"No hemos cometido errores en la entrega de viviendas gratuitas": Roberto Angulo

"No hemos cometido errores en la entrega de viviendas gratuitas": Roberto Angulo

Febrero 18, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Zulma Lucía Cuervo Plazas, reportera de El País

Roberto Angulo, director de Ingreso Social del Departamento para la Prosperidad Social.

Roberto Angulo, director de Ingreso Social del DPS y encargado del sorteo de beneficiarios de las cien mil casas gratis, dijo que sí han funcionado los controles.

Hace una semana el presidente Juan Manuel Santos entregó en Pradera las primeras 91 viviendas de las cien mil casas gratis que se van a asignar en el país a familias en pobreza extrema. Pero en medio de la alegría de casi un centenar de beneficiarios, se conoció que trece familias intentaron ‘colarse’ como beneficiarias del programa nacional. El director de Ingreso Social del Departamento de Prosperidad Social, DPS, Roberto Angulo, indicó que este primer proceso permitió poner a prueba todos los controles: el de cruzar la información de todas las bases de datos y la denuncia ciudadana.¿Cómo es que trece personas que tienen vivienda son catalogadas como de extrema pobreza?Usted puede ser propietaria de vivienda, pero una de malos materiales o vivir en hacinamiento. Nosotros con la base de Red Unidos buscamos que sea gente de pobreza extrema. La foto de Red Unidos se tomó entre el 2008 y el 2010, esas personas pudieron haber comprado la vivienda después de que realizamos la encuesta. Las trece personas que resultaron con vivienda no necesariamente son personas ricas, ellos tienen diferentes privaciones: no tienen salud, tienen logro educativo muy bajo, no tienen ingresos y están en la informalidad. Son familias pobres, pero con vivienda. Además, varios de ellos son población desplazada y han sido beneficiarios de otros subsidios de vivienda en el pasado, no necesariamente gratis, pero han recibido subsidios parciales.Pero siempre se ha dicho que los beneficiarios de este proyecto serán familias que no tengan vivienda...Claro, lo que nos importa para la focalización es ambas cosas: que la familia sea de pobreza extrema y que no tenga vivienda. ¿Por qué cuándo se presentó el programa no se pensó actualizar la encuesta para evitar que hubiesen las distorsiones que se están dando, de personas que no tenían vivienda entre el 2008 y 2010 y ahora sí tienen?Al hacer el cruce de las bases de datos lo que hacemos es actualizar la información de esas familias, créame que es mucho más seguro para el país actualizar los instrumentos de focalización con cruces de bases de datos, porque si nosotros vamos a hacer otra encuesta, la persona nos puede decir mentiras. Pero esta es una encuesta reciente, nosotros la actualizamos con cruces como con la Registraduría. La idea es llegar algún día a tener un sistema muy complejo, algo parecido al Cifín, el sistema de control de los bancos que tiene Asobancaria.¿Cada cuánto actualiza la base de datos de Red Unidos?Se actualizó el año pasado y este año se agilizará más el proceso. Tenemos contemplado hacer tres o cuatro visitas a cada familia para revisar los datos. Estas familias que resultaron con vivienda, ¿debieron haber reportado esa novedad? ¿Cree que trataron de robar al Estado?Ese tema es superdelicado. El fraude opera, por decir algo, si la vivienda la tienen en otro lado. Pero es muy delicado hablar de fraude para los trece casos, porque es gente muy pobre e ignorante, que no se informó bien o no entendió las reglas de juego, el hecho es que la información es inexacta. Esto es apenas un indicio, no tenemos las pruebas suficientes para decir que fue fraude, pudo ser desinformación.¿Qué piensan hacer para evitar que vuelvan a suceder estas situaciones?Justamente lo que hicimos fue poner a operar el procedimiento. No es que hayamos entregado las casas y se las hayamos quitado después, sino que hicimos todo el procedimiento antes de entregar escrituras. No es que hayamos cometido errores, antes y después del sorteo volvimos a hacer los cruces y vamos seguir haciéndolo en las otras entregas. Es más, si el mismo día que vamos a entregar las llaves a alguien nos damos cuenta de que es propietario de vivienda y la tenía escondida, no se la entregamos. Pero en lo que me ha contado no escucho que se hayan cruzado los datos con la Oficina de Registro, que es la que indica si una persona es propietaria de un inmueble...Fonvivienda lo hace antes de iniciar la convocatoria, pero para aumentar el control, después del sorteo se hace el cruce con la base de datos de los registros de propiedad de vivienda. En los casos detectados encontramos que el propietario era un hijo y por eso no aparecía reportado en el primer cruce. Esos cupos vuelven y se sortean.Es decir que si yo soy pobre y mi hijo tiene casa, ¿no tengo derecho a participar de la convocatoria?Es que en la postulación usted dice con quién aplica. Si usted se postula con su hijo y él tiene vivienda, queda excluída del proceso porque lo que yo estoy diciéndole a Fonvivienda es que yo me voy a ir a vivir a la casa que se me entrega con las personas que inscribí.Dicen en Pradera que se dieron cuenta de que se les iba a ‘colar’ gente porque hubo denuncias en la Personería y en la Alcaldía...Es que el programa incluyó el control social y por eso en los sorteos se convoca al personero como testigo.Si un beneficiario logra burlar los controles, ¿qué puede hacer el Gobierno para recuperar la casa?Fonvivienda está facultado para quitarle la casa y entra en un proceso judicial de detrimento patrimonial contra el Estado. En ese caso hay un fraude, hay una falsedad en documento público porque se hizo un juramento mediante documento donde certificaba que no tenía vivienda. ¿Cómo van a hacer para que las familias no resulten arrendando la vivienda y se devuelvan a vivir a las invasiones de donde salieron?El gran reto de este programa dependerá de cómo logremos eso. La Red Unidos tiene la infraestructura y la capacidad para hacer un monitoreo, tenemos un contacto directo con las familias. La ley dice que no pueden vender en diez años.¿Pero la pueden arrendar y no vivir en ella?No. La tienen que habitar y para eso se harán las visitas. Si los visitadores van y la familia que vive allí no es la beneficiaria, pierde la vivienda.Si ustedes hacen visitas periódicas a las familias, ¿por qué no se habían dado cuenta que estas trece familias eran propietarias de vivienda?Yo mismo me hice esa pregunta. Me reuní con los cogestores de la Red Unidos para saber por qué había pasado eso. En la mayoría de los casos, se trataba de muchas familias que tenían una casita en un lote en las afueras y estaban viviendo en la cabecera. El otro caso es que simplemente no lo reportaban y el cogestor tampoco sabía.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad