Mototaxismo, el negocio que deja sin 'combustible' al transporte formal de Cali

Mototaxismo, el negocio que deja sin 'combustible' al transporte formal de Cali

Diciembre 10, 2017 - 07:45 a.m. Por:
Redacción de El País
motorratones motos mototaxis

La entrada al barrio Meléndez es una de las zonas de Cali con mayor presencia de mototaxistas en la vía pública. A pesar de que hay transporte formal, usuarios prefieren las motos por rapidez, porque no hacen paradas y, en el caso de los sitios más altos de la ladera, los deja en la puerta de su casa.

Oswaldo Páez / El País

“Señor usuario, el servicio de moto tiene un valor de: Plan (partes planas): $2000, Loma: $2500. Atte: Administración”.

El anuncio está colgado en uno de los semáforos de la intersección de la Calle 5 con Carrera 50 (ver foto), en la zona aledaña a la terminal Cañaveralejo y a la estación Unidad Deportiva del MÍO. En ese punto se ubica uno de los ‘terminalitos’ de mototaxis que proliferan en Cali, y que al igual que el aviso parece ser ignorado por las autoridades.

“Lo que nos dice Tránsito es que si nos ubicamos de la barrera para atrás (sin asomarse a la vía principal) no nos pasa nada”, afirma Rodrigo* uno de los ‘motorratones’ de esa zona y cuenta que antes trabajaba como ‘gota a gota’ (cobrador de micro préstamos) pero hace un año se “cansó” y vio una alternativa en el mototaxismo.

Lea también: '"No existe posibilidad de formalizar a motorratones": Alcaldía'.

Al lado del joven, una mujer, no mayor de 25 años, estaciona su moto y con celular en mano empieza a ofrecer su servicio: “moto, moto, moto”, les dice a quienes transitan por el lugar, con el fin de captar algún pasajero. Ella también es mototaxista y como la mayoría de los que se dedican a este servicio informal, prefiere no revelar su nombre:

“Yo soy madre soltera y hace poco me quedé sin empleo, entonces me puse a trabajar en esto. La mayoría de gente que uno lleva es conocida, por eso no hay peligro”, asegura la mujer, quien hace carreras hacia Siloé, en la Comuna 20.

motorratones motos mototaxis

Así se promociona el servicio de mototaxi en la Calle 5 con Carrera 50.

Oswaldo Páez / El País

Aunque el anuncio pegado en el semáforo, que indica los precios del servicio de mototaxi en esta zona, lo firma la ‘Administración’, Rodrigo asegura que en ese punto nadie tiene que pagar para que lo dejen trabajar. Según el motociclista, allí se ubican cerca de 40 mototaxistas y en su caso particular, al día transporta entre 15 y 20 personas, que no hacen solo recorridos internos, sino que también viajan al norte, centro, oeste y otros sitios de la ciudad.

Y es que el mototaxismo en Cali se convirtió en un transporte sin fronteras, como lo comentan los mismos ‘motorratones’: “A la gente la llevamos donde necesite, la carrera más larga que yo he hecho es al Cauca, me demoré casi dos horas en un trayecto y ese día me pagaron como $80.000”, cuenta Stiven Rivera, quien trabaja en el ‘terminalito’ del barrio El Bosque, en la Avenida 6 con 47, en el norte de Cali.

"Somos conscientes que en la medida que prestemos un mejor servicio y que le ofertemos a la gente el servicio donde lo requiere, indudablemente va a utilizar el MÍO",
Nicolás Orejuela
Presidente de Metrocali

En esta zona se ubican ‘motorratones’ de Alto Menga, que llevan a sus usuarios hasta el ‘Pozo’ y el ‘Tanque’, en lo alto de la Comuna 2.
“Cuando no había motorratones a uno le tocaba caminar cerca de una hora para llegar hasta el ‘Tanque’. Yo defiendo el servicio porque realmente lo necesitamos”, dice Julián Moreno, usuario de mototaxi.

Los mototaxistas calculan que en este punto laboran más de 100 motociclistas, unos se estacionan de manera permanente para captar pasajeros y otros ya tienen clientes y hacen servicios a domicilio. “Yo casi no mantengo aquí (en el ‘terminalito’) porque me suena mucho el celular, son más los servicios personalizados que hago”, añade Rivera.

motorratones motos mototaxis

La mayoría de usuarios no usan casco, según los mototaxistas por temas de higiene. Hay gente que utiliza bolsas plásticas para cubrir los cascos por dentro.

Oswaldo Páez / El País

¿Negocio rentable?

“Yo en Venezuela manejaba taxi y cuando llegué aquí (hace ocho meses) y vi que con el transporte la cosa era complicada me puse a trabajar con una moto alquilada. Ahora ya tengo mi moto propia y en el día uno se puede hacer entre $50.000 y $60.000, mientras que con un mínimo (trabajo con salario mínimo) te ganas $25.000”, cuenta Giancarlo, un venezolano que hace fila en la Calle 5 con 94, entrada al barrio Meléndez, una de las ‘bases’ más antiguas de mototaxis, que ha crecido desmedidamente en Cali.

1000
pesos es la tarifa mínima que puede cobrar un mototaxista en Cali, si el recorrido es fuera del barrio pueden pasar los 5000 pesos.
20
minutos es el promedio de viaje de un caleño cuando utiliza un mototaxi, el más bajo de la ciudad, según la Encuesta de Movilidad 2015.

Según los cálculos de los mototaxistas, en este punto pueden trabajar más de 200 motociclistas, y muchos lo hacen bajo la modalidad de alquiler de moto, como le tocó a Giancarlo en un principio.

Quienes alquilan el vehículo para trabajar pagan entre $12.000 y $15.000 diarios de entrega. En gasolina gastan entre $20.000 y $40.000, y el resto son ganancias que pueden llegar hasta $100.000 en un día. Eso es lo que comentan varios de los integrantes del gremio en esta zona, que evitan dar declaraciones con nombre propio a los periodistas “porque cada que ustedes (los medios de comunicación) vienen acá nos mandan operativos”.

Además: 'Este es el plan para 'frenar' a conductores piratas en Cali'.

En medio de lo poco que cuentan, aseguran que “acá, por lo general, las motos que alquilan son de policías, esas motos están marcadas y cuando hacen operativos las primeras que dejan quietas son esas. Todo policía quiere venir a trabajar a Meléndez porque sabe que acá tiene su negocio asegurado”, manifiesta uno de los mototaxistas.

La inexistencia de un servicio de transporte público eficiente y la falta de oportunidades de empleo son dos de las razones que con frecuencia exponen mototaxistas y usuarios para justificar la existencia y el uso de este servicio informal.

15.000
pesos diarios es la tarifa promedio que pagan los mototaxistas a los dueños de las motos por el alquiler de los vehículos.
60.000
pesos de ganancias, mínimo, logra un moto- taxista en un buen día de trabajo.

“Yo vivo en la Choclona (parte alta de la Comuna 18) y hasta allá no llega el MÍO, entonces toca usar el ‘motorratón’, que además te beneficia porque ahorras en tiempo y plata”, expresa Kaleth González, un estudiante del sector.

También están los usuarios que prefieren el servicio informal no por la carencia de transporte sino por la rapidez. Es el caso de Shirley Campo, quien vive en Polvorines (Comuna 18), y desde hace ocho años usa los mototaxis de esta zona: “Por donde yo vivo pasa la ruta A12B del MÍO y también hay camperos, pero la moto me trae y me lleva más rápido”, dice la mujer.

Seguridad y formalización
motorratones motos mototaxis

No existe una cifra real de los mototaxistas que hay en Cali, pero lo cierto es que se ven por todos lados: Siloé, Meléndez, Caldas, El Bosque, Normandía, la vía al Mar, Lourdes, el Aguacatal y el Lido (ver mapa), son solo algunos de los lugares donde se observan ‘terminalitos’ de motos.
Inclusive, en una multitudinaria caravana que realizaron a mediados de este año para pedir que frenaran los operativos en su contra y que su servicio fuera formalizado, se pudo evidenciar que son muchos los motociclistas que han decidido convertir este oficio en su fuente de ingresos.

5268
accidentes en moto se han registrado este año en Cali (cifras con corte al 20 de noviembre).
119
personas murieron este año en Cali en accidentes de tránsito en moto.

“Hace un tiempo se estuvo hablando de que estuviéramos carnetizados y con chalecos, como para darle un orden a esto, pero definitivamente dicen es ilegal y que no es posible”, aseguran mototaxistas reunidos en la Avenida 6 con 47.

A su vez, en Meléndez cuentan que estuvieron reunidos con Tránsito y “lo que nos dijeron es que no lo pueden legalizar pero tampoco acabar porque es muy difícil poner un guarda por cada punto para controlar”.

Impacto al transporte formal

Jhony Rangel, vocero del gremio de taxistas La Mancha Amarilla, asegura que al igual que todas las modalidades informales, el mototaxismo está impactando de manera negativa el transporte formal, en la medida que les quita pasajeros.

"El mototaxismo preocupa porque casi el 70 % de los acciden- tes del país son en moto. Este negocio ha proliferado porque es más rentable”,
Javier Jaramillo,
supertransporte.

“Aquí ha crecido de una manera exorbitante, antes uno podía hablar de 1000 o 2000 (mototaxistas) pero ahora esas cifras se han triplicado. Ellos ven que es un buen negocio porque no tienen acoso de las autoridades, si se hicieran operativos permanentes se desmotivarían porque verían que cada rato les están inmovilizando los vehículos y ya no sería algo rentable”, señala Rangel.

El MÍO también ha sufrido las consecuencias de la expansión del mototaxismo. Nicolás Orejuela, presidente de Metrocali, señala que “todo transporte ilegal pone en riesgo la proyección que tiene el sistema de poder captar demanda”.

Pero además del perjuicio que le acusan al transporte formal, los mototaxistas violan sistemáticamente las normas de tránsito, pues transportan a pasajeros sin casco y movilizan hombres, lo que está prohibido por una decreto municipal.

*Nombre cambiado por petición de la fuente.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad