Niños con cáncer atendidos en el HUV también entraron en 'lista de espera'

Julio 28, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co
Niños con cáncer atendidos en el HUV también entraron en 'lista de espera'

Los menores padecen, en su mayoría, leucemia y requieren de la continuidad en el tratamiento para prevenir recaídas y empeoramiento de su condición.

Al menos 20 niños con tratamientos oncológicos afiliados a la EPS Emssanar aún no han sido trasladados, luego de que se cerrara temporalmente la sala de Oncologia del HUV.

Claudia Lorena Aguirre no suelta su teléfono celular en ningún momento. Ella no sabe en qué instante la van a llamar de la EPS Emssanar para avisarle qué va a pasar con las quimioterapias de su hija de 8 años de edad.

Ya se va a cumplir un mes desde su más reciente cita, que fue el 28 de junio en la Fundación Valle del Lili, donde tuvo que ser atendida tras los inconvenientes que se presentaron con la atención en el HUV, entidad con la que tenía convenio la EPS a la que está afiliada su hija.

Lea también: Trabas en servicio de salud 'condenan' a muerte a niños con cáncer en Cali

Además, contrario a lo que pasaba en las citas previas, en esa oportunidad no le entregaron más autorizaciones para controles ni para reclamar los medicamentos que necesita la pequeña dentro de su tratamiento. 

Como su hija, dice Claudia, hay al menos otros 20 niños en 'lista de espera'. Ellos eran atendidos en la sala de Oncología del HUV, que fue cerrada temporalmente tras la renuncia del especialista Andrés Portilla, quien era el director del área de oncología pediátrica. 

Con la salida de Portilla, uno de los seis hemato-oncólogos que hay en Cali y que ahora presta sus servicios en el Centro Médico Imbanaco, quedó en vilo la atención de 120 niños. 

Lea también: Renuncia de funcionarios, otro 'síntoma' de la crítica situación del HUV

Cuando presentó su renuncia, el médico Portilla aseguró muy afectado: “Esta era un área de primer nivel, llevo pidiendo ayuda mucho tiempo, fui hasta donde el Ministro de Salud a pedirle ayuda. Para prestar un buen servicio se requieren todos los elementos a tiempo,  pero desde agosto (del 2015) las cosas desmejoraron y tocamos fondo en febrero, para funcionar necesitamos: dos oncólogos, un infectólogo, cuatro médicos generales, cuatro pediatras y actualmente  solo somos dos especialistas”, dijo visiblemente afectado.

El traslado de estos pequeños, de acuerdo con la secretaria de Salud del Valle, Maria Cristina Lesmes, se ha hecho de manera paulatina a otras entidades. "Este no es un problema de hoy ni de ayer. Desde la renuncia del doctor Portilla, hace más de un mes, teníamos atención ambulatoria en el HUV", dijo la funcionaria.

Asimismo manifestó que "es indudable que la oferta de hemato-oncología en Cali está severamente disminuida porque no solamente es HUV, es Esimed y Clínica de Occidente, tres lugares que en estos momentos tienen atención restringida, lo que obviamente hay sobredemanda en el Imbanaco y en Valle del Lili".

No obstante, Claudia dice que dicho proceso está muy demorado y que cualquier falla en el tratamiento de su pequeña o en el de otro niño, puede resultar muy grave.

"Hace una semana fui a Emssanar y me dijeron que tuviera paciencia, que ellos me llamaban, pero eso no ha pasado. Regresé y tampoco me dieron respuesta. Ayer estuve en Imbanaco buscando al doctor Portilla para que me ayudara, pero la secretaria me dijo que no podía hablar con él porque estaba lleno de citas", asegura. 

Desde su casa en el barrio Floralia, asegura esta madre de tres hijos, han hecho de todo para que su niña no tenga una recaída. Ellos han tratado de ser muy juiciosos con el tratamiento, que inició en el 11 de julio del 2013 en el HUV.

El temor de estos papás radica en que han conocido el caso de otros pequeños a quienes las demoras en sus tratamientos los ha llevado a recaídas, tal como sucedió con varios que son atendidos por Cafesalud. 

Lea también: Indignación por caso de niño con cáncer que murió esperando un trasplante en Cali

"En mi casa hemos llegado a quedarnos casi sin nada porque no solo son los medicamentos, se necesita mucha plata para los cuidados de la niña. Por ejemplo, la alimentación es muy estricta y a veces uno no tiene con qué comprarle las vitaminas o las frutas. A mi esposo le tocó conseguirse dos trabajos. En el día está en una fábrica donde se pintan ambulancias y en la tarde en un taller automotriz". 

La situación ha llevado a que las madres tengan que hacer hasta trueque de medicamentos como si se tratara del intercambio de figuritas de cualquier álbum. Cada una sabe la situación por la que atraviesa el hijo de la otra y qué reservas de medicamentos de sus pequeños pueden servirle a otros niños. 

Aunque se están adelantando las gestiones para que a más tardar el 15 de septiembre la sala de Oncología del HUV reabra sus puertas, conseguir un especialista en esta área no es tan sencillo debido a que el país solo hay aproximadamente 38 hemato-oncólogos.

“Tenemos conversaciones muy adelantadas y aspiramos a que el 15 de septiembre ya podamos contar nuevamente (con el servicio), se hicieron unos contactos con dos hemato-oncólogos en la ciudad de Cartagena y creemos que van a estar con nosotros a partir de esa fecha”, aseguró el gerente del HUV, Juan Carlos Corrales.

Mientras esto pasa, el galeno aseguró que la responsabilidad de los pacientes es exclusivamente de las EPS.

“Nosotros les informamos previamente a la aseguradoras, quienes tienen la responsabilidad dentro de la red pública o privada del departamento, de que se preste este servicio. Entonces la estabilidad de los pacientes desde el punto de vista clínico los asegura las EPS; así que nosotros, como Hospital Universitario, manifestamos a la comunidad que hasta tanto no tengamos el hemato-oncólogo, no podemos prestar este servicio en forma adecuada”, aclaró el funcionario.

El País intentó comunicarse con Emssanar en Cali a su línea de atención habilitada para el Valle del Cauca, 3850212, pero nunca recibimos respuesta. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad