Nuevas obras del MÍO entrarán en licitación antes de abril de 2016: Metrocali

Nuevas obras del MÍO entrarán en licitación antes de abril de 2016: Metrocali

Diciembre 24, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Nuevas obras del MÍO entrarán en licitación antes de abril de 2016: Metrocali

La terminal Paso del Comercio (más conocida como la terminal Calima) quedará en el corredor vial de la Carrera 1 entre las calles 70 y 72A. Se espera que esté lista para el mes de marzo.

El presidente de Metrocali, Luis Fernando Sandoval, hizo un balance sobre lo que logró durante los 28 meses que estuvo al frente de la entidad. Además, habló sobre lo que viene para el MÍO el próximo año.

Ad portas del término de su gestión al frente de Metrocali, Luis Fernando Sandoval hace un balance de lo que fue su paso por la entidad.

Veintiocho meses duró Sandoval en la presidencia de Metrocali. No obstante, dice que le hubiera gustado quedarse un año más, para implementar cambios trascendentales en el MÍO.

Asegura que hace falta un mayor compromiso de los operadores con la ciudad y que hay algunos que quieren hacer dinero demandando al Municipio y no moviendo pasajeros. El desarrollo de nuevas obras y la culminación de las ya iniciadas, serán un tema crucial para la entidad en el 2016.

¿Cómo termina el año el MÍO?

Estoy muy contento y satisfecho porque en temas de infraestructura, operación y servicio el balance es positivo. Resolvimos dos obras que estaban paralizadas: la estación Calipso-Julio Rincón, que estuvo parada dos años y la inauguramos en julio. De otro lado el MÍO Cable, que estuvo estancado, pasó por un tribunal de arbitramento y lo inauguramos en septiembre. Finalizamos más de 250 kilómetros de vías pretroncales en todas las comunas, lo que mejoró la velocidad de los buses y ayudó a evitar su desgaste físico. En la Calle 5 empezamos a mejorar estaciones como las de Universidades y Tequendama, que deben estar listas en febrero próximo. 

¿Cómo está la relación con los operadores?

En términos de operación, ha habido una mejor flota disponible frente a años anteriores. Desde mayo hemos tenido más pasajeros por día hábil en cada mes, comparado al 2014. Hay un flujo de dinero que se le aportó a los operadores por el reajuste a la tarifa que se hizo a principio de este año, que pasó de $1580 a $1700.

Segundo, el Municipio transfirió $42.000 millones para todos  los agentes del sistema por compensación tarifaria de años anteriores, a ellos les tocó $36.750 millones. Tercero, el Municipio asumió $60 por cada pasajero movilizado y este año la suma estará cercana a los $6500 millones. Todos estos son ingresos adicionales que no tenían el año pasado les da un respiro para que hagan mantenimiento a sus vehículos, se pongan al día con proveedores y  para tener más buses disponibles y mejorar el servicio.

Tenemos una demanda de GIT Masivo en tribunal de arbitramento, a lo que se sumó Unimetro, y ya los árbitros están estudiando la demanda, que desconocemos en qué consiste. Metrocali tiene la defensa judicial contratada en caso de que el tribunal la admita. Confiamos en que esas demandas sean retiradas, como lo dijo el alcalde electo Armitage, para no negociar con un revólver en la cabeza. 

Los operadores dicen que se ha incumplido el otrosí firmado en diciembre del año pasado...

Según ellos, hay tres incumplimientos. El primero es que los $42.000 millones que giró el Municipio por compensación tarifaria de años anteriores, el 100 % debería ser para ellos, pero desconocen que en el acuerdo modificatorio de ese otrosí dejamos explícito que entre los beneficiarios de esos recursos están Metrocali, los concesionarios y el fondo Fresa, por lo tanto a ellos les corresponden $36.700 millones (87,5 %), no el 100 %.

[[nid:384257;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/270x/2015/01/luis-fernando-sandoval.jpg;left;{Luis Fernando Sandoval, presidente de Metrocali.Foto: Jorge Orozco | El País}]]

El segundo punto en el que aducen incumplimiento es en que la Alcaldía no ha girado los $60 por cada pasajero movilizado y en el documento quedó claro que ese dinero se pagaría durante la vigencia 2015, y el año no ha terminado; de hecho, se ha pagado hasta septiembre y queda un saldo pequeño que se cancelará con recursos del 2016, porque no hemos liquidado diciembre. El tercer punto que alegan es que no se cumplió el cronograma que el Tránsito firmó para la salida de los buses colectivos, pero eso no está en la obligación contractual entre los concesionarios y Metrocali. Pero tenemos que esperar qué más hay, porque desconozco el contenido de la demanda.

Lea también: ¿Por qué el MÍO no logra enamorar a los caleños? Responde el presidente de Metrocali

Unimetro es el concesionario que más se ha quejado, ¿cuál es su percepción de ese operador?

Todos los operadores merecen mi respeto y consideración, porque hay una relación contractual. Mi llamado de atención es que hay tres operadores que cumplen: Blanco y Negro y ETM lo hacen bien, GIT está haciendo un esfuerzo gigantesco desde el año pasado y ha mejorado sustancialmente; pero Unimetro no. Entonces uno se pregunta: ¿por qué hay tres operadores que sí han tenido la capacidad de prestar un buen servicio y Unimetro no? La invitación es a que todo inversionista que llegue a la ciudad sepan que tiene un compromiso con Cali y no solamente pensar en una rentabilidad financiera, que es válida, sino que hay que obtenerla a través de la prestación de un servicio. No me quiero imaginar que estén pensando en hacer dinero a punta de demandas y no a través del negocio, como debe ser.

¿En qué va la intervención de Unimetro solicitada por el alcalde a la Supertransporte?

En la junta directiva de octubre salió una directriz de solicitarle a la Superintendencia de Transporte una participación más activa en la vigilancia de Unimetro. El Superintendente ha ordenado visitas para tomar decisiones con ese concesionario, pero no quisiéramos que ningún operador llegara a ser intervenido. Lo que queremos es que el contrato se cumpla, pero si la Super encuentra  motivos graves que afectan el servicio, estoy seguro que tomará decisiones fuertes.

Este año alcanzaron los 500.000 pasajeros e hicieron mucho alarde de ello, pero la cifra es insuficiente para alcanzar balance del sistema...

Cuando alguien dice cuál es el punto de equilibrio de cada operador, depende de su estructura financiera y cómo se ha apalancado. Operacionalmente, hay concesionarios que con 500.000 pasajeros cubren sus gastos, pero la queja es que no les alcanza para pagar intereses de sus deudas. Todos somos conscientes que el sistema requiere mover más pasajeros, pero para eso necesitamos que toda la flota opere. Terminamos noviembre con 730 buses rodando, cuando hay matriculados 880 vehículos, y esos 150 que dejan de salir generan insatisfacción en la gente. 

Se acabó el año y no se completó la salida de los buses tradicionales, ¿qué cree que faltó?

La empresas del colectivo han interpuesto una serie de recursos a las resoluciones de Tránsito, lo que ha alargado los procesos. Tránsito ha hecho su tarea, pero quien conoce más ese tema es el Secretario de Tránsito.  

El MÍO Cable ya completó cuatro meses de operación y no parece tener mucha acogida...

Está moviendo 4500 pasajeros/día, que según el estudio de la firma Steer Davies Gleave, es la cifra estimada de pasajeros para el inicio de operación. Ese no es un servicio rentable, sino eminentemente social. Solo en noviembre, le puso 30.000 pasajeros al sistema porque mucha gente que quiere conocer, se subió. La gente de la Comuna 20 está muy contenta y tiene sentido de pertenencia. El MÍO Cable no va a desaparecer, pero sí requiere recursos importantes del Municipio. Hicimos una solicitud para garantizar el funcionamiento del próximo año, de $11.000 millones. 

Nueve años después, la infraestructura del sistema sigue incompleta. ¿El 2016 será el año de las obras?

Esperamos que la segunda semana de enero salgan los pliegos definitivos de la estación Guadalupe. La estación Paso del Comercio va hasta el 15 de marzo, pero consideramos con el contratista que puede entrar en operación un mes antes. Nos quedan faltando los patios y terminales de Aguablanca y del Sur y la conexión entre la Avenida Las Américas y la Avenida 3N. Esas obras tienen diseños y presupuestos, por lo que esperamos que en el primer cuatrimestre del 2016 estén todas en  licitación.  

Lea también: En tres años estaría lista la infraestructura del sistema MÍO

¿Cómo le fue a la UTR&T en la auditoría?

Se utilizaron herramientas destructivas que intentan vulnerar los controles de las bases de datos, se intentó clonar tarjetas y hacer usos indebidos de los mismos, pero los resultados fueron positivos, según la firma consultora. No hay evidencia de fraudes o indelicadezas. Hay cosas por mejorar, pero son seguridades adicionales, mínimas.

En ese tema hay suspicacias y se habla de que solo se verificó el movimiento de 100 pasajes, cuando el sistema mueve 500.000...

Los cuadros de trabajo que se levantaron están a disposición de cualquier persona para que vea cómo fue la profundidad del estudio. Los resultados se presentaron a los concesionarios, se hicieron observaciones y requerimientos y todos se resolvieron.

El alcalde electo, Maurice Armitage, dice que Metrocali es uno de los grandes líos que recibe...

Yo le puedo hablar con objetividad y ponderación de que esta es una entidad técnica, seria, responsable, comprometida como un agente de la movilidad en Cali. El MÍO tiene sus propios problemas y aportes a la movilidad. Aquí trabajé a gusto con los profesionales que heredé de la administración pasada, hice ajustes mínimos, me la jugué con todos y hay un equipo competente.

Gran parte del gabinete de Guerrero continúa con Armitage y usted es la excepción. ¿Le habría gustado seguir?

En el tiempo, uno se va enamorando del sistema, de la empresa, va mirando el compromiso de los funcionarios. Como en 2014 firmamos la renegociación y este año nos entregaron varios estudios, sí me habría gustado quedarme un año más para implementar los resultados de esos estudios y el otrosí. Pero entiendo que el alcalde electo tomó una decisión natural y soy respetuoso. Nunca lo llamé ni le dije que me quería quedar.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad