Opinión: así está Cali, un día después del paro de transportadores

Opinión: así está Cali, un día después del paro de transportadores

Agosto 30, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Margarita Rosa Silva Daza | Reportera de El País
Opinión: así está Cali, un día después del paro de transportadores

Metrocali anunció que el servicio del MÍO será gratuito este 30 de agosto.

¿Qué va a pasar hoy? ¿Saldrán los transportadores a 'tirar piedra' de nuevo? ¿Por qué no aparecen? ¿Acaso planean algo?

Cali hoy, un día después del paro de transportadores que dejó siete heridos, 50 buses del MÍO averiados y varios judicializados, parece la sucursal de la calma.En la Roosevelt, una de las avenidas más transitadas (donde vivo), pasan tres o cuatro carros, cuando me asomo por la ventana. El ruido de vehículos pitando y de armatostes circulando, que normalmente oigo al despertar, no se siente.Hoy no hay Pico y Placa. Sin embargo, las vías no están atestadas de carros. Las calles de la ciudad parecen en lunes festivo. Hay gente caminando, esperando el MÍO, no son tantos, nada que aterre.El Masivo tampoco está lleno, aunque el pasaje es gratis. No está lleno como ayer, cuando a esta misma hora (8:00 a.m), la estación de San Pascual parecía la entrada al concierto de la Feria de Cali. Ríos de gente empujando, calor, personas comentando que Cali no es nada sin los buses. Cuando ayer, a esta hora, el Esmad y protestantes que pinchaban llantas de los buses del MíO, se debatían en una batalla campal de gases lacrimógenos que dejó como saldo en rojo dos bebés en el HUV gravemente afectados. No, hoy la gente transita sin gesto: sin preocupación, sin alegría. Podría llamarse incertidumbre. Algunos murmuran "hoy había que salir temprano". Otros no mandaron a sus hijos al colegio, "por si acaso".¿Qué va a pasar hoy? ¿Saldrán los transportadores a 'tirar piedra' de nuevo? ¿Por qué no aparecen? ¿Acaso planean algo?A lo mejor estoy paranóica. Puede que sea un día normal, con los mismos buses de siempre, la misma gente, los mismos carros. Pero a lo mejor coincido con el pensamiento de muchos, que estamos en medio de una pelea en que ni Alcaldía ni transportadores ceden. En que ambos tienen razón, pero también hay que repensar las maneras, los diálogos, los momentos. Tal vez se empezó un poco tarde a pensar en diálogos y ayer fue el día en que explotó una bomba que era la 'crónica de una muerte anunciada'.Habrá que esperar. Sólo espero que no tengamos de nuevo la pesadilla del pasado miércoles. Porque, no lo digo yo, lo dijo el presidente Santos: no hay que cometer de nuevo los errores del pasado.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad