Opinión: ¡Cabalga el caos!

Diciembre 28, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Ossiel Villada | Jefe de Redacción Online de El País
Opinión: ¡Cabalga el caos!

Tras la cabalgata se escucharon múltiples quejas por los desórdenes en vías del sur, donde les echaban espuma a carros y peatones.

Los problemas en la última edición de la cabalgata de la Feria de Cali llevan a reflexionar sobre qué debe suceder con este evento.

Una persona muerta. Animales lastimados. Ríos de espuma alentando la violencia. Imágenes de televisión en las que se ve a hordas de delincuentes y desadaptados, algunos exhibiendo impúdicamente armas blancas y contundentes con las que amenazaban hasta a la Policía en la Autopista Sur. Este caos no se puede seguir promoviendo ni justificando. Si el alcalde Rodrigo Guerrero es coherente en su discurso y sus acciones, el año próximo no puede mantener la cabalgata dentro de la ciudad. No más excusas. No nos digan más que es un problema de cultura ciudadana. Señores de la Alcaldía y Corfecali, tomen medidas de fondo.Esta cabalgata caótica dejó de ser un evento lúdico o atractivo, y pasó a convertirse en una amenaza pública y una vergüenza para nuestra Feria. No es comprensible que se siga justificando el caos de la cabalgata con el débil argumento de que “es que tiene público”. El Salsódromo, el Encuentro de Melómanos, el Día del Pacífico y otros eventos maravillosos de la Feria también lo tienen, incluso mucho más, y no ocurren este tipo de desmanes. Si cada año es peor, ¿por qué no se aborda el debate serio sobre qué hacer con ella? Personalmente no creo que deban acabarla. Los amantes de la cultura equina tienen derecho a realizar su jornada. Pero es absolutamente claro que la Cali del Siglo XXI ya no da para meter 3.000 caballos por el casco urbano, en un recorrido en el que muchas personas pierden el control de los animales por estar bajo los efectos del alcohol, mientras otras les lanzan espuma a los animales y jinetes sin medir consecuencias. No nos digamos mentiras: no hay cómo poner un policía en cada metro del recorrido para evitar que el jinete se emborrache o la gente arroje espuma. Nos faltan 100 años de cultura y mucha inversión en educación para lograrlo. La cabalgata debe ser el eje central de la feria rural. Ese es su espacio natural. Y se le debe reemplazar por otro evento popular. Sí es posible. ¿O es que no tenemos imaginación para reinventarnos?

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad