Otra vez, el Salsódromo de la Feria de Cali se lució

Otra vez, el Salsódromo de la Feria de Cali se lució

Diciembre 25, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Otra vez, el Salsódromo de la Feria de Cali se lució

Un total de 1.250 bailarines y 250 artistas dieron inicio a la Feria de Cali 2013 con el aclamado Salsódromo ante los miles de caleños espectadores en la Autopista Suroriental.

A pesar de la reventa de boletas denunciada por algunos asistentes, el show de los más de 1250 bailarines y el desfile de las ocho carrozas del 'Despertar de Carnaval' hizo brillar de nuevo el desfile inaugural de la Feria.

A reventar estuvo el Salsódromo de la 56 Feria de Cali. Aunque se estimaba la asistencia de casi 60 mil espectadores, la afluencia de público en graderías y en las zonas de acceso gratuito mostraron que se sobrepasó esta cifra. Fue una tarde soleada con una sobredosis de alegría, sabor y rumba a lo largo de la Autopista sur oriental entre carreras 56 y 36, epicentro del desfile inaugural. El buen comportamiento imperó durante el desfile.La cuota más alta la pusieron los salseros Richie Ray y Bobby Cruz con su Sonido 'Bestial'. Con su descarga musical era imposible quedarse sentado. Al unísono, los asistentes cantaban y bailaban su gran éxito y recargaron energías para seguir disfrutando, por tres horas y media, la presentación de los 1.250 bailarines y las ocho carrozas que se desplazaron a lo largo del desfile. Desde el puente de la Autopista con Guadalupe los bailarines y artistas del desfile, tras ultimar los detalles de vestuario y coreografía, descendieron para dar inicio al recorrido. Antecediendo el paso de las carrozas, hicieron presencia los abanderados del desfile: los medallistas de Baile Deportivo de los Juegos Mundiales 2013, Adriana y Jefferson, quienes recibieron la ovación del público. Los primeros en desfilar fueron la comparsa 'Ensamble Titiko' y los bailarines de Asobasalsa. 50 bailarines de 10 escuelas de salsa le enseñaron al público sus mejores pasos vestidos con el tricolor nacional y al son de 60 percusionistas entre hombres y mujeres de las orquestas de Cali, dirigidos por 'Gary' Domínguez.Luego y ante la euforia de los caleños espectadores apareció la primera carroza 'Despetar del Carnaval' con los salseros Richie Ray y Bobby Cruz, acompañados de los campeones de Salsa en la categoría 'estilo caleño', Angie Osorio y Nilson Castro; junto a la pareja imagen de la Feria de Cali 2013, Julián Valencia y Claudia González.Los artistas estaban a bordo de una carroza adornada con figuras representativas a la ciudad: el maestro Jairo Varela, los 'diablitos', el río Cali, la salsa y los tambores.La fiesta la continuó la segunda carroza animada por la orquesta Salsa Máster, ganadora de la modalidad 'ensamble' en el Festival de Salsa de Cali, junto a la pareja de bailarines de Stilo y Sabor. A bordo de esta carroza también hizo presencia la reina de Cali, Melissa Pérez, quien se dejó contagiar por el baile. Tras ellos 20 parejas de los diferentes escuelas de salsa de vieja guardia realizaron sus presentaciones; al igual que los bailarines de la escuela Constelación Latina, ganadores en la modalidad 'Cabaret' del festival de Salsa, quienes con sus trajes azul cielo y dorado deleitaron a los espectadores.Durante la primera parte del evento, los espacios entre un acto y otro eran muy prolongados, detalle que al principio tenía impacientes a los asistentes pero que luego fue remediado conforme avanzó el desfile con la presentación de los demás artistas. La música siguió siendo el motor de la rumba que se vivía entre los asistentes y bailarines, con el paso por el desfile de las alas o secciones que rindieron honor a los países en los que la salsa es protagonista por medio de pequeños homenajes a sus grupos y cantantes representativos.Las dos primeras alas, que rindieron homenaje a La Sonora Matancera (Cuba) y El Gran Combo de Puerto Rico, pusieron un punto alto entre los asistentes quienes disfrutaron del baile de las escuelas al ritmo de canciones como: Tibiri Tabara, Caramelo; y La Fiesta de Pilito, Un Verano en Nueva York y Arroz con habichuela.Un momento de gran emotividad en la jornada fue el homenaje a Ruben Blades, que se destacó por el vestuario de los bailarines quienes hicieron una alegoría al rey Momo. La escuela Swing Latino descrestó acompañada de la música de Blades a todo el público en las graderías por la perfección y emotividad en su presentación colmada de cargadas y acrobacias.A su turno en el ala de mambo, en homenaje Dámaso Pérez Prado (Cuba), el público recibió de manera fría las escuelas Fiebre Latina, Ellite Rumba Dance y Salsa Viva, pero poco a poco el ánimo fue subiendo gracias a los bailes de clásicos como Mambo No. 5 y Qué le pasa a Lupita, que hicieron vibrar a los caleños.La coreografía conjunta entre las escuelas Pioneros del ritmo, Salca y Danza Latina, que hicieron parte de ala dedicada a la Fania All Stars, se destacó por la gran variedad de vestuarios utilizados durante el show con canciones como: Mi Gente y Anacaona.Los espectadores se contagiaron del 'Mambo Rock' en el homenaje a Alfredo Linares (Perú), y desde sus puestos le siguieron el paso a las escuelas de baile a las escuelas Senfol, Al compás del tango y la Salsa e Imagen y Expresión.En el ala de homenaje al Grupo Niche se destacó la propuesta coreográfica de la escuela Rucafé.Para finalizar, las escuelas Fusión Son de Luz y Aguanile, los tremendos de la Salsa y Tropical Swing, con sus vestuarios coloridos, bailaron clásicos de Fruko y sus Tesos como: A la memoria del muerto, Los charcos, Tania y El preso.El Salsódromo tuvo un final acorde a la espectacularidad del desfile con la presentación de Herencia de Timbiquí en la carroza alegórica al Pacífico, junto a los bailarines Stefania y Wader, ganadores de la categoría 'On One' del Festival de Salsa.El cierre estuvo a cargo de Guayacán Orquesta, que con todos los éxitos de sus 25 años fue el deleite de los espectadores. La carroza era una alegoría a la mujer.El alcalde de Cali, Rodrigo Guerrero, dio un parte positivo del Salsódromo y lo destacó como un evento de talla internacional. "Estamos fascinados, fue un espectáculo grandioso y muchos de los errores del año pasado fueron superados; la gente pudo disfrutar de manera organizada del Salsódromo", indicó.Además reiteró que se encuentran estudiando la posibilidad de realizar el Salsódromo el próximo año en las horas de la noche para facilitar el trabajo de los artistas. "Podríamos hacerlo en las horas de la noche, sólo necesitamos iluminar muy bien el lugar del desfile y superar el problema del calor para los artistas, con un espectáculo más bonito con lentejuelas donde se resalten más los vestuarios", enfatizó Guerrero.Reventa de boletasAlgunos de los asistentes al Salsódromo denunciaron que de nuevo, como en versiones anteriores, hubo presencia de revendedores a los alrededores de la Autopista.Según la denuncia que conoció Elpais.com.co, se podían conseguir boletas de gradería por $100.000. Incluso, uno de los espectadores le contó a Elpais.com.co que compró tres boletas de palco a $200.000 pero no le permitieron la entrada.De igual forma y a pesar de las zonas gratuitas, el público se quejaba de que algunas graderías se encontraban vacías mientras en otros sectores había aglomeración y tumulto.Incluso, en la zona reservada para familiares de los artistas y personajes invitados, quienes ingresaban con una manilla verde, los espectadores tumbaron las vallas y entraron por la fuerza.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad