Monseñor Monsalve invitó a dar el paso por el camino de la paz

Abril 15, 2017 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País 
Sermón de las siete palabras Monseñor 2017

Miles de devotos se congregaron en la Catedral para escuchar el Sermón de la Siete Palabras. El camino a la paz, la solidaridad para los mocoanos y la unión de los pueblos fueron parte del mensaje de este año de monseñor Monsalve.

Foto: Raúl Palacios / El País

El Sermón de las Siete Palabras, pronunciado por monseñor Darío de Jesús Monsalve, invitó a dar el paso hacia el camino de la paz. Mensaje.

Padre, perdónalos porque no saben lo que hacen

Vencer el odio por el perdón será un desafío de los pueblos en todos los tiempos.

Solo el amor produce vida y nos hace semejantes a Dios.

Hoy estarás conmigo en el paraíso

Vencerse a sí mismo, al egoísmo y los apegos, son los desafíos hacia una sociedad madura, en paz y civilizada. No será aplastando pueblos ni rechazando inmigrantes como se podrá encontrar la paz.

He aquí a tu hijo, he aquí a tu madre

Es una gracia de liberación para esos sentimientos de orfandad, de soledad. Vencer la soledad de los desplazados y de los inmigrantes es un desafío de nuestra naturaleza humana. El afecto vence el dolor, por eso hay que brindarlo. En una ciudad como Cali, tan fragmentada, tenemos que educarnos pronto en el vínculo del afecto y de la vida.

Dios mío, ¿por qué me has abandonado?

Es la gracia de Jesucristo en la cruz para superar el dolor y evitar que se vuelva en sufrimiento y tortura. En Mocoa, responder al llamado a una tragedia fue fundamental.

Tengo sed

Es la gracia que nos da Jesucristo de vencer la indiferencia. Jesús es maestro de la compasión y con su ejemplo nos da sentido de servicio a la existencia humana. El agua es mucho más que ese sorbo de vino agrio, es la súplica de una vida nueva. Laura, nuestra santa colombiana, se inspiró en esa sed para edificar una mejor sociedad.

Todo está consumado

Es la gracia de Jesús para vencer nuestros miedos. Quiere decírsela a esta sociedad agobiada del temor al cambio democrático y pacífico hacia la paz. La máxima suprema es el amor a los enemigos; la semilla nos la dejó Cristo para propiciar el sentido de una paz futura.

En tus manos encomiendo mi espíritu

Violencia, corrupción, manipulación, son duras realidades que generan los malos espíritus de la humanidad. La séptima palabra es la gracia de la confianza, por eso es importante vencer la estrategia de los enemigos de la paz. Jesús termina su vida en un acto de confianza infinita. Su mensaje es transformar las manos nuestras en manos para servir, en vez de servirse de ellas.

El Sermón de las Siete Palabras se dio en la Catedral de San Pedro Apóstol, en el centro de Cali, ayer a las 6:00 de la tarde. Iglesia invitó a ser más solidarios.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad