Nuevos hallazgos sobre anomalías en Calisalud

Julio 13, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Según un informe de la Contraloría de Cali, hay cuentas por cobrar sobreestimadas, déficit operacional superior a $20 mil millones, glosas no provisionadas y facturas sin registros presupuestales.

A marzo de este año la liquidada Calisalud registraba “un endeudamiento exagerado, con una razón de liquidez de alto riesgo para sus acreedores y una operación deficitaria que mantenía una rentabilidad negativa”. A esta conclusión llegó la Contraloría Santiago de Cali tras evaluar la situación financiera de la desaparecida empresa prestadora de salud. La gestión de la extinta EPS durante el 2009 y los primeros meses de 2010 fue analizada por la Contraloría obteniendo 18 hallazgos, aunque las irregularidades se observan desde el 2008. “Hay cuentas por cobrar sobreestimadas, déficit operacional superior a $20 mil millones, glosas no provisionadas y facturas sin registros presupuestales”, dice el informe de la Contraloría.Un capítulo aparte se le dedica al tema de los medicamentos, donde se evidencian anomalías en los contratos de adquisición de los mismos.Cita como ejemplo que el año pasado Calisalud firmó el contrato número 176 con Distritodo Medical S.A. para el suministro de medicamentos por un valor inicial de $8.026 millones que, luego de dos otrosí, fue reajustado a $7.540 millones.Pero luego la Contraloría encontró que a 31 de diciembre pasado, fecha de terminación del contrato, se radicaron facturas por $14.830 millones, superando en $7.290 millones el valor final del contrato, sin justificación alguna. “Y del total radicado, a la fecha de la auditoría, que es mayo de 2010, se habían pagado $13.360 millones”, sostiene. Asimismo, las facturas radicadas entre enero y marzo de este 2010 por $2.674 millones, carecen de registro presupuestal y del contrato respectivo. Hay otro caso, como es el contrato 149 suscrito en marzo pasado por un periodo de 6 meses, con el fin de suministrar medicamentos a usuarios, por un valor de $5.934 millones. De esta suma ya se cancelaron $1.490 millones “sin que se evidencien soportes de la prestación del servicio contratado ni de la suspensión del mismo”, asegura la Contraloría. El ente público considera que el contratista cumplió con los requisitos de la invitación pública, pero no estableció condiciones claras. Concluye que el listado de precios establecido en las convocatorias no coincide con los valores de la guía tarifaria Farmaprecios de las vigencias respectivas y los valores son superiores.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad