Opinión: Malla vial y ciudadanía

Opinión: Malla vial y ciudadanía

Marzo 11, 2015 - 12:00 a.m. Por:
José Ríos Alzalte | Columnista Invitado

El ciudadano José Ríos expone su opinión sobre el problema de huecos en calles de Cali y el Plan Bacheo que adelanta la Alcaldía.

En los últimos años Santiago de Cali, ha sufrido gran deterioro en su red vial y las últimas administraciones echaban de menos su intervención: ligada a prioridades en otros segmentos de inversión pública, a falta de recursos, o porque el bacheo de vías se definía con fines estrictamente electorales.La administración del Alcalde Guerrero, en los últimos dos años ha mostrado importantes avances en la recuperación de vías, que según comunicados oficiales y para los puntos más críticos de la ciudad, han logrado intervención en aproximadamente 340.000 m2 de vías que presentaban huecos tanto en sector urbano como en rural (septiembre 2014), así pues, las cifras oficiales indican que se ha reparado el 48% de la malla vial del municipio (febrero 2015).Pareciera no obstante, como sí estos esfuerzos fueran insuficientes, ya que las vías se siguen deteriorando, y precisamente porque el flujo vehicular va en aumento, y el Sistema de Transporte Masivo como actor vial puede influir (mera especulación) en dicho menoscabo.Han aflorado iniciativas ciudadanas que han pretendido liderar de una u otra manera la solución a esta problemática, buscando motivar tanto al ciudadano común como a la empresa privada, en procesos de gestión compartida con la administración e incluso en actividades netamente ciudadanas, pero eso no ha sido suficiente. La ciudadanía no puede suplir la labor de la administración, y ésta no puede sustentar que los recursos son insuficientes o que existen otras prioridades en la Inversión Social, sin embargo, la empresa privada en su entorno de Responsabilidad Social, debería ser más protagonista.Durante mucho tiempo se omitió el debido mantenimiento de las vías y ahora aparecen las consecuencias. No podemos dejar que la vía se acabe o se deteriore, para proceder a intervenirla; una intervención periódica permite optimizar tiempo y recursos.Los ciudadanos y en general los actores viales (conductores, peatones, ciclistas, etc.) reclamamos unas condiciones más dignas de movilidad, y por supuesto, que hacemos estricta referencia al tema de los huecos y no al tema de la congestión vehicular, que constituye otra variable para el análisis.La sobretasa a la gasolina motor extra y corriente que rige en el municipio, tiene destinado un porcentaje para el mantenimiento de la red vial en general, de zona urbana y rural, por ello el “Plan Bacheo” de la administración no sólo debe hacerse en vías principales (aparentemente por aquellas dónde circula el Sistema de Transporte Masivo) sino también por aquellas vías secundarias o barriales, que tienen una mayor incidencia en el sentir ciudadano, porque nos generan un mayor sentido de pertenencia y nos hacen sentir -al ser reparadas- que la inversión nos llega y la gestión pública se hace tangible.Debemos copiar modelos de otras ciudades (transferencia de políticas públicas), que escuchan a la ciudadanía en el reporte de huecos en las vías, para proceder en tiempos perentorios a su reparación, y considerar la posibilidad de adaptar a este proceso, nuevas tecnologías que apoyen el trabajo arduo de las cuadrillas de bacheo simple. #WeLoveCali@joseriosalzateLea aquí: Huecos se ‘devoran’ vías internas de los barrios de Cali

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad