No para el rifirrafe por construcción del Terminal Sur del MÍO

Agosto 18, 2017 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País 
Marcha por obras del MÍO en Valle del Lili

En la noche de este jueves los habitantes del Valle del Lili volvieron a protestar por las obras del MÍO.

Tomada de Entérate Cali en Facebook

El rifirrafe por la construcción de la Terminal Sur del MÍO no se detiene y esta vez las dudas surgieron desde el Senado de la República, donde se cuestionó, entre otras cosas, el valor del terreno adquirido para levantar el proyecto. Sin embargo, Metrocali aseguró que la obra “tiene el camino despejado”.

Según el senador y excalcalde de Cali Jorge Iván Ospina, frente a las inquietudes que se han planteado al proyecto, la actual administración debe evaluar las variables medioambientales, la presión social de la comunidad y la legalidad del predio.

“Nos preocupa que un predio adquirido a estupefacientes (antigua Dirección Nacional de Estupefacientes, DNE) a menos de $30.000 el metro cuadrado haya sido vendido a Metrocali a más de $280.000. Uno se pregunta ¿por qué se incrementó tanto el precio de una transacción a otra?, ¿lo vendió excesivamente barato estupefacientes?, ¿lo compró excesivamente alto Metrocali? o conociéndose de antemano que allí podría existir una estación del MÍO ¿se aprovechó la información privilegiada para sobrevalorizar el predio?”, dijo Ospina, quien también cuestionó que se haya procedido a licitar la obra sin que Metrocali contara con la propiedad del terreno.

Al respecto, el ente gestor del MÍO insistió en que el proyecto cumple con todos los requisitos para desarrollarse y su ejecución no está en riesgo.

Según Paola Andrea Mejía, secretaria General y de Asuntos Jurídicos de Metrocali, esa entidad no tiene injerencia ni sabe cuáles fueron los procedimientos que se adelantaron entre el DNE y Alianza Fiduciaria (propietario del terreno en discusión) para adquirir ese inmueble.

“De lo que sí tenemos seguridad es que cuando Metrocali realiza la oferta de compra al propietario lo realiza en el marco de la Ley 1388 de 1997, que establece que el precio de adquisición del inmueble será el que arroje el avalúo comercial que realice el Instituto Geográfico Agustín Codazzi o una lonja inscrita”, explicó Mejía.

La funcionaria añadió que en este caso Metrocali solicitó a la Lonja de Propiedad Raíz de Cali realizar el avalúo “y la lonja es quien establece que el valor del inmueble es de $15.000 millones, aproximadamente, y es por ese valor que se efectúa la oferta de compra”.

Sobre la propiedad del lote, Mejía recordó que hay un proceso de expropiación en curso porque el propietario del inmueble donde se construirá la terminal no estuvo de acuerdo con el valor ofertado.

“En este caso no se discute si el terreno debe pasar a Metrocali o no porque se sabe que es un proyecto que está declarado de utilidad pública y que en este caso prima el interés general sobre el particular, lo que se está discutiendo jurídicamente es el valor del inmueble”. Es decir, que el juez determinará si Metrocali debe pagar más o menos de los $15.000 millones ofertados inicialmente. Mejía añadió que estos procesos duran entre seis meses y un año, y una vez exista un fallo se procederá a inscribir el predio a nombre del ente gestor del MÍO.

La situación de Sainc, firma constructora del proyecto, que está en proceso de reorganización empresarial, es otra de las inquietudes entorno a la construcción de la Terminal Sur: “El que Sainc esté en proceso de insolvencia pone en peligro el desarrollo del proyecto porque de caer en estado de liquidación no tendría cómo responder con los compromisos contractuales”, añadió el senador Ospina.

Sin embargo, Metrocali explicó que Sainc no recibe recursos sin antes ejecutar las obras.

“El proyecto no está en riesgo. Los recursos no se entregan a una cuenta privada de Sainc, sino que se constituye un Fideicomiso, es decir un patrimonio autónomo que es el que está respaldando la inversión de ese recurso en la obra que se va a ejecutar, contra actas de entrega de obra se van pagando los porcentajes que están estipulados en el contrato, si Sainc no adelanta obra no puede recibir el pago”, precisó Mejía.

Otro de los senadores que planteó dudas fue Roberto Ortiz, quien pidió la suspensión de la obra y anunció un debate nacional al respecto.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad