Ni Zika ni Chikungunya: el Dengue es la mayor amenaza para los caleños

Abril 12, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Hay una muerte confirmada por el virus. Alistan estrategia para controlar al Aedes aegypti.

[[nid:505338;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/02/thumbnail-zancudo_1.jpg;full;{En el 2015 enfermó a 139.000 vallecaucanos luego de transmitirles dengue y chikungunya. Ahora la gran amenaza es el zika, que crece rápidamente. Hay emergencia sanitaria global.}]]

Una persona muerta y 8096  enfermas es el balance que deja hasta ahora la presencia del dengue en Cali, virus que es transmitido por el mosquito Aedes aegypti. Lea también: Casos de dengue y Zika aumentan en el Valle

Los reportes, según el secretario de Salud de la ciudad, Alexander Durán, están disparados. El número  de pacientes con el virus se duplicó con respecto a los primeros cuatro meses del 2015, cuando se registraron 4440 casos, explicó el funcionario.

Indicó, además, que del total de casos, 58 corresponden a dengue grave y que  el Instituto Nacional de Salud, INS, evalúa 14 muertes probables por la enfermedad. Los resultados se conocerán en 30 días, indicó Durán.

 “Lo que estamos viendo es que por la explosión mediática del zika (virus que también transmite el Aedes y que se asemeja en síntomas al dengue) en los servicios de urgencias pareciera que se baja la guardia con el dengue. Estamos alertando que este virus es el que mata y que se necesitan diagnósticos a tiempo”, aseguró el Secretario de Salud Municipal.

 Ante el brote de este virus, en las próximas dos semanas iniciarán en Cali intervenciones en sitios críticos en los que se encuentre alta incidencia de contagios por Aedes. 

[[nid:525958;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/270x/2016/04/recomendaciones-aedes.jpg;left;{}]]

 Se trata de la estrategia ‘Zonas libres de zancudo’, tomada  de un modelo que se aplica en Cuba y que consiste en atender un área determinada de la ciudad al tiempo con fumigaciones, siembra de peces Guppy (que se come las larvas del zancudo en los sumideros), control de criaderos domésticos y brigadas de limpieza en zonas públicas.

El primer sitio que se intervendrá será la cárcel de Villahermosa. “La intervención durará al menos 1 mes. Después de ese tiempo, la tasa de infección por el zancudo debe estar por debajo del 85 %”, explicó Alexander Durán.

La estrategia se implementará en colegios, universidades, centros comerciales y otros sitios de concentración masiva, con apoyo del Ministerio de Salud y el departamento.

De acuerdo con el más reciente boletín epidemiológico del Instituto Nacional de Salud, INS, en Colombia (hasta el pasado 2 de abril) se reportaron ante el Sivigila 37.515 casos de dengue en el país.

El Valle del Cauca aparece en el primer lugar de los entes territoriales con mayores notificaciones (10.787 casos, de los cuales 116 fueron catalogados como dengue grave).

Diego Victoria, director de la Unidad Ejecutora de Saneamiento, UES, Valle, aseguró que además de Cali otros 14 municipios se encuentran afectados por altas tasas de infección por el zancudo.

Palmira, Tuluá, Buga, Jamundí, La Unión, Yumbo, Cartago, Florida, Roldanillo, Zarzal, Candelaria, Toro, Pradera y Jamundí son las poblaciones en las que se adelantan fumigaciones y control a vectores en zonas residenciales y lugares públicos.

“El problema sigue siendo la acumulación de agua, principalmente en estas poblaciones que han sufrido las consecuencias del fenómeno de El Niño, porque se almacena agua de forma inadecuada, lo que termina sirviendo de criadero para el zancudo. En la medida en que se puedan combatir esos depósitos de agua y que la gente se eduque sobre el tema, podremos controlar estos virus”, dijo Victoria.

La comunidad científica se encuentra a la expectativa ante la probabilidad de que dos nuevos virus transmitidos por el Aedes aegypti lleguen a Colombia.

Se trata de los virus Mayaro y Usutu, que circulan en África y Europa, que producen síntomas similares al dengue y chikungunya (en el caso de Mayaro, por las afectaciones en las articulaciones); y a las afecciones  del zika (posibles consecuencias neurológicas relacionadas al Usutu), explicó recientemente la secretaria de Salud del Valle, María Cristina Lesmes.

De acuerdo con voceros del Instituto Nacional de Salud, INS, y del Ministerio de Salud, consultados por El País, hasta el momento no hay una circular de alerta emitida por esta entidad sobre la llegada de estos nuevos virus.

Clara Ocampo,  coordinadora de investigaciones del  Centro Internacional de Entrenamiento e Investigaciones Médicas, Cideim, dijo que “lo importante es que se unan las instituciones gubernamentales con la academia, para estar en permanente investigación y revisión de las estrategias para mantener bajas las poblaciones de mosquitos, porque eliminarlo no va a ser posible. Lo importante es ser proactivos, que las acciones sean continuas, que se evalúen y se midan desde lo científico, no solo desde lo técnico,  porque la reproducción del mosquito no para”.

 ¿Y los demás virus? Hasta el pasado 7 de abril,  la Secretaría de Salud de Cali reportaba 3834 casos sospechosos de Zika.  Del total de casos,  318 reportes se dieron en mujeres embarazadas.  Cinco de ellas fueron confirmadas con el virus, “de las cuales cuatro ya tuvieron bebé. A estos menores habrá que hacerles controles durante los próximos dos años para evaluar si aparece alguna afección en su salud”, explicó el titular de esa dependencia, Alexander Duran. Sobre el chikungunya, el funcionario explicó que el pico de la enfermedad ha disminuido. Hasta el momento se reportan en la ciudad 236 casos de personas con el virus. “Este es el número de casos promedio que esperamos manejar cada mes, de ahora en adelante, pues el pico de la enfermedad cayó”, explicó.
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad