No hubo conciliación en pleito por La Sagrada Familia

No hubo conciliación en pleito por La Sagrada Familia

Noviembre 14, 2017 - 06:48 p.m. Por:
Redacción de El País
Sagrada Familia

Una de las modificaciones al proyecto original que advierte la Alcaldía es que el patio central de la Sagrada Familia fue intervenido, y sus circulaciones trasladadas. Constructores afirman que esos cambios están permitidos por la ley.

Especial para El País

La Alcaldía de Cali anunció la tarde de este martes que durante la audiencia de conciliación en el caso de La Sagrada Familia no fue posible llegar a un acuerdo con la Sociedad Jero S.A., que pretende intervenir el predio. 

La conciliación, que se realizó en la Procuraduría, se vio truncada porque legalmente las personas naturales no están en capacidad de expedir actos administrativos.

Al compromiso fueron citados el Municipio como persona jurídica y los funcionarios Maurice Armitage, alcalde de la ciudad, Luz Adriana Betancourt, secretaria de Cultura de Cali, María de las Mercedes Romero, directora de planeación y actual asesora del despacho, convocados como personas naturales, además de los representantes de la Sociedad Jero S.A.S.

"Puesto que la calidad en la que ellos (los citados) fueron vinculados es incompatible con la calidad en la que actuaron como servidores públicos, ya que una persona natural no está en capacidad de expedir actos administrativos, y tampoco de asumir responsabilidades a título personal por las labores desarrolladas como servidores públicos", indicó la Alcaldía de Cali a través de un comunicado. 

En enero de este año la Administración Municipal suspendió algunas de las obras porque estas no estaban consideradas en los planos iniciales; además, no cumplían con las licencias que habían sido otorgadas al proyecto. Sin embargo, la constructora manifiesta que los documentos para las obras cumplen con los requisitos de ley.

Lea también: ¿Quién tiene la razón en el pleito por la Sagrada Familia?

Fue así como la Sociedad Jero S.A.S. solicitó a la Procuraduría convocar una audiencia conciliatoria con las personas citadas, pretendiendo el reconocimiento y pago de $40 mil millones por considerar que las decisiones tomadas, tanto por la Administración Municipal como por las personas naturales, han afectado el desarrollo del proyecto hotelero ‘La Sagrada Familia’, localizado en el barrio El Peñón de Cali.

Por su parte, Armitage, Betancourt, Romero, en calidad de personas naturales, manifestaron a través de su apoderado que “actuaron como funcionarios y en cumplimiento de la Constitución, las leyes, los reglamentos y la normatividad municipal”.

Ante este medio, la Alcaldía ya había manifestado que “hay que tener en cuenta que el de la Sagrada Familia no es un proyecto cualquiera. Es un bien de interés cultural que hace parte de la historia de Cali y por lo tanto se debe proteger”.

Le puede interesar también la columna de Opinión: El tumor de El Peñón 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad