Nueva estructura del Municipio debe estar lista en seis meses

Nueva estructura del Municipio debe estar lista en seis meses

Marzo 17, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Nueva estructura del Municipio debe estar lista en seis meses

El Concejo de Cali le aprobó al alcalde Maurice Armitage el primer proyecto presentado ante la Corporación, el de facultades para reformar el Municipio.

El Concejo le entregó las facultades al Alcalde de Cali. Gremios, sociedad civil, empleados de la Administración y algunos concejales harían parte de la mesa de trabajo.

Después de Semana Santa el Municipio arrancará con el trabajo para desarrollar, durante los próximos seis meses, la futura estructura del Municipio. Lea también: Concejo de Cali le da el 'Sí' al alcalde Armitage para reestructurar el Municipio

 Así lo informó Nicolás Orejuela, asesor del Alcalde de Cali, quien  sostuvo que se trata de una responsabilidad “muy grande”.

Orejuela aprovechó para pedirle tranquilidad a los empleados oficiales ante la ola de rumores por recortes laborales. “Lo hemos dicho hasta la saciedad: vamos a reconocer a los diferentes trabajadores que han estado vinculados a la Administración”.

Por su parte, el alcalde Maurice Armitage comentó que está muy complacido con las facultades otorgadas y señaló que “ahora se vendrán seis meses de duro trabajo”.

El Mandatario dijo que  convocará en las próximas semanas a  la comisión de seguimiento del  Concejo, la alianza de universidades, el sector gremial y una representación de los trabajadores oficiales para que lo acompañen a “estructurar una Alcaldía que le pueda prestar un mejor servicio a la gente”.

Por su parte, el concejal ponente Juan Manuel Chicango recordó que el reto dado al Alcalde es grande. “Hoy (miércoles) damos las facultades en busca de que el Mandatario pueda lograr sus compromisos y alcance las metas en el Plan de Desarrollo, pero será su responsabilidad el que no se vulneren los derechos laborales de los trabajadores, especialmente los de carrera administrativa y se garanticen los programas pactados en campaña”.

El coordinador  y ponente de la iniciativa Roberto Rodríguez agregó que con la aprobación del proyecto, por parte de 19 de los 21 concejales, se le está entregando a Armitage un voto de confianza.

El cabildante también dejó una constancia  firmada por sus 21 compañeros de la Corporación en la que le recordó al gobernante que la reforma  debe ser un beneficio para la ciudad.

Precisó que con ella “no habrá supresión de cargos, no habrá vulneración de derechos laborales. La reforma es un generador de empleo, los contratistas continuarán en la Alcaldía y la sostenibilidad financiera del Municipio no se afectará y se respetará el techo presupuestal que se establece para Cali por Ley 617”.

También explicó que la comisión de verificación que acompañará la consolidación de la reforma  deberá estar conformada por derecho propio por los dos concejales ponentes (Rodríguez y Juan Manuel Chicango); el presidente del Concejo, Carlos Pinilla; y dos concejales más que representen los partidos.

  Sin embargo, aclaró que las reuniones de la reforma “serán largas y tediosas” por lo que consideró que sería mejor crear varias comisiones para repartir las tareas.

Antes de ser aprobado el proyecto, la creación de la comisión del Concejo que acompañará la consolidación de la reforma y que está incluida en el artículo 3, tuvo enfrentados a los cabildantes.

 Mientras unos concejales  indicaron que no estaba dentro de sus tareas coadministrar con la Administración Municipal, otros sostuvieron que la comisión  hacía parte de las funciones de los concejales.

El concejal Fernando Tamayo explicó que  la propuesta de la Comisión del Concejo era del Gobierno y que estaba incluida en el articulado, pero advirtió que no sería obligación asistir o participar, dado que una vez el proyecto fuera  Acuerdo, la competencia de ejecución era del Gobierno y el Concejo solo haría  control político.

En el mismo sentido se pronunció la concejal Patricia Molina, quien afirmó que dejar el artículo con obligatoriedad era coadministrar. 

“La obligación del Concejo es hacer el control político en plenarias a los avances de la reforma administrativa de cara a los trabajadores y los ciudadanos”, sostuvo Molina, quien rechazó que la comisión fuera conformada por la Junta Directiva del Concejo a “bolígrafo”.

Pero la concejal María Grace Figueroa dijo que el reglamento interno en su Artículo 49 plantea las comisiones especiales, como ocurre en el Congreso de la República donde se permiten las comisiones accidentales. 

Respecto de los señalamientos de una posible coadministración, la cabildante indicó que la Comisión no coadministrará, “pero debe tener cuidado el Presidente del Concejo en no vulnerar los derechos de algunos concejales que quisieran participar de esa comisión”.

Recuerde Entre los planes del Municipio estaría crear las secretarías  de Paz y Convivencia, Tecnología, Desarrollo Económico y Participación Ciudadana. Modificaría las de  Tránsito para volverla Movilidad; Vivienda sería la de Hábitat; también se harían cambios en la secretaría de Gobierno y la de Cultura. Diez de las actuales secretarías se mantendrían intactas,  entre ellas, secretaría General, los departamentos administrativos de Planeación y de Hacienda, las direcciones de Desarrollo Administrativo, Control Disciplinario, Jurídica, Educación, Infraestructura, Riesgos y Emergencias.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad