Mujer se encadena a sede de Caprecom por supuesta negligencia de la EPS

default: Mujer se encadena a sede de Caprecom por supuesta negligencia de la EPS

La madre de Liyi Nicole, una pequeña de 4 años, dice que lleva alrededor de cuatro meses esperando la entrega de unos medicamentos para salvarle la vida a su hija.

Mujer se encadena a sede de Caprecom por supuesta negligencia de la EPS

Septiembre 21, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

La madre de Liyi Nicole, una pequeña de 4 años, dice que lleva alrededor de cuatro meses esperando la entrega de unos medicamentos para salvarle la vida a su hija.

Geraldine Hurtado, de 20 años, permanece encadenada desde las 5:00 a. m. de este lunes a la sede de la EPS Caprecom ubicada en calle 5C con carrera 40, en el sur de la ciudad.

La joven es madre de Liyi Nicole Quiñonez Hurtado, una pequeña de cuatro años a quien el 29 de mayo de 2014 se le realizó un trasplante de hígado en la Fundación Valle del Lili. Desde ese momento, comenzó la lucha de esta mujer por mantener a su hija en buenas condiciones de salud. 

Por la complejidad para encontrar un donante compatible, Geraldine tuvo que donarle un 15% de este órgano para salvarle la vida a su hija.

Sin embargo, Nicole debe de consumir diariamente tres medicamentos de uso obligatorio y de alto costo para evitar que el cuerpo rechace el trasplante. 

Uno de ellos es Everolimus de 0,75, un fármaco de aproximadamente 3.000.000 de pesos que no se encuentra en el país y que ha adquirido gracias a la ayuda de los médicos de la Fundación Valle del Lili.

El calvario de esta mujer cabeza de hogar para obtener los medicamentos comenzó el pasado 29 de mayo, pues ha tenido que instaurar demandas y acciones de tutela para lograr que la EPS le entregue los insumos necesarios que le permitan mantener estable y mejorarle la calidad de vida a su hija. Pero hasta el día de hoy Caprecom no ha dado respuesta a su solicitud.  

[[nid:465791;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/270x/2015/09/tutela-interna.jpg;left;{Esta es la carta que realizaron los médicos de la Fundación Valle del Lili para lograr el suministro de los medicamentos por parte de Caprecom. Foto: Christian Zúñiga | El País}]]

Geraldine Hurtado dice que desde las 6:00 a. m. que se abrieron las puertas al público, ningún funcionario se le ha acercado para llegar a algún acuerdo sobre la situación de Liyi Nicole. La joven ratifica que se quedará encadenada a la sede "hasta que el ministro de Salud me entregue una solución concreta", pues asegura que está cansada de insistir por respuestas a la EPS. 

Al respecto, Alexander Camacho, defensor del paciente en Cali, indicó que el de Geraldine y su hija es uno de muchos casos que muestran la negligencia con la que ha obrado Caprecom.

Camacho recordó el caso de José Guillermo Campo, un hombre de 52 años en condición de discapacidad, quien también se encadenó a principios de este mes porque hace seis meses la EPS no le entregaba los insumos y medicamentos que requiere para su salud. Caprecom se comprometió a ponerse al día el viernes pasado con él y con muchos usuarios.

No obstante y a pesar del acuerdo entre la Gobernación y la EPS, a José Guillermo solo le fue entregada una parte de su tratamiento. 

El País intentó comunicarse con la EPS para conocer su versión respecto a este caso pero no fue posible. 

Y aunque no hubo decisiones concretas en la reunión que se realizó este lunes entre el defensor y el alcalde de Cali, Rodrigo Guerrero, se concluyó que la situación de los usuarios debe escalarse a nivel nacional ya que en la región ha sido imposible llegar a un acuerdo con Caprecom.

De acuerdo con la resolución 1479 del Ministerio de Salud, la Gobernación es el ente encargado de entregar los medicamentos e insumos no post, es decir aquellos de alto costo y que por lo general son para pacientes con enfermedades que requieren atención y un tratamiento especializado (cáncer, trasplantes). 

Sin embargo y dada la difícil situación, la Gobernación del Valle expidió el decreto 1074 en el cual se solicita que las EPS sean las encargadas de entregar los medicamentos e insumos, debido a la ausencia de una red farmacéutica. Sin embargo, es la Gobernación la que asume los precios de los mismos.

No obstante, precisó Camacho, Caprecom fue la única en hacer caso omiso a la solicitud. 

Según el defensor del paciente de Cali, con respecto al primer semestre de este año las quejas y reclamos de los usuarios de Caprecom se han incrementado en un 60% y entre julio y agosto la oficina de atención a la comunidad en el área de la salud ha recibido más de 1000 peticiones por mal servicio de la EPS. 

En busca de soluciones definitivas para los usuarios de Caprecom, añadió el funcionario, se está gestionando una reunión con el superintendente Nacional de Salud.  

 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad