Otro dilema de Cali: ¿quitarle más vías a los carros para dárselas a los peatones?

Otro dilema de Cali: ¿quitarle más vías a los carros para dárselas a los peatones?

Julio 23, 2017 - 07:55 a.m. Por:
Íngrid Valderruten Peña / Reportera de El País
Movilidad Tránsito Pico y placa

La Avenida 2N se ha convertido en punto de caos vial, tras la reducción de dos carriles para abrirle paso a la obra del parque lineal río Cali, donde tendrán espacio ciclistas y peatones.

José Luis Guzmán / El País

Leydi Silva, habitante del barrio El Piloto (centro), asegura que salir de su vivienda hacia la Avenida 2N, para dirigirse al norte o sur de Cali, le tomaba cerca de tres minutos en vehículo. Hoy, tras la construcción del parque lineal río Cali –obra que tomó dos carriles de la vía para ceder espacio a peatones y ciclistas– el trayecto que recorre es más largo, le quita más tiempo y debe sortear con trancones que cada día se vuelven más tediosos.

“No importa si son horas pico o no porque todo el tiempo está el trancón. Gracias a Dios tenemos el parque lineal, que le cambió la cara al barrio, pero quedamos embotellados. Las entradas son prácticamente nulas y para salir de aquí a la Avenida 2N, que la tenemos a un paso, nos toca ir hasta la Calle 21, llegar hasta la Carrera 4, coger la Calle 15, devolvernos por las Américas y dar el retorno de la Clínica de los Remedios. Uno se puede tomar entre 20 minutos y media hora por el trancón”, comenta Silva.

En contraste, a Andrea González, la megaobra del parque río Cali, que ya se habilitó sobre la Carrera 4N entre calles 15 y 25, le ha facilitado la movilidad. Ella viaja todos los días en bicicleta, desde ese punto céntrico hasta el barrio La Flora. Dice, que la frescura que dan los árboles a lo largo del corredor, el canto de las aves y el sonido del río, hacen más ameno su camino. “Cuando no estaba la vía para bicicletas y peatones tenía que compartir más espacio con los carros, exponiéndome a más peligros, ya que a veces no nos dejan espacio y toca coger mucho atajo o subirse a los andenes. Creo que es necesario que tengamos más caminos como este para circular con seguridad”, señala González.

30,7
son los kilómetros de cicloinfraestructura con los que cuenta Cali actualmente.
4742,8
kilómetros conforman la red de aceras o espacio para petaones en la ciudad.

Movilidad peatones tránsito

Sector del CAM, uno de los puntos donde se priorizó el paso peatonal.

José Luis Guzmán / El País

La disputa por el espacio que ocupan ciclistas y peatones versus el de vehículos, ha ido ganando kilómetros de recorrido en las vías de Cali, y se ha acentuado en los últimos meses a raíz del proceso de renovación urbanística que se adelanta en la ciudad, el cual a su vez ha generado caos vial en puntos donde se han estrechado las vías, como es el caso de la Avenida 2N, por la megaobra del parque río Cali, y la Carrera 8, donde se construye un tramo del Corredor Verde. Pero también generan inquietud proyectos futuros como los 228 kilómetros de cicloinfraestructura que Cali espera tener en los próximos dos años y que implicará la reducción del ancho de carriles en 59 tramos de vías; o la peatonalización de zonas del centro como la Carrera 9 entre calles 1 y 5, y la ampliación de andenes en San Antonio.

“No se trata de reducir vías para darle al peatón y al ciclista, hoy el tema es que es necesario que la operación de las vías sea más ordenada y lo que se plantea es que dentro de ese ordenamiento haya un espacio para la bicicleta, para disminuir los accidentes”, señala Juan Carlos Orobio, secretario de Movilidad de Cali.

2684,14
kilómetros conforman la red vial urbana de Cali, según datos de Planeación, basados en el POT 2014.
32,2 %
de los viajes en Cali se realizan a pie; 17,9 % en moto; 13,4 % en automóvil y 5,4 % en bicicleta, según la Encuesta de Movilidad 2015 realizada por Metrocali.

Planeación Municipal anota que la Ley 1083 de 2006 sobre Planeación Urbana Sostenible “establece claramente la prelación que la movilidad de peatones, en bicicleta y en transporte público tiene sobre el transporte particular en auto y moto. De igual manera establece el enfoque de sostenibilidad con el que se deben formular los planes de movilidad urbana”.

A raíz de la controversia El País consultó con expertos en movilidad, actores viales y ciudadanos, sobre el manejo que está teniendo Cali en la distribución de su espacio (ver recuadros).

“Se debe garantizar equidad en el espacio”
Bicicletas Movilidad Bicirrutas

Ciclistas buscan la forma de abrirse paso en las vías. A diario circulan unos 200.000.

José Luis Guzmán / El País

Hoy Cali cuenta con 2684,14 kilómetros de red vial urbana, 30,7 kilómetros de cicloinfraestructura y 4742,8 kilómetros de aceras. Duvalier Sánchez, asesor para la movilidad en bicicleta de la Alcaldía, explica que las obras que se proyectan, en el caso de la red de cicloinfraestructura, no quitarán carriles: “lo que estamos haciendo es que el espacio que hoy en día ocupa el ciclista pueda ser visualmente señalizado para su protección”. Y añade que la apuesta de la Alcaldía es hacer más eficiente el uso del espacio. “Tenemos una malla vial destinada casi que en el 89 % al vehículo particular y a la motocicleta “, precisa.

Para Janeth Mosquera, docente de Univalle y coordinadora del Observatorio del Ciclista y el Peatón, los modos de transporte no motorizado contribuyen al bienestar individual y colectivo y deberían ser priorizados. “No se trata de quitar espacio a ningún usuario de las vías. Se debe garantizar una redistribución equitativa de las zonas disponible para todos los modos de movilidad. El carro particular es uno más y es tan legítimo como la bicicleta o el peatón”, precisa.

A su vez, el ingeniero Ciro Jaramillo, señala que históricamente la ciudad ha estado planeada y ha cedido el espacio para circulación de los vehículos particulares. “Creo que había una deuda importante para brindar un espacio seguro y adecuado para los medios alternativos. Lo que se está haciendo es lo positivo, obviamente hay que tener en cuenta estudios técnicos para tratar de minimizar los impactos que se pueda tener sobre la movilidad motorizada”.

Freddie Bustos, coordinador del colectivo La Ciudad Verde, agrega que todos los ciudadanos deben aportar para mejorar la eficiencia en la movilidad: “Usar el carro cuando va una sola persona es un gasto ineficiente del espacio”.

“No se va a quitar más movilidad a vehículos”

El secretario de Infraestructura Vial y Valorización, Marcial Quiñones, reafirma que no se tiene pensado recortar más vías en Cali, sino crear espacios nuevos que permitan un equilibrio entre el peatón, el ciclista y el automóvil. “La directriz del Alcalde es no quitar más movilidad a los vehículos. Se van a crear vías peatonales, para ciclorrutas, pero en sectores nuevos y no afectando la modalidad vehicular, porque no se trata de generar un colapso”, precisa Quiñones.

Movilidad MÍO Tránsito

En la Carrera 8 también se redujeron carriles por obras del Corredor Verde.

José Luis Guzmán / El País

Para el arquitecto Víctor Raúl Martínez, no es conveniente quitar espacio a las vías actuales para solucionar los problemas de movilidad. “En Cali no hay una política de movilidad, si hubiera una política como en países europeos, donde al niño se le enseña a andar en bicicleta, donde el anciano de 90 años anda en bicicleta, de pronto sí (sería viable quitarle espacio a las vías) para que la gente se baje del carro y ande en bicicleta, pero aquí lo que hay es una política individualista de fomentar el carro en una infraestructura que no sirve para eso”, precisa Martínez, miembro de la Sociedad Colombiana de Arquitectos.

A su vez, los veedores ciudadanos Luz Betty Jiménez y Pablo Borrero, consideran que es necesaria la adopción de un plan integral de movilidad, que contenga entre otros aspectos la peatonalización de algunos sectores de la ciudad. “Ese plan también debe contener la limitación del tráfico de motos por determinadas vías, la circunscripción de las ciclorrutas a la periferia de la ciudad y al interior de los barrios y la ampliación y construcción de nuevas vías, andenes y pasos peatonales, acordes con la necesidad de limitar el ingreso de nuevos vehículos a circular”.

Actualmente, Planeación Municipal realiza ajustes al proyecto del Plan Integral de Movilidad Urbana, Pimu, que sería presentado este mes al Concejo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad