No habrá subsidio nacional para corregir problemas del MÍO

No habrá subsidio nacional para corregir problemas del MÍO

Junio 02, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

El director de Planeación Nacional, Simón Gaviria, afirmó que “no vamos a financiar las ineficiencias de los masivos” en el país.

[[nid:538569;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/05/unimetro_respuesta.jpg;full;{ El sistema de transporte masivo de Cali está atravesando por una fuerte crisis, debido a que uno de sus operadores (la empresa Unimetro) no está sacando 169 buses por falta de recursos. Foto: Elpais.com.co | Archivo}]]

El Gobierno Nacional descartó de plano la entrega de subsidios a la operación del MÍO o de cualquier otro sistema de transporte masivo, con recursos provenientes del presupuesto nacional. Lea también: El MÍO cumple siete años, ¿por qué nadie celebra?

 El director de Planeación Nacional, Simón Gaviria, dijo el miércoles durante el panel de transporte urbano del Congreso de Vialidad y Tránsito Expovial Colombia 2016, que no se va a subsidiar las ineficiencias de los sistemas de transporte masivo.   

 “Las alcaldías tienen que ser responsables con las decisiones que toman, muchas veces implementan los transportes masivos, pero no son consecuentes con las determinaciones siguientes, como eliminar el paralelismo (o competencia a los sistemas con los buses tradicionales) o acabar con el transporte informal. Entonces, evaden esas responsabilidades, pero sí quieren que el Gobierno Nacional  los subsidie”, sostuvo Gaviria.

Con estas aseveraciones, el Director de Planeación Nacional desestimó la propuesta hecha por la Asociación Latinoamericana de Sistemas Integrados y BRT (Bus Rapid Transit), SIBRT, para sacar de la crisis  financiera al MÍO y otros masivos de Colombia. 

Luis Ricardo Gutiérrez, secretario General de la SIBRT, aseguró que la creación de un subsidio estatal nacional para financiar la operación del MÍO puede ser la solución para que el masivo caleño salga de la crisis financiera y operacional que atraviesa hoy.

Actualmente el MÍO tiene a un operador (Unimetro), sin poder sacar a trabajar  ninguno de los 169 buses que tiene vinculados al sistema de transporte masivo urbano local. Lea también: Unimetro, la rueda que se le 'pinchó' al MÍO

Y los otros tres operadores también tienen problemas para cumplir con el plan de trabajo diario que programa Metrocali. De hecho, el presidente del MÍO, Armando Garrido, reconoció que de 884 buses matriculados, 323 vehículos tienen problemas de rodamiento .

El Director de Planeación Nacional aseguró que Cali no ha hecho la tarea de generar las condiciones para que el MÍO sea sostenible operacional y financieramente. 

“La ciudad debe tomar   decisiones difíciles,  por más impopulares que sean”, afirmó Gaviria, quien agregó que el masivo caleño compite con el transporte tradicional (buses colectivos) y con la piratería (mototaxis y carros informales). 

Según Gaviria, la ciudad no puede ser medida de manera diferente a las otras capitales con sistemas de transporte masivo. “Cartagena, por ejemplo, está haciendo bien la tarea en la chatarrización (sacar los buses colectivos del servicio urbano) y hoy está cumpliendo con la demanda de pasajeros esperada. No  vemos una buena razón que explique por qué unas ciudades pueden ser muy responsables en su manejo y otras no”, puntualizó.

Sin embargo, el Secretario  General de la SIBRT,  dijo que el Gobierno Nacional no puede seguirles trasladando la responsabilidad de la movilidad de las ciudades únicamente a las alcaldías. “En el caso del transporte público, para que pueda ser prestado con calidad, se requiere de aportes estatales que no pueden ser exclusivos de las municipalidades”.

Pero Simón Gaviria  dijo que el apoyo nacional a los sistemas de transporte masivos urbanos seguirá siendo el que hasta ahora  le han entregado, y es el aporte para la construcción de infraestructura. “Generar un subsidio nacional a la operación rompería con todo el esquema que ha construido el país”, indicó el Director de Planeación Nacional.

 De hecho, el funcionario explicó los problemas de Metrocali llegan hasta dejar perder los recursos para infraestructura. “El dinero para la construcción de la terminal de Aguablanca fue devuelto a la Nación por no haber sacado la licitación el año pasado”, aseveró Gaviria.

De acuerdo con el Director de Planeación Nacional, el Gobierno  ya dio pasos para permitir la sostenibilidad de los sistemas con los cambios que se implementaron en el Plan Nacional de Desarrollo. 

“Hubo un cambio sustancial en el modelo, los transportes masivos pasaron de ser autosostenibles a ser sostenibles. Para ello se habilitaron unas fuentes de ingresos que las  alcaldías pueden aplicar”, dijo Gaviria.

 Esas nuevas fuentes de ingresos están relacionadas con el cobro por el uso del transporte privado. Entre ellas están los cargos por congestión (el cobro a los vehículos particulares por entrar a ciertas zonas, como el centro), cobrar el parqueo en la vía pública y crear un impuesto por el uso de parqueaderos públicos.

  El presidente de Metrocali, Armando Garrido, dijo que la creación de esas nuevas fuentes de ingresos para el MÍO tienen que pasar primero por el Concejo. “Son alternativas valiosas que estamos estudiando”, anotó el funcionario.

Plan para recuperar la flota del MÍO

El presidente de Metrocali, Armando Garrido,  explicó que de los 884 buses que tiene matriculados el sistema, 203  no salen desde hace varios meses porque están varados.  Adicionalmente, de la flota que se programa para cubrir las rutas,  diariamente quedan por fuera 120 buses por los problemas de mantenimiento. Es decir, 323 buses no prestan servicio por problemas de mantenimiento y en circulación quedan 561 buses para cumplir con las más de 90 rutas del sistema.

Según Garrido, la recuperación de toda la flota se tomará un año (iniciando la recuperación en julio de este año y terminándola en junio de 2017). Con ello pasarían de 469.000 a 673.955 pasajeros. El costo de desvarar los buses es de $8400 millones y el mantenimiento preventivo (para evitar el deterioro progresivo) es de $19.000 millones.

Garrido explicó que ya se está realizando el estudio de costos para determinar cuánto le cuesta al sistema mover cada pasajero (lo que se conoce como tarifa técnica). Indicó que en los primeros análisis se encontró que dos operadores pueden operar con el pago de la tarifa que pagan los pasajeros, pero ese costo no incluye cubrir la deuda a los bancos. Aunque Garrido no indicó cuáles son estas empresas, El País pudo establecer que los operadores que pueden financiar su operación son Blanco y Negro Masivo y ETM. Es decir, que GIT Masivo y Unimetro no son autosostenibles con los recursos vía tarifa.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad