Nuevo llamado de alerta por uso de biopolímeros en cirugías clandestinas

Nuevo llamado de alerta por uso de biopolímeros en cirugías clandestinas

Enero 10, 2017 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Nuevo llamado de alerta por uso de biopolímeros en cirugías clandestinas

19 % de las 356.000 cirugías plásticas que se hacen en Colombia, se realizan en Cali.

La Secretaría de Salud alerta por el uso de sustancias para aumentar volumen en el cuerpo. Más de tres mil mujeres han tenido consecuencias en su cuerpo.

Los problemas de salud pública generados por la aplicación en el cuerpo de biopolímeros, dijo la secretaria de Salud del Valle, María Cristina Lesmes Duque, son de marca mayor.

En un primer diagnóstico realizado por este despacho se identificó que por lo menos tres mil mujeres presentaron lesiones generadas por haberse inyectado  en el cuerpo esta clase de sustancias.

Los biopolímeros se usan con el objetivo de dar más volumen a ciertas partes del cuerpo, como senos, nalgas, labios, pantorrillas e incluso para tratar de eliminar líneas de expresión del rostro. 

Estas sustancias están prohibidas por las autoridades sanitarias del país. Sin embargo, es común encontrar ofertas en internet para la aplicación de biopolímeros, que según el cirujano plástico Alfonso Riascos, no son más que el uso de siliconas en crema (de las que sirven para pegar vidrios), aceites de cocina, cementos dentales, entre otros.

Esta clase de tratamientos estéticos se encuentran en el mercado por $800.000 para el aumento de nalgas. “La utilidad de la gente que hace eso es kilométrica porque un tarro de silicona cuesta $40.000, lo hacen en cualquier consultorio, sin ningún control”, anotó el profesional.

Dentro de los rastros que dejan la inoculación de estas sustancias en el cuerpo están la fibrosis, las infecciones, alergias y cambios en la piel, indicó el médico Riascos.

A largo plazo puede generar problemas renales, cuando el rechazo a la sustancia inyectada en el cuerpo no se da en el corto plazo. “Hay casos tan graves que terminan con la vida de quienes se inyectaron estas sustancias, porque  causan embolias y trombos”, argumentó el cirujano plástico, miembro de la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica, Estética y Reconstructiva.

De hecho, las autoridades sanitarias reportaron cuatro muertes el año pasado relacionadas con el uso de aceite de cocina y siliconas para agrandar glúteos, especialmente en mujeres trans.

De acuerdo con Riascos, en su consultorio se atienden un promedio de cinco personas al mes que presentan efectos adversos a los llamados biopolímeros.

“Esto es un problema de salud pública mundial, no es solo de Cali. Conozco casos en Miami y en España”, dijo el médico Riascos.

“La cultura nos está llevando a esto. Ya no solamente se operan las mujeres sino los hombres, ellos quieren tener chocolatinas en el abdomen, no tenerlos es un factor contrario al éxito. La plata y la belleza, piensa la gente, deben ir juntos”, explicó la Secretaria de Salud.

De acuerdo con la Secretaria de Salud Departamental “las autoridades de salud pública hacemos un discurso, pero los medios de comunicación, las redes sociales, la internet, la globalización del mundo ha cambiado los esquemas de belleza”.

“Yo como hago para decirle a una mujer que se ve bonita sin cirugía, que no necesita operarse, cuando los patrones de belleza le dicen que se necesita una cintura de 60 centímetros, senos talla D, cola super grande, cuando la estética está fijada en parámetros absurdos como esas señoras las Kardashian”, puntualizó Lesmes Duque.

Investigan muertes de dos mujeres relacionadas con cirugías plásticas

La Secretaría de Salud del Valle inició la investigación para esclarecer  la causa de muerte de dos mujeres en el departamento, al parecer relacionadas con  cirugías estéticas.

La titular del despacho, María Cristina Lesmes Duque, indicó que se tiene reportes de hechos sucedidos el  31 de diciembre y el 5 de enero pasado. Los casos se habrían registrado en Tuluá y Palmira, pero las autoridades aguardan la verificación de la información por parte de Medicina Legal.

 “Este es un grave problema de salud pública que tiene que ver con un problema educativo y social. Necesitamos el trabajo intersectorial para tratar de incidir no solo en el ofrecimiento en la realización de cirugías en lugares adecuados, sino en las razones por las cuales las personas toman una decisión de estas, que a veces termina costándoles la vida”, agregó.

El secretario de Salud de Cali, Alexander Durán, indicó que el año pasado murieron cinco personas tras haberse realizado cirugías plásticas.

 El Ministerio de Salud presentará un proyecto de ley para disminuir los riesgos asociados a estos procedimientos.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad