Natalia Pineda, directora de la Fundación Sí Mujer, habla sobre el caso de Rosa Elvira Cely

Junio 10, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co
Natalia Pineda, directora de la Fundación Sí Mujer, habla sobre el caso de Rosa Elvira Cely

El funeral de Rosa Elvira Cely se llevó a cabo el 31 de mayo al medio día en Bogotá.

La antropóloga Natalia Pineda, directora de la Fundación Sí Mujer explica que el caso de Rosa Elvira debe servir para que se revise la capacidad de respuesta de las instituciones implicadas con la atención integral a las mujeres.

La antropóloga Natalia Pineda, directora de la Fundación Sí Mujer, reflexiona sobre el caso de Rosa Elvira Cely , mujer bogotana que murió el pasado 23 de mayo, tras ser agregida violenta y sexualmente en el Parque Nacional de la capital colombiana.Con base en ese caso, ¿qué asuntos básicos en los protocolos de atención a víctimas debe ser revisado en Cali?Es importante revisar es si el Crue (Centro Regulador de Urgencias y Coordinador de emergencias en salud) y el sector salud de la ciudad conocen y ponen en práctica algún protocolo de atención a víctimas de violencias sexuales. El Ministerio de Salud y Protección Social, a través de la Resolución 0459 de 2012 adoptó un protocolo y un modelo de atención integral en salud para víctimas, que el sector está obligado a implementar y cumplir. Dentro de este, se reitera que los casos de violencias sexuales, independientemente del momento en el que ocurrieron, son considerados como urgencias.Según la normatividad vigente, la atención inicial en urgencias es obligatoria, no requiere de contrato, pagos previos o co-pagos y debe realizarse por el prestador más cercano sin lugar a negación.Lo más importante es que los funcionarios estén sensibilizados y entrenados para detectar, acompañar y atender de manera adecuada a las víctimas de violencias sexuales.El caso de Rosa Elvira debe servir para que se revise la capacidad de respuesta de las instituciones. Creo que debemos preguntarnos qué tipo de atención habría recibido Rosa Elvira en Cali y a partir de ahí implementar las acciones necesarias para que un caso de estos no vuelva a ocurrir.¿Con qué herramientas básicas, jurídicamente hablando, cuenta una mujer abusada para defenderse?Dentro de la normatividad se puede resaltar la Ley 1257 de 2008, “Por la cual se dictan normas de sensibilización, prevención y sanción de formas de violencia y discriminación contra las mujeres; se reforman los Códigos Penal, de Procedimiento Penal, la Ley 294 de 1996 y se dictan otras disposiciones, entre otras, la obligación de prestación de atención integral a las víctimas”.Está también la Ley 1146 de 2007, “Por medio de la cual se expiden normas para la prevención de la violencia sexual y atención integral de los niños, niñas y adolescentes abusados sexualmente”. La Ley 599 de 2000 que tipifica las penas para delitos sexuales. La sentencia C-355 de 2006 de la Corte Constitucional que despenaliza la interrupción de embarazo en 3 causales: violación/incesto, malformación fetal incompatible con la vida y riesgo para la salud o la vida de la mujer. Y la Resolución 0459 de 2012 del Ministerio de Salud y Protección social, que contiene los lineamientos del modelo de atención integral en salud para víctimas de violencias sexuales.¿Es necesaria una jurisprudencia específica en el tema, para contrarrestar los aparentes vacíos de la norma?El principal problema no es la inexistencia o vacíos en las normas, sino la debilidad e ineficiencia para la aplicación de las mismas. De nada sirve tener un conjunto amplio de normas que sólo se quedan en el papel. Mientras la justicia no opere y se sigan subestimando y subvalorando las violencias contra las mujeres, la situación no va a mejorar. En el caso de Rosa Elvira, quedan muchos interrogantes: ¿Por qué andaba libre un asesino y violador con orden de captura vigente? ¿Por qué sólo se capturó después de haber matado y violado a dos mujeres y abusado de varias más? Cuántas más mujeres deben morir y ser abusadas para que el estado actúe de manera eficiente al proteger a las mujeres y castigue de manera ejemplar a los agresores? ¿Por qué necesitamos que ocurra un caso como el de Rosa Elvira para indignarnos y condenar la violencia contra la mujer?

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad