Pacientes del HUV deben convivir con el ruido de los trabajos de reparación

Junio 14, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Pacientes del HUV deben convivir con el ruido de los trabajos de reparación

Debido a las obras de construcción que se están realizando en este centro hospitalario los enfermos y cuerpo medico se enfrentan al hacinamiento e incomodidades, los pacientes deben someterse a los ruidos que causan los obreros al realizar su trabajo

Entre martilleo y ruido de taladros, los pacientes de la sala de urgencias del Hospital Universitario del Valle, HUV, pasan su convalecencia.

Entre martilleo y ruido de taladros, los pacientes de la sala de urgencias del Hospital Universitario del Valle, HUV, pasan su convalecencia. Esto a causa de las obras de reforzamiento estructural al que están siendo sometidos el primer y segundo piso de esta casa de salud.De acuerdo con Héctor Fabio Osorio, presidente del Sindicato de Trabajadores de Hospitales y Clínicas del Valle, “la planeación de las obras ha provocado que se construya casi que encima de los pacientes”.“Exigimos que acaben una obra para poder trasladar a los enfermos y no que sigan tumbando encima de estos porque, además del hacinamiento, también sufren con la incomodidad del ruido que genera esos trabajos”, anotó Osorio.José Fernando Burbano, cirujano de la sala de cuidados intensivos del HUV, explicó que debido a las obras hay filtraciones de agua en las paredes y no funciona el aire acondicionado, el cual considera “fundamental tanto para el trabajador como para el paciente”.“Esto afecta a los convalecientes en la medida en que cubículos que están vacíos en esta sala no pueden ser ofrecidos a gente que lo necesita porque están reparación desde hace casi dos años”, indicó el galeno.A su vez, Islay Rojas, acompañante de un paciente, manifestó que “la bulla de los artefactos nos produce dolor de cabeza tanto a los enfermos como a los que cuidamos de ellos. Vivimos estresados con todo esto”. Entre tanto, Jairo Guerrero, director médico del Hospital Universitario del Valle, manifestó que “las obras de reforzamiento se hacen en razón a la Ley 400 de 1997, la cual obliga a todas las edificaciones públicas a blindarse estructuralmente”.Por su parte, Jorge García, asesor de Planeación del centro hospitalario, manifestó que las obras deben ejecutarse de acuerdo con las directrices del Ministerio de Salud.“El HUV es una entidad pública que recibe dineros de destinación específica por parte de la Nación y cuyos contratos deben iniciarse y terminarse dentro de la misma vigencia fiscal so pena que esos recursos se pierdan”, concluyó García.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad