No paran las consultas por dengue, zika y chikungunya en clínicas de Cali

Mayo 05, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co

Las consultas por estas enfermedades siguen generando congestión en las salas de urgencias. Autoridades dicen que no hay que bajar la guardia contra el zancudo transmisor.

Pese a que la semana pasada la Organización Mundial de la Salud, OMS, dijo que la epidemia del zika está perdiendo terreno en Colombia, las lluvias de los últimos días en Cali han despertado la alerta por la aparición de nuevos casos de esta y otras enfermedades respiratorias.

El zika, chikungunya y dengue siguen enfermando a los habitantes de la región. De hecho, tan sólo por dengue se han reportado 13 mil casos en el departamento, más de 13 mil sospechosos por laboratorio de zika y 2.684 de chikungunya.  

Según estas cifras del Instituto Nacional de Salud, con corte a la semana epidemiológica 16, el Valle es el departamento con más casos de las tres enfermedades en todo el país.

Esto se refleja en las salas de urgencias de la ciudad, donde hay congestión en la mayoría de las IPS y hospitales, reportó el secretario de Salud de Cali, Alexander Durán.

En el centro médico Imbanaco, por ejemplo, las consultas por enfermedades respiratorias sin confirmación de laboratorio corresponden al 10% de la consulta del área de Urgencias.

"Todos los pacientes que ingresan se tratan con el protocolo de manejo para las enfermedades transmitidas por vector y son sometidos a exámenes; pero también hemos notado que cada vez son menos los casos en los que se requieren exámenes confirmatorios de la enfermedad", explicó el médico Carlos Eduardo Vargas, coordinador de Urgencias del centro médico Imbanaco.

El médico manifestó que hay muchos casos con sintomatologías febriles y respiratorias que no necesariamente son dengue, zika o chikungunya y que pueden manejarse con otros protocolos médicos.

Dijo, por ejemplo, que los síntomas de estas enfermedades deben ser atendidos con mayor cuidado en pacientes menores de dos años y mayores de 80, en pacientes diabéticos o inmunodeprimidos, entre otros.

Recomendó asistir al servicio de urgencias cuando a los síntomas de fiebre, dolor muscular, congestión nasal, entre otros, se suman sangrado por vías como nariz, encías, u otros, coloración amarilla de la piel y ojos, o dolor muscular que impida la movilización por sí sola del paciente. "Estos síntomas son de preocupación y requieren de una atención hospitalaria diferente", indicó.

Sobre la disminución en casos alertada por la OMS, dijo que "sin duda se nota una disminución, pero esperamos que la caída se note desde la segunda semana de mayo y junio".

En la Clínica de Occidente, en cambio, la consulta por este tipo de enfermedades corresponde al 70% de los casos que llegan a Urgencias. De ese porcentaje, el 50% son casos de dengue y en menor medida zika y chikungunya, explicó Leonor Chicué, jefe del Comité de Infecciones de esa casa de salud del norte de Cali.

Indicó que incluso algunos casos de dengue están ocupando camillas de la Unidad de Cuidados Intensivos. "Según el clima nosotros prevemos aumento en las consultas por ese tipo de enfermedades, por eso, con las lluvias de estos días, es probable que se presenten más casos en una o dos semanas", afirmó.

Este panorama es similar en la red hospitalaria de la ciudad, pero según las autoridades no ha significado un colapso en la capacidad de atención médica.

Sin embargo, las autoridades piden no bajar las alarmas porque el panorama es preocupante.

La secretaria de Salud del Valle, María Cristina Lesmes, dijo que “estamos en una epidemia de dengue y está circulando el virus que produce el dengue grave; luego hay que tener especial cuidado por los signos de alarma, específicamente por los que tienen que ver con náuseas y vómito, que requieren atención inmediata”.

La funcionaria reveló que en el departamento han fallecido 32 personas por dengue en el Valle.

“Nosotros estamos trabajando nuevamente con los profesionales de la salud en el reforzamiento de protocolos para tratar de que esta epidemia, que va a seguir ocurriendo, no afecte más vidas”, dijo María Cristina Lesmes.

Para la Secretaría de Salud, lo más importante es que los hogares se unan a la lucha contra el zancudo que aumenta la presencia de virus como el dengue, zika y chikungunya.

[[nid:505338;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/02/thumbnail-zancudo_1.jpg;full;{En el 2015 enfermó a 139.000 vallecaucanos luego de transmitirles dengue y chikungunya. Ahora la gran amenaza es el zika, que crece rápidamente. Hay emergencia sanitaria global.}]]

La Secretaría de Salud del Valle reportó que avanza la investigación sobre la muerte de un menor de 10 años por dengue hemorrágico.

La familia del menor denuncia que no recibieron atención pertinente, pese a que el niño tenía 40 grados de fiebre y otras sintomatologías. 

El menor fue atendido en la clínica Amiga, en la clínica Nuestra, en la IPS Morichal, donde según la familia, no se le practicaron los exámenes de rigor para determinar su grave estado de salud. Cuatro días después el menor fue remitido a la clínica Valle del Lili, a dónde llegó con sangrado en la nariz e hinchazón de las piernas, lugar donde murió el pasado jueves 29 de mayo.

La secretaria de Salud, María Cristina Lesmes, dijo que mientras avanza la investigación que trata de establecer si en el caso del niño de 10 años hubo fallas en el diagnóstico, se reforzará la capacitación con el personal médico de la región para evitar más casos como estos.

El secretario de Salud, Alexander Durán, reiteró que ninguna persona debería morir  en Cali por dengue, debido a que la red de salud cuenta con los requerimientos necesarios para atender a los pacientes.

"Hoy, el problema  en la ciudad no es de acceso al servicio de salud, porque están los sitios. En lo que se está fallando es en la orientación diagnóstica y terapéutica por parte del cuerpo médico y las instituciones”, explicó.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad