Ordenan desmonte de torre de comunicaciones tras tutela por salud de un niño

Ordenan desmonte de torre de comunicaciones tras tutela por salud de un niño

Noviembre 15, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Ordenan desmonte de torre de comunicaciones tras tutela por salud de un niño

Movistar indicó que no puede retirar la torre de telecomunicaciones hasta hallar el sitio donde pueda reemplazarla, debido a que si dejan sin servicio a los clientes, serán multados por la Comisión de Regulación en Comunicaciones. En el sitio hay equipos para tecnología de voz y datos móviles de 3G y 4G.

Juzgado Civil del Circuito tuteló los derechos de la salud a un menor de edad. Movistar dice que cumplir la orden dejará sin cobertura a parte del sur de Cali.

El Juzgado Segundo Civil del Circuito de Cali falló a favor del derecho a la salud de un menor de edad y ordenó el desmonte de la torre de telecomunicaciones de propiedad de Telefónica, donde también están instalados equipos de Avantel.El fallo fue proferido el pasado 29 de octubre, tras una apelación de una sentencia en primera instancia, también a favor del niño, del 23 de septiembre de este año, emanado del Juzgado 24 Civil Municipal de Cali.Según lo indicado por los dos jueces, se hace uso del principio de precaución para favorecer los derechos a la salud y la vida del menor de edad, quien presenta un cuadro clínico de trombocitosis leve (presencia de un alto número de plaquetas en la sangre), que según su padre, Alexander González, es consecuencia de las ondas magnéticas que emiten los equipos de telecomunicaciones instalados en la casa vecina a su residencia.La torre de telecomunicaciones está ubicada en la Carrera 29A #9B-49, barrio Champañat y según los documentos presentados por Telefónica, cuenta con todos los permisos para estar en la zona. La infraestructura está en esa casa desde octubre del año 2005.Sin embargo, González indicó que desde hace dos años solicitaron a las propietarias de la vivienda que alquilaron el espacio para la instalación de la torre que retiraran la infraestructura. “Como todo fue en vano, acudimos a la acción de tutela porque queremos proteger la salud del niño, la nuestra y la de los vecinos”, anotó.La tutela ordenó que se desmontara la infraestructura en diez días contados a partir de la notificación de la tutela, tiempo que se cumplió esta semana.Lo que dice TelefónicaDiana Rivera Campo, gerente regional de Movistar, indicó que desmontar la radio base que se encuentra en ese predio involucrará dejar sin servicio de telefonía celular tanto en voz como en datos a seis barrios del centro-sur de la ciudad, como Champañat, Alameda, Junín, San Fernando, Colseguros y Los Cámbulos, que tienen una importante presencia comercial.La afectación también se extiende a la cobertura de las personas que usen los servicios de las Canchas Panamericanas y el Estadio Pascual Guerrero.Según cálculos de la operadora de telefonía móvil, con la decisión del juez se afectaron 25.000 clientes que viven por esta zona. “Estadísticas de la empresa registran que cada hora hay 1200 usuarios usando el teléfono para hacer llamadas por ese sector y 700 están conectados a los datos móviles gracias a sus celulares y otros dispositivos”, aseveró la vocera regional de Movistar.Agregó la señora Rivera Campo que le solicitarán al juez que se amplíe el plazo para hacer el desmonte de la torre de telecomunicaciones que tienen en este predio de Champañat, debido a que “la empresa está obligada a ubicar otro sitio cercano para poder trasladar la infraestructura. Nuestra obligación es garantizarle el servicio a nuestros clientes”.En el caso de Avantel, la empresa ya comenzó el desmonte, tal como lo confirmó El País en una visita al sitio. Técnicos de la empresa indicaron que trasladarán sus equipos a una torre cercana.Entre tanto, el padre del menor, Alexander González, indicó que ya tiene listo el incidente de desacato de la tutela contra Movistar porque no ha hecho el traslado de la infraestructura.Óscar Medina, gerente técnico de la regional de Movistar en el suroccidente (Cauca, Valle y Nariño), aseguró que los equipos no causan ningún problema a la salud y que aunque le solicitaron a los jueces que se ordenaran exámenes para poder vincular la enfermedad del menor con la presencia de la torre, no se ordenó un peritaje.La Gerente Regional de Movistar indicó que “el problema no radica únicamente en este fallo puntual, sino en que ya tienen varias tutelas de personas que alegan problemas de salud relacionados con las ondas que emiten los equipos, pero que no tienen ningún sustento científico”.Solo para el caso de Movistar, en Cali ya se tramitan en los juzgados cinco tutelas relacionadas con la salida de las torres de antenas de las zonas residenciales, en diferentes puntos de la ciudad.Nancy Patricia Gutiérrez, presidenta de Asomóvil, manifestó que existe un desconocimiento de la población sobre la afectación a la salud que generan estos equipos. “Hay muchos mitos alrededor de esto. La Organización Mundial de la Salud ha estudiado el tema y descartó que haya efectos que perjudiquen a la población”.La directiva explicó que hace falta una mayor divulgación de los estudios médicos sobre el tema, así como los efectos que tiene para el servicio y para la gente que requiere de buenos niveles de servicio en telefonía de voz y móvil. “No dejar instalar una antena genera problemas de competitividad para una ciudad, que hoy depende de la conectividad”, afirmó Gutiérrez.La vocera del gremio dijo desconocer cuántas tutelas se están tramitando contra las torres de antenas ubicadas en zonas residenciales del país.¿Qué dicen los expertos?Andrés Navarro, director del Grupo de Investigación en Informática y Telecomunicaciones de Icesi, dijo que hasta ahora no hay ningún estudio en el mundo que pueda dar algún tipo de relación entre las antenas de telecomunicaciones y una enfermedad.“La OMS lleva diez años haciéndolos y no hay evidencia ni a favor ni en contra. Puede pasar una generación completa para determinarlo con certeza, es decir que pasarán entre 50 a 80 años”, explicó.Agregó que los límites de las ondas que emiten estos equipos son medidos por la Agencia Nacional del Espectro y en Colombia no se exceden esos parámetros.Las antenas, dijo, son necesarias dentro de las ciudades para garantizar niveles de servicio en telefonía y datos móviles. ”Entre mayor uso del celular, más antenas se deberán instalar”, concluyó.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad