“No es cierto que falte de todo para atender en el HUV”: Jaime Rubiano

“No es cierto que falte de todo para atender en el HUV”: Jaime Rubiano

Julio 19, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Meryt Montiel Lugo | Editora Equipo Domingo

El País interrogó al director del HUV, Jaime Rubiano, sobre uno de los temas neurálgicos que ha salido a flote por la nueva crisis que enfrenta el centro de salud: la tercerización de algunos servicios.

[[nid:252733;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2014/02/huv-jaime-rubiano.jpg;full;{Jaime Rubiano, director del Hospital universitario del Valle, HUV. Foto: Bernardo Peña | El País}]]

¿Cuál es hoy el panorama del Hospital?

Digamos que el problema de los hospitales en el país es financiero, es el común denominador. El Hospital Universitario está inmerso en esa situación nacional, es parte del sistema. Las EPS les deben a los hospitales $5,3 billones y eso es una cantidad inmensa de plata, todos sufrimos las consecuencias de esa deuda. Unos más que otros, especialmente los hospitales de alta complejidad, donde todo  es más costoso, por eso se llaman de alto costo.  ¿Eso a qué ha llevado? A que el hospital puede tolerar esas deudas por un tiempo, pero en algún momento, como en este, ya no da más.  Los recursos son ya insuficientes para el funcionamiento y los proveedores y trabajadores pues no toleran una situación de esta categoría. Lea también: Estos son los males que tienen al HUV en urgencias

¿Cuánto le adeudan las EPS al hospital?

En estos momentos cien mil millones de pesos.

¿Cuánto le deben ustedes a los trabajadores y proveedores?

A los trabajadores nombrados les debemos un sueldo, el de este mes. Y a los de cooperativas dos meses.

¿A cuánto equivale eso en dinero?

 Son unos doce mil millones de pesos más o menos.

¿Y a los proveedores cuánto le debe?

El hospital en general tiene una deuda de $200.000 millones, hay deudas viejas, que se van reciclando,  cuando nosotros llegamos las deudas eran del orden de $200.000 millones y de eso se ha pagado muy poco por la misma razón anterior: si no  nos llega la plata, pues no podemos pagar.

¿Por qué se ha llegado al extremo de que ni siquiera hay para transfundir sangre, no hay insumos básicos, no hay hilos para suturar?

No, no es tan cierto que no haya eso.

Los médicos lo han dicho y voceros del sindicato también...

No es cierto que no haya esa cantidad de cosas. Sí faltan insumos, no estoy negando esa aseveración. En algún momento pudieron faltar algunos insumos y faltan, pero en estos momentos no están faltando toda esa cantidad.

Reactivos, hemogramas, todo eso lo han mencionado…

En estos momentos el hospital tiene para hacer todo eso que usted está diciendo. Estamos en crisis, pero los pacientes que están tienen más del 90 % de los insumos que se requieren para los pacientes hospitalizados. Estamos operando y tenemos los insumos necesarios para operar.

¿Cuáles son las EPS que más le deben al hospital?

Caprecom, Emssanar, Coosalud, Asmetsalud.  La que más debe es Caprecom: más o menos $20.000 millones.

Una de sus ideas fue la tercerización de los servicios y dice el Sindicato que no ha funcionado, que solo en el servicio de Vallefarma le debe el hospital $20.000 millones  ¿Eso es cierto? ¿Qué ha pasado con estas servicios?

Es cierto. Yo sigo pensando que las tercerizaciones le dieron al hospital la oportunidad de prestar un servicio con calidad y seguridad a los pacientes que antes no teníamos. Por ejemplo, en la farmacia nosotros solamente teníamos una oportunidad del 80 % , eso quiere decir que de todos los pacientes solo el 80 % recibían medicamentos. Cuando llega Vallefarma aumenta esta oportunidad al 95 % de los pacientes y vamos en grado ascendente. ¿Eso lleva a qué? A tener calidad en atención, conlleva seguridad, oportunidad en la dispensación de los medicamentos. Consecuentemente con eso usted gana competitividad, ¿por qué? Porque antes las EPS no nos mandaban pacientes porque no tenía medicamentos el hospital y entonces las estancias hospitalarias eran muy largos, había mucha tutela, había mucha queja, entonces todo eso hacía que el hospital perdiera en el mercado de la salud competencia. Con Vallefarma esto se controló. Ya los pacientes volvieron, reciben sus medicamentos. Nosotros antes facturábamos $2500 millones mensuales, ahora nos gastamos más o menos $4500  mensuales en todos estos medicamentos. ¿Eso qué hace? Que usted aumente las deudas. Si usted presta un servicio nuevo, pues mejora el servicio pero eso le cuesta, usted tiene que pagar ese servicio. Y por esa misma razón si usted ve la cuenta mensual de Vallefarma es de $4500 millones y tenemos un contrato a 90 días y eso hace que las cifras lleguen a lo que usted está diciendo. Subimos la facturación más o menos de $12.000 millones a $20.000 millones, porque tenemos más pacientes, prestamos más servicios, vendemos más, pero el problema es que de esos $20.000 millones no nos pagan a nosotros lo que nos tienen que pagar. Si a mí me pagaran lo que yo produzco, yo pudiera pagarles a todas estas empresas, pero no pasa eso.

O sea que la idea de la tercerización va a seguir en varios de los servicios, como se ha venido dando…

Pues sí, porque eso cumplió con unos requisitos de contratación que se aceptaron y eso tiene unos periodos de tiempo que hay que esperar. Usted pudiera terminar una de esas tercerizaciones, pero esos procesos  no llevan ni un año con cada una de ellas.

¿Pero sí están dando resultado?

En mi opinión sí están dando resultado, claro que sí. La cuestión es que usted produce la plata para pagar la deuda, pero es que a usted no se la pagan, ese es el punto. Si yo produzco $20.000 millones yo pudiera pagar la deuda. Mire, con  un mes de producción yo pudiera pagar la deuda de Vallefarma, pero es que a mí no me la pagan los $20.000 millones. El giro directo que a mí me llega es de $2200 millones, ¿entonces con eso qué puedo pagar?

¿La crisis de los otros centros hospitalarios de la ciudad cómo afecta al HUV?

 Lo que yo le quiero decir es que usted también debe conocer en el contexto nacional, lo que está pasando en todos los hospitales del país. De modo que esto no es un problema local, esto es un efecto dominó de todas las instituciones del país que están sufriendo las consecuencias del sistema que colapsó.

¿Qué se necesita para que el HUV no se vaya a cerrar?

Para salir de la crisis coyuntural se necesita una inyección de capital de carácter inmediato. El Ministro (de Salud) ha hablado de préstamos blandos, pero esto no se ve como algo a corto plazo. Creo que una reforma del sistema de la salud en el país es una solución que pudiera plantearse para todos los hospitales. Usted sabe que el Ministro trató de plantear una reforma y llevó la ley ordinaria para esa reforma, pero no pasó en el Congreso, solo quedó la ley estatutaria, entonces se pensaba cambiar toda la estructura del sistema pero no se pudo. De alguna manera hay que repensar en eso.

También se necesita mucho diálogo con las EPS para que reconsideren, ellas deben $5,3  billones a todos los hospitales para presionarlas a que paguen, cosa que no es fácil. Ellas también dicen que están en situaciones críticas.

¿Qué explicaciones les dan ellas cuando usted llama y cobra?

Cobramos insistentemente, pero no logramos nuestro objetivo.

Vocero del Sindicato dice que no hay una eficiente oficina jurídica ni de cobro para poner en aprietos a las EPS. Se preguntan por qué las EPS sí les pagan a las clínicas privadas…

 Si usted ve la estructura de los pagos en el país generalmente la red privada es más favorecida que la red pública, no solamente aquí en Cali, en general se le da prioridad a la red privada. Además, los mecanismos de cobro de la red privada son diferentes a los de la red pública. Ellos tienen más elementos efectivos, por decirle algo, muchas veces hay que llegar con todos los gastos pagados  antes de la prestación del servicio, eso garantiza liquidez. Nosotros no podemos hacer eso.  Si yo le voy a hacer una cirugía a un paciente no le puedo decir tráigame el cheque de antemano, como pueden hacer otras empresas. Es decir, los sistemas de cobro son distintos. Uno no puede comparar la red privada con la pública, además, la privada tiene más recursos a todo nivel, tiene más personal especializado, tiene más capacidad para pagar gente que cobra, no podemos decir que somos iguales a la red privada. Nos pueden ganar en algo.

¿Las Secretaría de Salud de Cali y Departamental, la Alcaldía y la Gobernación han ayudado?

Tengo que decir que sí. En esta situación de crisis hemos hecho varias reuniones y el reordenamiento de la red para que  atiendan los pacientes que nosotros en estas circunstancias de crisis no podemos atender, se está haciendo. Antes nosotros recibíamos a todo el mundo, el 40 % de lo que recibe el hospital es de nivel 2 y la idea es que nosotros nos concentremos en atender nivel 3 y 4, que es el de alta  complejidad.

¿Ellos también le deben?

La Municipal no nos debe nada. Tenemos un contrato con la Departamental  pero ellos son en toda la deuda del hospital menos del 10 % y son muy puntuales en el  pago.

Le critican que no pasan bien las cuentas, que no las justifican bien…

Eso puede ser cierto, pero ese no es el principal factor para que a uno no le paguen. Eso es lo que se llama glosas. Nosotros hemos disminuido las glosas, que antes eran de un 20 % y la hemos reducido como a un 5 %, es decir, nosotros cada vez hacemos mejor nuestros mecanismos de cobro. No negamos que todavía se siguen cometiendo errores.

¿Qué le dice el Ministerio de Salud?

El Ministro está completamente enterado de todo esto, a través mío y de la Secretaría Departamental  y está haciendo todos sus buenos oficios para tratar de que la crisis no dure mucho, está agilizando los pagos a través de las EPS, tratando de agilizar las compras de cartera y en eso estamos. Pero el Ministerio acuérdese que no es muy operativo, definitivamente las empresas son las responsables de los cobros a las EPS, ellos pueden presionar un poco.

Sinceramente, ¿usted le ve solución a esta crisis a corto plazo?

No es fácil, esto depende de muchas variables y estamos trabajando con la universidad, con la secretaría para que toda esta crisis sea lo más corta posible.  Tratando de conseguir recursos, de disminuir el número de pacientes que no necesitan llegar al Hospital Departamental.

Hay quienes dicen que el HUV se ha convertido en fortín político, como lo era en otros tiempos. Que un hermano suyo está de candidato a la Alcaldía de El Cerrito y que las últimas contrataciones son de personas de ese municipio…

Esa es otra imprecisión de todos los sindicatos que nunca han estado de acuerdo con esta administración. Mi hermano no ha estado de candidato a ninguna Alcaldía, quien le diga eso está diciendo algo que no tiene fundamento. Eso es mentira. El que diga eso es ganas de molestar. Eso es falso de toda falsedad.

Entonces la nómina no tiene a cien personas contratadas, llegadas de El Cerrito…

Vaya mírela ¿Cien personas de El Cerrito? No, eso sí es falso de toda falsedad. La autorizo para que vaya y mire la nómina, eso es una calumnia, como pasa siempre. Creo que nombrar al alguien que sea de El Cerrito no es pecado. Uno, dos, tres, pero ahí no hay corrupción. Si se han nombrado una o dos más, me imagino que sí, pero eso es una calumnia. 

 

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad