"Ofrezco a Cali una oportunidad de renovación": Nicolás Orejuela

Noviembre 15, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Judith Gómez Colley | Editora de Poder

Nicolás Orejuela.

El candidato a la Alcaldía, Nicolás Orejuela Botero, asegura que Cali es su plan A. Busca una ciudad incluyente y de oportunidades.

Nicolás Orejuela, a sus 34 años, tiene el propósito de ser alcalde de Cali, porque considera que la ciudad necesita nuevos liderazgos que trabajen de la mano con la gente para construir una ciudad que no viva del pasado. “Quiero una Cali del presente, construyendo en conjunto su futuro y que además sea incluyente”, asegura. ¿Por qué se postula a la Alcaldía de Cali?Me he preparado para eso. Soy el único de los candidatos que ha pasado por las tres ramas del poder público. Trabajé en la Corte Constitucional, en la Cámara de Representantes y en Emcali. A eso sumo tres años como decano de la Facultad de Derecho de la Universidad San Buenaventura y 20 meses en la Unidad de Acción Vallecaucana, en un trabajo articulado de sectores público y privado. Sé que este es un proceso que debo construir en las calles, con la gente para dar los resultados que esperan. Cali merece seguir creyendo y debe esperar respuestas de sus autoridades. Es decir, que se sienta parte del problema y de la solución.¿Y cree que esa experiencia es suficiente para manejar una ciudad tan complicada?La experiencia en el poder público y en el sector privado dan herramientas para comprender la dinámica de ciudad y entender que debe gerenciarse de cara a la gente y con un plan estratégico. Más que el paso por las entidades, son resultados los que puedo mostrar. Cuando estuvimos en la Unidad de Acción Vallecaucana y al hacer el proceso de los juegos mundiales, se demostró que lo que tiene el caleño se puede sacar y explotar. Eso hace parte de la construcción de sociedad. En Emcali, mi labor era la más compleja. yo velaba por proteger los recursos públicos, cambiamos la contratación para que no se siguiera haciendo a dedo y empezamos a dar mensajes de confianza.¿Cómo va a presentar su candidatura?Los avales los estoy construyendo y buscando. El fortalecimiento de la democracia también está alrededor de los partidos, pero no entendidos como negocios, sino como escenarios para visionar ideologías que tengan resultados en el tiempo. En esa lógica mi formación es de origen liberal. He tratado de buscar, por afinidad con Cambio Radical, el respaldo, que una línea de ese partido ha expresado. Estoy buscando la posibilidad de apoyo del Gobierno Nacional.¿Qué responde a los que dicen que le falta mucho pelo para moño para ser alcalde?Cuando dicen que Nicolás Orejuela no marca, preguntó: ¿dónde me han contado? Cuando dicen que me falta pelo para moño, quisiera hacer las comparaciones con los resultados que he tenido donde he estado, que los puedo mostrar y son públicos, Quisiera que esas personas tomaran la decisión de que Cali es su plan A y no el B, o de esperar a ver qué resulta, si les dan un aval o no. Cali es mi plan A. Mi resultado y mi formación la he desarrollado en y por Cali. Eso me legítima para decir que están equivocados y minimizan una buena posibilidad porque no me conocen y porque pueden tener miedo.El grueso de caleños no lo conoce, ¿cómo va a enfrentar eso?Lo primero es que ni muy joven para creer que no tengo legitimación para presentarme, ni muy ingenuo para creer que la tengo fácil. Sé que este trabajo se debe construir con las comunas, en el Oriente y en la ladera de Cali. En la ladera tengo trabajo en Terrón Colorado. la sociedad caleña tiene muchas desigualdades, un 64% de la población vive en condiciones de pobreza, donde el 44 % es de estratos 1 y 2, hay que construir ciudad con ellos. Eso no es en un escritorio, ni en la academia, es poder hablar con el ciudadano y entender sus prioridades y necesidades. Ellos esperan del político que les genere oportunidades y posibilidades de volver a creer. Hay desconfianza total. No tengo ese inri, acabo de llegar, lo que tengo son buenos resultados.¿Cómo lo han recibido en los barrios?Muy bien. Creo que tengo la posibilidad de ser cercano a la gente. Yo sé lo que es andar en bus, estudiar con crédito de Icetex, pedir un crédito a un banco. Soy víctima del conflicto, mi hermano que era piloto de la Fuerza Aérea murió en una misión. Les cuento mi historia de vida y logran identificarse conmigo. La comunidad hoy quiere una renovación en la política y nuevos liderazgos. También quiero llegar a esa parte de los estratos 3 y 4, que no participa en procesos políticos porque están aburridos y no creen. Le estoy ofreciendo a Cali una oportunidad diferente de renovación de liderazgo. Creo que ese liderazgo en lo público debe hacerse con convicción, pero innegociable y en el escenario de dignificar la política pública. Las últimas campañas han polarizado a Cali con el tema del rico y el pobre. ¿No cree que lo tilden de elitista?Siempre he sostenido que es frustrante que se continúe en el discurso de clases entre blancos y negros, ricos y pobres. Eso ha generado odios y resentimientos de lado y lado que no nos deja avanzar con la velocidad que quisiéramos. Anhelo estar en el debate de las ideas y las propuestas, es ahí donde quiero centrarme. Que me metan en un escenario de ricos y pobres, simplemente conozco ambas realidades. ¿Cómo ve a Cali hoy?Cali está organizando la casa financieramente, genera programas para buscar habilidades en las competencias de los jóvenes. Veo una ciudad que genera confianza en el Gobierno Nacional. Veo una ciudad que se preocupó por la gestión del riesgo con las obras del jarillón del río Cauca, que busca fortalecer Emcali para que genere réditos, que le apuesta a la infraestructura y al MÍO.¿Qué ciudad sueña?Una ciudad de oportunidades, incluyente, que podamos romper la brecha social que tanto daño nos ha hecho. Que recupere su rol protagónico a nivel nacional.¿Cuáles son los pilares de su proyecto?Movilidad, seguridad e inclusión social.Para llegar a la Alcaldía se necesitan alianzas políticas. ¿Bajo qué condiciones los haría?Soy consciente que para llegar a ciertos espacios se deben hacer acuerdos políticos. Esos serán bajo mis postulados, que son programas por la ciudad. No he sido ni seré títere de nadie. Lo único que quiero es cumplirle a Cali, y eso implica que ni mi alma ni la ciudad están en venta y bajo ninguna lógica serán feriadas. La prioridad es el ciudadano.¿Se siente el candidato del Gobierno Municipal?No soy el candidato de Rodrigo Guerrero porque anhelo ser el candidato de los caleños. A Guerrero lo respeto y tengo una gran gratitud con él. Me dio la oportunidad de ser funcionario. Él deja unas bases bien fundadas del camino que debe seguir la ciudad.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad