"No nos vamos a arrodillar ante operadores": presidente de Metrocali

"No nos vamos a arrodillar ante operadores": presidente de Metrocali

Febrero 19, 2018 - 12:00 a.m. Por:
José Luis Carrillo Sarria / Editor de Cali
Nicolás Orejuela 1

Nicolás Orejuela, presidente de Metrocali.

Archivo de El País

A casi dos meses de que Metrocali haya entregado a los operadores lo que se denomina el plan de salvamento del MÍO, Nicolás Orejuela, presidente del ente gestor del masivo, es cauto, mide sus palabras y sabe que está en un punto clave de la negociación.

En términos sencillos el plan de salvamento del MÍO, lo que busca es la renegociación del contrato de las empresas que manejan los buses del masivo, para hacer un cambio estructural en el sistema que le permita salir de la crisis.

Lea también: ¿Tiene salvación el MÍO? Habla Nicolás Orejuela, presidente de Metrocali

Grosso modo, los puntos de la negociación son los siguientes: Se sacará a licitación la entrada de 400 nuevos buses, se deberán mejorar los indicadores de cumplimiento y los operadores tendrán que retirar los tribunales de arbitramento que tienen contra Metrocali y suman aspiraciones económicas por $550.000 millones.

Sin embargo, según Metrocali, dos de los cuatro operadores ponen condiciones a cambio de firmar este plan de salvamento, estas son: Ser ellos quienes operen los 400 nuevos buses, que se les extienda el contrato de concesión hasta el 2044 y que no existan cambios sustanciales en los indicadores de cumplimiento.

¿A qué ha llevado la no firma de este contrato? A que el Municipio no les inyecte recursos a los operadores –los $78.000 millones del presupuesto municipal- y esto ha ocasionado incumplimientos en el servicio, que se traducen en largas esperas de los buses.

Tras 55 días de pugna entre Metrocali y los operadores del MÍO, para llegar a un acuerdo en la firma del plan de salvamento del masivo, ¿en qué punto están las negociaciones?

Se han acercado dos de los cuatro operadores del masivo con una clara intención de validar el documento. Otro de los operadores ha pedido una reunión para que adelantemos una discusión, a propósito de una invitación que nos hizo la Asamblea de Accionistas de esta empresa. Hay un cuarto concesionario que está aferrado a los tribunales de arbitramento -donde se dirimen pleitos con Metrocali con pretensiones económicas por $550.000 millones-.

¿Cuáles son los operadores que quieren acogerse al plan de salvamento y cuáles no?

Respetando la confidencialidad del proceso yo prefiero que esas declaraciones se hagan de manera concertada con los operadores.

La información que se ha filtrado es que Blanco y Negro y ETM son los dos operadores que están dispuestos a firmar, que Unimetro estaría en conversaciones con ustedes y que GIT Masivo definitivamente no quiere acogerse a la iniciativa...

Insisto, debo respetar la confidencialidad.

Lea también: Abren investigaciones por incumplimientos en servicios del MÍO

¿Cuáles son los puntos en los que no han podido llegar a un acuerdo?

Ellos nos están pidiendo imposibles. Por ejemplo, que les adicionemos los 400 nuevos buses de los que hemos venido hablando. Están solicitando que se les amplíe la concesión de los buses por cuatro años más (hasta el 2044); quieren que no se les exija los niveles de cumplimiento hasta que toda la infraestructura del MÍO esté lista y hasta que el servicio público tradicional deje de operar. Dos de estas propuestas –la primera y la segunda- no se pueden acoger según los entes de control. La otra es muy difícil de aceptar cuando lo que tenemos es una deuda con los ciudadanos.

Lo que queda en el aire es que algunos operadores quieren acceder a los recursos del Fesde -fondo de estabilización- y además esperar cómo resuelven los tribunales de arbitramento a ver si fallan a su favor. Es decir, quieren ganar por los dos lados...

El recurso que se aprobó del Fesde el año pasado quedó congelado. Frente a los tribunales de arbitramento, lo que se planteó es que estamos construyendo una solución en conjunto con el Ministerio de Transporte, los entes de control y Planeación Nacional, con eso lo que se busca es que el acuerdo final sea tramitado ante un tribunal que le dé legalidad. Lo que nosotros queremos es terminar los tribunales de arbitramento en un marco de negociación, si ellos quieren continuar con ellos no podemos jugar a los dos procesos.

Si hay dos operadores que dicen que están de acuerdo con el plan, otro que ésta abierto a los diálogos y uno que definitivamente no, ¿porque no firmar el documento con los que sí quieren y empezar el proceso con ellos?

Es una posibilidad. Este análisis lo tendremos que hacer con la Junta Directiva de Metrocali y estudiar su legalidad.

¿Hoy qué posibilidad hay que entren los buses colectivos tradicionales a apoyar el servicio del MÍO, ante el incumplimiento de algunos operadores?

Metrocali ya envío la información a la Secretaría de Movilidad, ente que toma la decisión de cara a que entre ese tipo de transporte. Lo que sí es cierto es que instalamos una mesa de contingencia y allí se están analizando cada una de las medidas, el levantamiento del pico y placa para el transporte público, para los taxis, tener servicios especiales. Si la crisis aumenta, poder llevar a una emergencia manifiesta y tomar decisiones... Nosotros estamos seguros del plan salvamento del MÍO y en el momento en que los operadores no la quieran firmar estamos listos para aplicar las contingencias... Metrocali no puede seguir ni arrodillada, ni asustada ante unos operadores.

Voceros de Unimetro y GIT Masivo aseguran que Metrocali viene haciendo una presión mediática para que ellos firmen el plan de salvamento. Aseguran que pese a que salen menos buses están recorriendo más kilómetros...


Es irónica la posición. Pregúnteles a los usuarios si se han visto afectados con el servicio del MÍO con la salida de operación de esos buses en estas últimas semanas. La programación que hace Metrocali diariamente es incumplida por los operadores. ¿Cuál es el argumento que utiliza el señor Enrique Wolff (de GIT Masivo) y Guillermo Ramírez de Unimetro?, ellos dicen que han recorrido más kilómetros que el año pasado, puede que eso sea verdad, pero no significa que estén recorriendo los kilómetros que requiere un servicio óptimo a la demanda.

¿No será que los operadores están sacando a rodar la flota en otros horarios para acumular kilómetros y no cuando realmente se necesitan y estar allí al borde del cumplimiento?


El hecho que recorran más kilómetros no significa que estén cumpliendo con la programación de Metrocali. Lo que sí tenemos es un incumplimiento en la operación. Ellos pueden decir que están acatando el contrato y pueden tener razón, por eso el plan de salvamento lo que busca es tener las herramientas para poder sancionar cuando tengamos incumplimientos.

Siento que estamos en un limbo y, en medio de este tire y afloje, los usuarios del MÍO están padeciendo el mal servicio…

Venimos trabajando en los dos últimos años para solucionar el problema de fondo. Nosotros pretendemos que esto llegue a un feliz término con los operadores, si eso se da, los usuarios van a ver una mejoría del servicio. Creemos que ese impacto positivo se reflejará tres meses después de la firma de plan de salvamento. Si eso no se logra, asumiremos las responsabilidades.

¿Ya están sancionando a los operadores por los incumplimientos?

Iniciamos los procesos, deben ser notificados a partir de esta semana. Son multas económicas y los montos se darán a conocer en la medida que se vayan aplicando.

Ante la situación, la Alcaldía instaló una Mesa de Contingencia del Masivo. ¿Cuáles serán las primeras acciones que tomarán para mejorar el servicio?

Esa mesa se reunirá cada ocho días. Los días miércoles, para tomar decisiones según las situaciones de los usuarios... las primeras medidas que se empiezan a explorar es el levantamiento del pico y placa para el servicio público. Lo segundo que se daría, en la medida que se agudice la crisis, es poder plantear la emergencia manifiesta. Si llegamos a esto se pueden tomar medidas como el alquiler de otra flota, ya tenemos cotizaciones en Metrocali para que una empresa externa pueda operar en el momento en que se agudice la crisis...

Es decir, ya tienen visto quién podría suministrar buses para el MÍO.
¿Quiénes son?


No quiero decir nombres específicos para respetar el proceso de negociación. Pero por ahora le estamos apuntando a una salida a través del plan de salvamento.

¿Hasta cuándo se va dilatar esta pugna?

No se ha planteado una fecha límite, sino que las acciones irán ligadas con los incumplimientos en la prestación del servicio. Está abierta la puerta de la renegociación, pero si comienza a haber un deterioro del servicio, en ese momento tomaremos acciones como las que hemos hablado.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad