No hubo acuerdo en reunión entre trabajadores y representante de GIT Masivo

No hubo acuerdo en reunión entre trabajadores y representante de GIT Masivo

Marzo 29, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
No hubo acuerdo en reunión entre trabajadores y representante de GIT Masivo

Unos 50 trabajadores sindicalizados del operador GIT están en huelga, reclamando un reajuste salarial y denunciando persecución laboral.

Lo que piden los trabajadores de GIT Masivo es que la empresa analice varios puntos como los turnos extenuantes y cambios de programación del personal, negativa de permisos por calamidad doméstica, entre otros.

Representantes de Sintragitmasivo, del operador GIT Masivo del MÍO, no llegaron a ningún acuerdo con el miembro de la junta directiva de GIT Masivo, Enrique Wolf, en la reunión que adelantaron en la noche del lunes para levantar el paro.

Lea también: Rutas del MÍO suspendidas y con retrasos por paro de trabajadores de GIT Masivo.

Según indicó Gabriel Mosquera, coordinador de comunicaciones del Sintragitmasivo, "el cese de actividades por parte de los trabajadores continúa, no hubo acuerdo. Nosotros seguimos abiertos al diálogo, pero queremos que se nos respeten los derechos laborales".

Lo que piden los trabajadores de GIT Masivo es que la empresa analice varios puntos como “los turnos extenuantes y cambios de programación del personal, negativa de permisos por calamidad doméstica, despidos masivos, persecución laboral y el reajuste en el salario de este año”.

Por su parte,  Enrique Wolf, vocero de GIT Masivo, dijo que “no existe ninguna persecución laboral, simplemente se hace cumplir el reglamento de trabajo”.

El funcionario agregó que  "lo único que están haciendo con la huelga es entorpecer el sistema y el servicio. No hay claridad en lo que piden, ni en lo que quieren".

Con respecto al incremento de este año, Wolf dijo que ese tema está en discusión. “No es obligatorio subirles el sueldo porque todos ganan más del salario mínimo legal y para nadie es un secreto la crisis financiera de todos los operadores del MÍO”.

Mientras tanto, Wolf indicó que se está aplicando un plan de contigencia. "Está colaborando personal que está en vacaciones, otros operadores están cubriendo las rutas y se está contratando personal".

El lunes, por cuenta de las reclamaciones de un grupo de trabajadores sindicalizados en Sintragitmasivo, dejaron de circular 40 buses.

El presidente de Metrocali, Armando Garrido, indicó que GIT tenía programada la operación de 265 buses, pero solo salieron a prestar el servicio 208, dejando por fuera del sistema a 57.

“Se estima que por el cese de actividades de algunos de sus trabajadores, hubo un faltante de 37 vehículos adicionales a los 20 que en promedio no saca la empresa cuando tiene normalidad laboral”, dijo el directivo.

Pero en promedio, en el mes de febrero, dejaron de salir 115 buses de los 806 programados, lo que significó que el 14,26 % de la flota no prestó el servicio en las rutas a las que fueron asignados. Con el paro de algunos trabajadores de GIT, la flota que dejó de circular ayer fue del 20 %.

Esto ocasionó, tal como lo reconoció Metrocali, el retraso en rutas como la A13A, P27D, A14A, A13C, T47B, T31, P57, P52D, P47C, P30A, P14A y E31, y una pretroncal suspendida temporalmente (P80A).

Jorge Vélez, de la Liga de Estudiantes Usuarios del MÍO, dijo que la mayor afectación la tiene  del Oriente. “La gente se queda esperando a que llegue un bus que no va a pasar”, aseguró.

Además criticó que la solución de Metrocali sea la suspensión de las rutas, que termina perjudicando al usuario. “Al final toca recurrir al pirata, pero mientras la gente espera, se le hace tarde para llegar al trabajo o al estudio”, añadió.

Un problema recurrente

Los paros de los trabajadores de los operadores del sistema masivo se están convirtiendo en un problema recurrente. El pasado 9 de marzo  35 conductores de los buses de Unimetro se tomaron la Catedral de San Pedro durante  ocho días, exigiendo el pago de los salarios y la seguridad social que les debía la empresa de transporte.

El presidente de Metrocali, Armando Garrido Otoya, reconoció que el sistema tiene un problema estructural que afecta las finanzas de los operadores. Pero dijo que con lo que  les paga a los propietarios de los buses les alcanza para financiar la operación (es decir, para pagar el personal, mantenimiento y el rodamiento de los vehículos). 

“El problema de recursos lo tienen cuando tienen que pagar los intereses y el capital de la deuda que deben a los bancos que les prestaron para comprar la flota”, dijo Garrido, quien aseguró que se están revisando nuevamente las alternativas para superar esta situación. 

Sin embargo, los operadores indicaron que los que les paga Metrocali por los pasajeros transportados no cubre los gastos de la operación. Wolf, de GIT Masivo, dijo que los socios tienen que poner $200 millones mensuales para cubrir los gastos operativos. 

 Frank Mosquera, vocero de ETM, dijo que del 100 % de los costos de la operación, el pago de Metrocali paga el 99 %  y los socios deben aportar el 1 %. 

Sebastián Nieto, gerente de Unimetro, dijo que Metrocali les paga $2000 millones, pero sus costos operacionales son de $2600 millones. “Por eso es que con todo el déficit que arrastramos, estamos sacando una menor flota de la programada”. 

Metrocali informó que Unimetro no sacó ayer 98 buses al servicio.

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad