Olga Lucía Criollo, la reportera de la paz

Olga Lucía Criollo, la reportera de la paz

Septiembre 26, 2017 - 11:30 p.m. Por:
Redacción de El País 
Olga Criollo

“Lo mejor es tener la certeza de que, aunque las circunstancias vayan cambiando, en la redacción se siguen librando importantísimas batallas periodísticas”, Olga Lucía Criollo

Bernadro Peña / El País

Solidaria, profesional, fiel a sus creencias. Así podemos describir a Olga Lucía Criollo que, en los premios a la Excelencia Periodística Rodrigo Lloreda Caicedo, fue destacada como ‘Reportera del Año’.

Junto a ella, los mejores trabajos de investigación, reportería, fotografía y diseño gráfico de El País fueron premiados por un jurado externo de primerísimo nivel.

María Elvira Domínguez

La directora y gerente general de El País, María Elvira Domínguez Lloreda, al momento de dar su discurso en los premios a la excelencia Rodrigo Lloreda.

Bernadro Peña / El País

En su discurso, la directora de El País, María Elvira Domínguez Lloreda, destacó: “Nuestros periodistas imprimen un sello de calidad que cada día nos fortalece, reflejando los principios de responsabilidad, rigurosidad y veracidad que nos han hecho merecedores de la confianza de nuestros lectores”.

Y prueba de todos estos valores es la nueva reportera del año, quien llegó al mundo del periodismo gracias a la influencia de la radio. No se perdía ningún programa deportivo, tanto que en su casa hablaban de “Olga y sus amigos imaginarios” porque, según su padre, permanecía ‘pegada’ a la radio todo el día.

Las letras siempre fueron su pasión, aquellas que le permitían expresarse y luchar contra su timidez natural. “En la Universidad siempre luché contra la presentación de noticias. Mi timidez me hacía arruinar las grabaciones”, comenta Olga Lucía, que en cambio se convirtió en la más minuciosa, aguda y valiente entrevistadora. Y equilibrada, porque desde la sección Poder, donde trabaja, debe confrontar a líderes de todos los sectores de opinión de un país tan complejo como Colombia.

Recuerda que en el colegio, en las pruebas vocacionales, no tuvo grandes sorpresas. Lo suyo, definitivamente, eran las letras, los libros, la escritura.

“En la Universidad del Valle, en mis primeros semestres una profesora nos solicitó escribir un cuento y yo tuve una buena idea porque mis hermanos, en ese entonces, eran amantes del rock duro y escuchan bandas pesadas como Black Sabbath, Kiss, y tenían afición por el 666 o por el diablo. Así que escribí mi cuento sobre este tema pero, cuando la profesora revisó el texto, me pregunto de dónde lo había copiado”. No podía creer que aquella joven tímida y silenciosa tuviera una voz tan potente cuando se expresaba por escrito.

Familia Olga Criollo

De izquierda a derecha: Raúl Criollo, Olga Lucía Criollo, Antonio Criollo Narváez, Andrés Criollo (atrás) y Eymar Criollo.

Bernadro Peña / El País

Ese talento por la escritura pronto la condujo al periódico El País, donde ha desfilado con éxito por numerosas secciones. Diego Martínez Lloreda, director de Información del periódico, la define como “una periodista sobresaliente en los diversos cargos que ha desempeñado a lo largo de los 21 años que ha estado en esta empresa”.

Y añade que “aunque está distinción se llama Reportero del Año, quienes participamos en la selección del ganador solemos fijarnos en la trayectoria anterior de los candidatos. En esa medida, este también es un reconocimiento al recorrido periodístico de una persona”, cerró el director de Información.

‘Olguita’ asegura que todo se lo debe a su madre, a su padre y a sus hermanos, que vieron más allá de su figura menuda y creyeron en la periodista aguerrida que, en el último año, cubrió con rigor asombroso el Proceso de Paz y obtuvo entrevistas que parecían imposibles de lograr, como la que le hizo ganar el premio a la Mejor Entrevista, titulada “Nunca buscamos intencionalmente la muerte de los diputados”, con Pablo Catatumbo.

“Es nuestro deber informar y opinar para que nuestros lectores tengan una visión integral y objetiva de su entorno y del mundo. Es nuestra obligación investigar y denunciar los males que afectan a la sociedad, pero también la de reconocer las cosas buenas, los buenos aportes y las posibilidades de progreso de la comarca vallecaucana”, expresó la directora María Elvira Domínguez, en su discurso de entrega del premio. Estas palabras son las que mejor definen a Olga Lucía Criollo, orgulloso ejemplo del periodismo que se hace en El País.

El discurso de Olga Lucía:

Antonio, ¿para qué le vas a pagar una carrera a Olga? Ella, siendo mujer, algún día se casará y hasta allí llegará el estudio”. Antonio, mi papá, le respondió a mi madre linda: “No señora. Yo le voy a dar a ella la misma oportunidad que a sus tres hermanos mayores. Si no la aprovecha, allá ella”. Este reconocimiento que recibo hoy, ‘mi taita’, es resultado de esa noble cruzada. Por eso, pido perdón al auditorio por el atrevimiento, pero quiero aprovechar la ocasión para brindarle un homenaje en vida a Antonio Criollo, mi papá, para quien pido el generoso aplauso que ustedes quieran regalarme... Debo reconocer, sin embargo, que muchas de esas añoranzas son con personas que ya no están en el periódico y que incluso están en el Cielo, como el doctor Rodrigo Lloreda, un caballero como los de antes, a quien todavía me parece ver salir de la redacción con su mirada altiva y su portafolio color marrón...”.

Las palabras de Diego Martínez

“Que Olga Lucía Criollo, Olguita como cariñosamente la llamamos en la redacción, sea distinguida como reportera del año no sorprende a ninguno de los presentes en este escenario. Ella ha sido una periodista más que sobresaliente durante los diversos cargos que ha desempeñado a lo largo de los 21 años que ha estado en esta empresa.

Diego Martínez Lloreda, director de Información de El País.

Diego Martínez Lloreda, director de Información de El País.

Bernadro Peña / El País

Pero hablemos de su trayectoria periodística en El País: fue redactora de sucesos, de comerciales y de Valle y luego editora de Opinión, de revistas y zonales y nocturna.

Sí, pasó y sobrevivió a esa escuela de rigor y de exigencia que lidera Luis Guillermo Restrepo y en la que han sido forjados periodistas de la talla de Hugo Mario Cárdenas

y la propia Olguita, entre muchos otros. Pero así Olguita no tuviera esa brillante historia en la redacción de El País, en la que ha sobresalido por su responsabilidad, entrega y talento en cada uno de los puestos que ha desempeñado, tendría todos los merecimientos para ser distinguida en esta ocasión como reportera del año.

El propósito de esta distinción del reportero del año, además de premiar los merecimientos de un miembro de la redacción, es destacar a un ser humano y un profesional para que sirva de ejemplo a seguir para las nuevas generaciones de reportero.

Olguita, como compañero de tantas faenas periodísticas déjeme expresarle mi admiración plena. Para mí y para El País es un orgullo contar con usted en esta familia. Felicitaciones”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad