"MÍO no se salva con pañitos de agua tibia": Presidente de Metrocali

Julio 26, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País.

El presidente de Metrocali, Armando Garrido, sustentó proyecto de subsidio a la tarifa para gestionar la demanda. Se enciende el debate.

“La apuesta que estamos haciendo por la salvación del MÍO es integral, a largo plazo y no es   de  pañitos de agua tibia”. Con estas palabras, el presidente de Metrocali, Armando Garrido Otoya, presentó  ayer ante la Comisión de Presupuesto del Concejo de Cali la propuesta para establecer “un subsidio a la tarifa del pasaje del MÍO”.

Lea también: La salida de Gane, otro síntoma de los problemas del MÍO.

Dicha iniciativa, reza el proyecto de acuerdo 004, busca establecer un subsidio a la tarifa del pasaje del MÍO por $340 por viaje efectivamente realizado, costos que serían asumidos por la Administración Municipal “para la gestión de la demanda, a través del mejoramiento de la calidad del servicio”. 

Dicha estrategia se aplicaría por espacio de seis meses, en lo que Garrido denominó el Plan de Choque, que estará seguido por un plan a largo plazo durante los 36 meses restantes del Gobierno Armitage.

“En diciembre,  me arriesgo a decirles, con el peligro de ser crucificado después, estaremos en capacidad de tener diseñado y negociar un modelo de sostenibilidad del MÍO a largo plazo”, dijo el titular de Metrocali. 

En su exposición, el Presidente del ente gestor del MÍO dio un panorama del sistema de transporte, señalando que la demanda de pasajeros viene cayendo. En junio, según gráficas presentadas, el promedio de viajeros en día hábil fue de 431.000. En el mismo mes del año pasado fueron 465.000 los pasajeros movilizados. 

Planteó que la demanda potencial de pasajeros, según estudio reciente de  la firma Steer Davies Gleave,  es de 738.000 viajes por día (de personas que se mueven en trasporte público, legal o ilegal).

La meta, dijo Garrido, es llegar a 650.000 pasajeros (día) en 18 meses, para lo que tendrá que hacerse un intenso trabajo de recuperación de confianza en la calidad del servicio para reconquistar a los usuarios. Para eso,  los buses vinculados (884) tienen que estar prestando el servicio de manera efectiva. Actualmente, precisó, solo 520 operan correctamente. Cada día se varan entre 120 y 150 vehículos. Todos los buses del MÍO se varan al menos una vez al mes, por diferentes motivos.

El Presidente del MÍO recordó que se requieren $120.000 millones para reflotar la operación del transporte (poner a rodar toda la flota), recursos que “saldrían de los operadores y sus socios, o de los bancos,  o en su defecto de ambos, pero no del Municipio”. De ellos, precisó, cerca de $7000 millones ya se sabe que serán aportados por Bancolombia y Colpatria (esto en el marco de las conversaciones que se han adelantado con la situación de Unimetro).

“Hay que recalcar que la tarifa que se cobra a los usuarios sigue siendo idéntica ($1800). Los $340 son un subsidio que estamos pidiendo para gestionar la demanda, es un pago directo del Municipio al sistema. El subsidio no se incorpora a la bolsa general del sistema y por lo tanto no se distribuye a los concesionarios bajo las reglas contractuales. Para hacerlo se tiene que expedir un reglamento que tiene que garantizar que el recurso por pasajero lo reciben los actores que apoyan operativamente la oferta de servicios que se implemente para el incentivo de la demanda. Entonces no es una cosa automática, no estamos dando una plata que les va a llegar directamente a los que ayudan y a los que no, a los que producen más kilómetros y a los que no”.

Hablan los concejales

Convocar al director del Departamento de  Planeación Nacional, Simón Gaviria, para que dé un concepto sobre este proyecto de acuerdo fue una de las proposiciones  aprobadas durante la sesión.

El concejal Fernando Tamayo planteó la duda sobre cómo se va a garantizar que esos recursos que se aporten  con el subsidio (serían cerca de $24.000 millones) no se “pierdan”. “Parece que a lo que le están apostando los operadores es a demandar al Municipio. Es algo que se tiene que contemplar y garantizar que no sean recursos perdidos. Y dijo que el Municipio debe analizar la posibilidad de implantar un Pico y Placa para motos, pensando en mejorar el flujo de pasajeros del MÍO, propuesta refutada por el concejal Albeiro Echeverry.

Patricia Molina dijo que se está induciendo al cabildo a un error,   “porque pretende que el Concejo autorice un subsidio a la tarifa, cuando lo que menciona la Ley 1753 de 2015, del Plan Nacional de Desarrollo en su artículo 33, es que se subsidie la tarifa de forma especial para una población vulnerable en específico, pero no en la forma como hoy se pide desde la Alcaldía de Cali”. También hizo observaciones sobre las metas de pasajeros, citando el Conpes del MÍO donde se señalaba que se esperaba mover 900.000 viajeros por día. 

Entre tanto,  Diego Sardi de Lima, miembro de la Comisión de Presupuesto,  indicó que  todos le apostamos a que el MIO siga, “pero es importante tener claro los distintos escenarios. ¿Qué pasaría si no llegamos a los 650.000 pasajeros, de dónde sacaríamos la plata para financiar el sistema?”.

Por su parte, el edil Horacio Nelson Carvajal Hernández  consideró que el Plan de Choque debe contemplar el transporte público colectivo, como alternativa para cubrir aquellas zonas donde el MIO no llega. El debate a este proyecto continuará hoy  en comisión de presupuesto.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad