Once cosas que todo caleño debería saber sobre los temblores

Once cosas que todo caleño debería saber sobre los temblores

Marzo 12, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Once cosas que todo caleño debería saber sobre los temblores

El Observatorio Sismológico del Suroccidente está ubicado en la Universidad del Valle. Elkin de Jesús Salcedo, su jefe, dice que la gente de Cali debe educarse mucho más en prevención sísmica.

¿Qué tan propensa es la ciudad a un sismo como el que sacudió el martes al centro del país? ¿Cuándo ocurriría? ¿Qué hacer cuando se presente? Responde el jefe del Observatorio Sismológico del Suroccidente, Elkin de Jesús Salcedo.

Circula una información en redes sociales según la cual muy pronto habrá un terremoto. ¿Qué fundamento puede tener esa predicción?Hay una forma de predicción de mediano y largo plazo, que se hace a través de unos estudios de amenaza que lo que indican es la propensión sísmica en ciertas zonas. La ocurrencia de los terremotos o sismos corresponde a un proceso de liberación de energía al interior de la tierra; estos movimientos son monitoreados a través de redes sismológicas que se instalan alrededor de todo el territorio nacional.Hasta ahora la predicción de los terremotos desde el punto de vista físico no ha sido posible. Decir con exactitud el lugar, la magnitud, y el tiempo de ocurrencia, hasta ahora no se ha podido. Cualquier noticia que pueda estar circulando es una especulación que no está sustentada bajo ningún criterio científico. ¿Qué es lo que debe hacer una persona, en su casa, en caso de un sismo? ¿La recomendación de la abuela de pararse bajo el quicio de la puerta sigue siendo efectiva?Lo principal es la calma. Pero es muy importante que la persona conozca el entorno en que se mueve cotidianamente, saber en qué lugares no podría ubicarse, es decir, ventanales que puedan quebrarse, muebles pesados que no estén bien sujetos a la pared. Se habla mucho del quicio de la puerta pero es algo relativo porque si el lugar no tiene bien la estructura como para que el quicio soporte, no funcionaría, como no funcionaría estar debajo de una mesa. Lo que mejor funciona es conocer el lugar.La gente puede conocer su casa, su sitio de trabajo, pero es imposible tener la misma información de todas partes... Generalmente, y eso es una ley que cobija a todas las edificaciones, debe haber una señalización que indique a la comunidad que las habita o las transita, cuáles son las rutas de evacuación, cuáles son los sitios de seguridad establecidos previamente dentro de un plan de manejo del riesgo. Al entrar a una edificación uno suele pasar por alto eso, pero si gastamos un segundo poniendo atención podemos salvar nuestras vidas.Usted habla de zonas de propensión sísmica. ¿Cali en qué zona está?Las ciudades que están al occidente colombiano están en un lugar de interacción entre la Placa Suramericana y la Placa del Pacífico, lo que hace que por naturaleza sea una zona propensa a eventos sísmicos con magnitudes de intermedias a grandes. Es de esperar que en este tipo de zonas, donde ya ha ocurrido un terremoto, se vuelva a presentar hacia el futuro. ¿Cuándo? No lo sabemos. Pero es claro que va a volver a ocurrir. El último gran sismo en Cali ocurrió el 15 de noviembre del 2004. ¿Si estamos en una zona de propensión sísmica alta, nos acercamos a otro?Los sismos tienen cierta regularidad en el tiempo pero esa regularidad es la que no podemos establecer. Cali, históricamente, ha tenido eventos sísmicos que la han afectado sin que el epicentro haya sido exactamente el territorio caleño o vallecaucano. Por ejemplo el sismo del 2004, que se produce por la interacción de las dos placas tectónicas, se había dado casi con las mismas características en 1991; eso no quiere decir que 13 años después del 2004, o sea en el 2017, se vaya a dar otro sismo igual. No funciona de esa manera. Lo que sí da es una pequeña idea de regularidad temporal de la ocurrencia de los sismos. Lo que podemos decir es que estamos en una zona que de acuerdo con los estudios nacionales de peligros sísmicos, tiene una gran posibilidad de ocurrencia en gran parte de su territorio.¿Qué tan preparada está Cali para un evento sísmico de magnitud mayor?Desde el punto de vista de los suelos, Cali tiene características específicas: algunas zonas, que han sido zonas de relleno por la sedimentación de los ríos, tienen un grado de peligrosidad mayor. Sabemos que algunas estructuras pueden ser anteriores al momento en el cual se hicieron vigentes los códigos de sismorresistencia, es decir, edificaciones que de una u otra forma podrían tener un mayor grado de vulnerabilidad. Lo otro es que la comunidad no ha sido educada de la mejor manera. Con la entrada en vigencia de la Ley de Gestión del Riesgo hemos tenido un avance significativo en torno a los organismos de prevención y mitigación, Cali ha tomado muy en serio esa situación, su comité de gestión del riesgo se mantiene activo y funcionando. En los aspectos anteriores hay falencias.Entonces una de las mayores falencias es la falta de educación que tenemos todos…Hombre, yo diría que sí. Pero falta educación no solo para el momento en que se presente el sismo. Podríamos dividir el problema en tres etapas: antes del sismo, la gente no toma medidas de prevención, como por ejemplo, la preparación que hay que tener en la casa. La segunda etapa, el evento sísmico: la gente no se prepara para saber reaccionar. Y la otra etapa es la posterior al sismo, porque después pueden venir las réplicas y también hay que estar preparado.La gente debería tener en cuenta que después de un sismo es aconsejable dejar las líneas telefónicas libres para no saturarlas impidiendo el trabajo de las autoridades y los organismos de socorro. Ahora con la proliferación de las redes sociales todo el mundo se dedica a chatear, en ocasiones a hacer chanzas y también saturan las redes en estos momentos.Las redes sociales son una ayuda en la divulgación de información, pero son un doble filo...Son positivas porque permiten que trascienda la información más rápidamente, cuando la información se canaliza de manera veraz y oportuna. Pero también está la parte negativa: cualquier persona utiliza las redes para difundir informaciones erradas. Por ejemplo, en el día de hoy (ayer miércoles) ha sido muy mencionada una información de redes sociales según la cual estamos ad portas de un terremoto grandísimo. Eso hace mucho daño porque entra en pánico la comunidad, la comunidad no sabe cómo reaccionar. ¿Es cierto que Cali está en el centro de todas las amenazas sísmicas del país?No en el centro. Estamos en una zona cercana a la interacción de las dos placas tectónicas (Suramericana y Pacífica) y a varias fuentes sismogénicas (que producen terremotos), por lo que hay proximidad a cierto grado de peligrosidad, pero no es que estemos en el centro de las amenazas.¿Los suelos blandos de Cali hacen que la vulnerabilidad sísmica de la ciudad sea mayor en ciertas zona?Toda el área de sedimentos que ha dejado por ejemplo el río Cauca y que hoy en día está ocupada, hace parte de esas zonas. Pero ahí están justamente las medidas que se han venido tomando, eso es parte de lo que hay que abonarle a la preparación que se ha hecho en la ciudad. Hay vulnerabilidad en toda esa zona que puede ser inundable a orillas del río Cauca y que puede estar sujeta a un fenómeno de licuación en momentos de la ocurrencia de un sismo; se puede generar un hundimiento porque son sedimentos que no están bien consolidados.¿Un sismo fuerte podría hacer colapsar el jarillón del río Cauca?No lo podría decir con exactitud, pero que sí hay cierto grado de peligrosidad, lo hay, porque en esa zona, por los sedimentos, la onda sísmica tendería a amplificar su movimiento del suelo. Tendríamos que avanzar muchísimo en los estudios para saberlo con precisión. Pero que hay peligro, lo hay. No es discutible.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad