Organizaciones sin ánimo de lucro ayudan en esta navidad

Diciembre 09, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Andrés Felipe Alvarez | Cali Sur

Durante todo el año, varias organizaciones del Sur han trabajado con amor por el bien de sus semejantes. La época de Navidad es propicia para reconocer esa labor y para que más caleños se unan a ellas.

Cuando las luces navideñas se encienden y las tonadas de los villancicos hacen eco en cada rincón del Sur, la sensibilidad de muchas personas se despierta y buscan compartir con los menos favorecidos un poco de lo bueno que les ha dejado el año que se va.Una positiva iniciativa, sin duda, que se puede sumar a la labor que durante todo el año realizan varias organizaciones sin ánimo de lucro asentadas en este sector de la ciudad.“Si todos tuviéramos un poquito de conciencia social, el panorama de nuestra sociedad sería diferente. es un deber nuestro como ciudadanos apoyar estas causas”,Una asociación de recicladores localizada al margen del río Lili, un hogar de paso creado hace quince años por un sacerdote en el barrio Alameda, un grupo de profesionales que hace trabajo social desde 1963 y una comunidad católica que calma el hambre de cientos de indigentes todos los domingos son algunos de ellos.Sin embargo, cada uno de estos esfuerzos podría dar más frutos si otros habitantes del Sur se sumaran a su propósito de brindarles alegría y posibilidades de una mejor vida a quienes más lo necesitan.Con este mismo objetivo, Cali Sur quiere destacar la labor abnegada y silenciosa que llevan a cabo quienes conforman estas cuatro organizaciones. Por el amor que profesan hacia sus semejantes, ellos brillan con luz propia en Navidad. Ángeles que rondan las calles Todos los jueves en la noche, las tazas humeantes de chocolate atraen a quienes ya estaban resignados a dormir con hambre.Quien sirve la bebida caliente y la reparte acompañada de pan es el padre Gustavo Echeverry, líder de la Fundación Ángeles de la Calle, que desde hace quince años realiza esa labor con la intención de brindarle una nueva oportunidad de vida a quienes pasan sus días en los andenes de la capital del Valle.Junto a un grupo de 25 personas, el religioso visita semanalmente los ‘parches’ del Parque de las Banderas, de la Calle Quinta con Quinta, la Avenida del Río y la Calle 9 con Carrera 15.Sus comensales son habitantes de la calle y mientras disfrutan de los alimentos, entonan canciones, leen la biblia en voz alta y comparten sus experiencias de vida y son invitados a iniciar una nueva vida.Todos los días hábiles del año, el hogar de paso que lleva el mismo nombre de la fundación abre sus puertas para más de quince hombres que habitan la calle.Desayuno, ducha, medicinas, ropa limpia, oraciones, asesoría psicológica, actividades lúdicas y almuerzo ofrecidos a quienes desde temprano tocan las puertas de esta casa ubicada en el barrio Alameda.“En cada hermano indigente hay la posibilidad de recuperar una persona que le aporte algo a la sociedad”, afirma el líder espiritual.La Fundación Ángeles de la Calle está ubicada en la Calle 5A No. 22-99.Para vincularse con donaciones o trabajo a esta labor social, comuníquese con los teléfonos 5570211 o al 310 4733907.Sembradores de Vida La búsqueda de una sociedad con igualdad de oportunidades es el principal objetivo de la Asociación Voluntariado El Sembrador.En 1963 un grupo de caleños caritativos inició una labor social sin ánimo de lucro, repartiendo alimentos y ropa a los más necesitados. Hoy este voluntariado está ubicado en 43 ciudades de Colombia y realiza proyectos con infancia en abandono, problemáticas sociales, atención al adulto mayor, atención integral en brigadas sociales, creación de microempresas a madres cabeza de familia y prevención de abuso sexual.“Descubrimos que el verdadero sentido de nuestra existencia es el servicio a los demás. Por eso trabajamos incansablemente para aportar algo a la sociedad”, señaló Fernando Ruano, director de la fundación.Profesionales en diferentes ramas hacen parte del ‘Banco de Tiempo’ de esta entidad, que consiste en poner sus conocimientos al servicio de las comunidades. Actualmente el voluntariado está recibiendo donaciones para atender a los afectados por la emergencia invernal que sufre la región.Además, tienen programadas dos brigadas navideñas que beneficiarán a 300 familias de los barrios El Poblado y Unión de Vivienda Popular. Quienes quieran hacer donaciones o trabajar con El Sembrador, pueden comunicarse al 5510378 o al 315 5418755.Salvadores de almasLos primeros rayos de sol del domingo hacen que cientos de personas, en diferentes lugares de Cali, abandonen sus camas de concreto y se dirijan a la cita sagrada en la retreta frente a La Ermita.Desde las 6:30 de la mañana, un grupo de más de 50 personas los espera con una taza de chocolate, un sandwich de jamón y queso y mensajes de amor y positivismo. Se trata de los ‘Servidores del Servidor’, una comunidad que trabaja en Cali desde octubre del 2007 llevando alimento cada fin de semana a más de 350 habitantes de la calle.Alfonso Caicedo, fundador de la comunidad, explicó que el trabajo que ‘los Servidores’ realizan consiste en difundir la palabra de Dios y mostrarle a estos ciudadanos que existen muchas posibilidades de dejar atrás la vida de droga y abandono en la que se encuentran.“Somos una comunidad católica que busca la salvación de las almas de estos hermanos menos favorecidos por medio de cuentos, del Evangelio y de historias positivas de vida”, manifestó Carmen Elena Lorza, una de las líderes espirituales.Los ‘Servidores del Servidor’ que pretenden ampliar su campo de acción y en un futuro fundar un hogar de paso.Reciben cualquier tipo de donaciones y entregan certificado de las mismas a empresas o personas naturales.Si quiere hacer parte de esta obra social donando su tiempo, dinero o alimentos no perecederos, comuníquese con Alfonso Caicedo al 314 8887405.Unidos por el medio ambienteLa Navidad ya llegó para las 44 familias que habitan el asentamiento ubicado junto al río Lili.Todos los residentes de este sector dejaron por un momento sus actividades de reciclaje y llevaron a sus pequeños niños a recibir regalos y un refrigerio navideño.La Asociación de Recuperadores Ambientales, liderada por Gloria Mercedes Carvajal, es la encargada de realizar actividades durante todo el año en beneficio de los recicladores de este sector del sur de la ciudad. En el 2007 esta entidad los organizó para prestarle un servicio a la comunidad y así dejar de ser vistos como un problema que escarba en sus basuras.“Desde entonces trabajan uniformados, separan el material con el aval de los habitantes de las casas y los conjuntos residenciales y se capacitan en técnicas de preservación del medio ambiente”, manifestó doña Gloria.Esta organización se caracteriza por realizar eventos lúdicos con el fin de crear conciencia ambiental en la comunidad de Ciudad Jardín y los barrios aledaños, como la campaña ‘Recicla, recicla, monta en cicla’.Sin embargo, el punto a destacar de la Asociación de Recuperadores Ambientales es el trabajo social con los recicladores. Durante estos tres años de labores los ha capacitado en separación de residuos y utilización del papel, así como en convivencia y seguridad ciudadana. Además, se realizó un bautizo colectivo para los menores, se les brindan posibilidades de estudios de primaria y secundaria y todas las familias fueron afiliadas al Sisbén.El próximo 16 de diciembre se llevará a cabo en el Humedal de La Babilla la novena de aguinaldos con los recicladores y sus familias. Si quiere unirse a esta causa y apoyar los proyectos que realiza la asociación durante todo el año, comuníquese al teléfono 320 6774199.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad