la movilidad de comunas críticas, como la 2 y la 22. “La medida se tomó también para reducir la lista de exentos de pico y placa, en la que estaban 21.000 vehículos que circulaban sin pagar y eran los que esperábamos que cancelaran. Hoy los exentos son 3000 (incluyendo los que han pagado), pero la decisión de la mayoría de los usuarios ha sido no pagar y eso deja sin circular a 18.000 carros; si bien esta herramienta no sirvió como fuente de financiación, sí ayudó para tener menos vehículos en las vías”.

La mayoría de los propietarios de los vehículos que han pagado la tasa por congestión, cancelaron la exención por un año o durante un semestre, mientras que alrededor de 200 vehículos están pagando la exención mensualmente. Quienes más han pagado por este beneficio son empresas o propietarios de carros blindados, según la Secretaría de Movilidad.

¿Fracaso o acierto?

Pese a que las autoridades advierten una mejoría en la movilidad de ciertas zonas del norte, oeste y sur de la ciudad luego de implementarse el cobro por congestión, concejales, expertos en movilidad y conductores de la ciudad dividieron opiniones sobre los avances y el impacto de la medida.

Para la concejal María Grace Figueroa la implementación de la tasa por congestión no fue oportuna, pues “estas decisiones solo se deben tomar cuando la ciudad tenga un servicio público eficiente y vías suficientes y en buen estado para transitar, algo que no pasa en Cali. Esto no ha dado resultado, lo único que ha logrado es perjudicar a ciudadanos que prestan servicios como transporte de alimentos o escolar, que solo pueden rodar si pagan por algo que no deberían”.

Diego Sardi, concejal, dijo que “en cuanto al recaudo, el cobro por congestión se quedó corto; esto demuestra que la comunidad no está inconforme con el pico y placa. Sin embargo, si se mira que han salido de circulación muchos vehículos en hora pico, la medida ha resultado positiva y las vías están más fluidas”.

Por su parte, Janeth Mosquera, experta en movilidad, señaló que “la medida no está cumpliendo su objetivo principal, que es el desestimular el uso del carro particular; tampoco está cumpliendo su premisa económica, que es incrementar los recursos económicos para inversión en movilidad. Se preveía que esto no iba a funcionar bajo las condiciones que tiene la ciudad”.


Ferney Chitan, usuario de El País en Facebook, dijo que “el pico y placa perdió la razón de ser y se volvió un negocio, porque el que tiene dinero puede pagar y circular libremente. ¿Dónde está el fin del pico y placa, que es descongestionar las vías?”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad