No cesa la crisis en el Hospital Universitario del Valle, este es el panorama

Diciembre 12, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País.

Las urgencias del HUV colapsaron a dos semanas de la Feria. En el hospital persiste la falta de insumos y especialistas, pues los cirujanos renunciaron por atrasos en sus salarios. Estudiantes de medicina de Univalle se tomaron la Gerencia del HUV en protesta.

A $37.800 millones asciende la suma que requiere el Hospital Universitario del Valle, HUV, para ponerse al día con el recurso humano y conseguir insumos para sostener su operación durante lo que resta del año. Lea también: Urgencias del HUV no están cerradas, aclara director general.

De acuerdo con el director de la casa de salud, Jairo Corchuelo, los salarios atrasados de los trabajadores oscilan entre tres y cuatro meses. Esta, sumada a la escasez de algunos insumos y medicamentos,  ha sido una de las razones por las cuales se han presentado renuncias  de especialistas  durante las últimas semanas. 

De hecho, los últimos en abandonar el HUV fueron los cirujanos que operaban por agremiación sindical, quienes ayer presentaron su carta de renuncia definitiva. Esto ha impactado el servicio de salud en sectores como la Unidad de Trauma, donde hoy no hay cirujano pediatra. Un niño de 13 años, con una bala en el tórax, y que llegó hace tres días a la institución, está a la espera ser trasladado a otro centro asistencial para ser operado.

En la misma situación está Wilfrido Rodríguez, un campesino que llegó el lunes desde la vereda La Esperanza, Cauca, con una lesión en su mano derecha por cortarse con un machete. 

“Llevo cinco días esperando que me hagan una cirugía reconstructiva y no hay quién la realice y dicen que tampoco cuentan con los equipos de quirófano. No hay medicamentos y tampoco ha sido posible que me trasladen. Voy a perder la mano por negligencia”, apuntó Rodríguez.

De otra parte, Corchuelo afirmó que “hemos sobrevivido a punta de la ayuda humanitaria  y la recolección que han hecho los estudiantes de Medicina y la comunidad. También hemos tenido que comprar insumos y medicamentos con recursos de caja menor, porque el flujo de caja no llega desde las EPS. Tenemos cuentas por cobrar cercanas a los $90.000 millones y el régimen subsidiado adeuda $50.000 millones”. 

Agregó que el hospital está a la espera de un pago de Emssanar entre $6500 a $8000 millones, por cartera mayor a 90 días. Con esto, aseguró, se cancelaría una parte de la deuda con los trabajadores.

Respecto a la compra de insumos, el gerente de Servicios de Salud del HUV, Claudio Arias, manifestó que ya hay órdenes de compra para algunos antibióticos, suturas, medicamentos y elementos especializados para las UCI.  

Urgencias, al tope

El Director del HUV desmintió que no se esté prestando el servicio de Urgencias en el centro médico, tras conocerse una notificación de la Subgerencia de Atención Integral Quirúrgica y Emergencia y la Dirección Médica del HUV, en la que se estipulaba que “no se pueden aceptar pacientes en ninguno de los servicios de Urgencias, debido a que están totalmente colapsados y no tenemos la capacidad operativa para garantizar su manejo integral”.

Aunque reconoció que el HUV permanece en una delicada situación financiera, Corchuelo aclaró que Urgencias no está cerrado, sino que el jueves pasado no se recibieron más pacientes porque la sala presentaba sobrecupo.

“Ayer (jueves) teníamos 146 pacientes en Urgencias, cuando nuestra capacidad real es de 100 camillas en el área, es decir tuvimos una sobreocupación de 46 personas. Eso nos obligó a tomar medidas y llamar al Centro Regulador de Urgencias y Emergencias, Crue, para que remitiera los pacientes a otros hospitales de la red de servicios”, dijo Corchuelo.

En la noche del jueves, El País realizó una visita a Urgencias y funcionarios dijeron que   pacientes remitidos desde Zarzal, Cartago y Buenaventura debieron trasladarse a otras clínicas. 

Dayhanna Herrera, estudiante de último año de Medicina de Univalle, dijo que “los pacientes se están devolviendo porque no hay con qué hacer cirugías, no hay anestesiólogos y faltan insumos básicos. El colapso por camas no es cierto, porque en Urgencias pediátricas hay cupo para 30 pacientes y anoche (jueves) solo había 6; Medicina Interna sí estaba lleno, pero no había especialista”.    

De cara a la Feria de Cali, Corchuelo hizo un llamado a la red privada de Salud para que “no nos inunde de pacientes que no son atendidos por ellos. Ese es el caso de los pacientes de Caprecom que están llegando a las clínicas privadas, no los reciben y les toca venir al HUV. Esto tiene un agravante y es que, aunque los atendemos porque salvamos vidas, esas facturas no nos las pagan. Eso ahonda la crisis.”

Por su parte, el defensor Regional del Pueblo, Carlos Rodríguez, denunció que “dentro del hospital hay personas que están obstaculizando la prestación del servicio y parece que se alegran con la crisis. La prestación  del servicio de salud durante la Feria no es responsabilidad del HUV, porque en la red están los hospitales de Nivel I y II, que  están siendo fortalecidos para que no todas las urgencias lleguen a colapsar el Departamental”.

Para Jorge Rodríguez, presidente de Sintrahospiclínicas, “es preocupante que se hable de Feria. Con la zozobra de insumos no hay cómo brindar una atención adecuada a los pacientes”.

Ante esto, el secretario de Salud de Cali, Hárold Suárez, aseguró que los 91 centros de salud de la ciudad están trabajando al 100 % y el plan de refuerzo de la red contempla delegar $2100 millones para contratación de personal médico, compra de insumos y laboratorios.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad