Milagros que devuelven la esperanza

Milagros que devuelven la esperanza

Octubre 02, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Una Fundación en Cali logra increíbles mejorías en pacientes con Parkinson. Baile y ejercicio, los mejores aliados para combatir esta enfermedad.

Si un visitante va por primera vez a la Fundación Parkinson de Colombia y espera ver una deprimente escena de pacientes postrados en sillas de ruedas, pues se sorprenderá al encontrarlos haciendo ejercicio, bromeando, riendo e incluso bailando.Para el paciente que llega por primera vez, la sorpresa es más grande aún, y es que saber que se tiene Parkinson suele ser aterrador, generalmente el paciente comienza a verse limitado en sus actividades diarias como le ocurrió a Emilio Murillo Díaz, de 82 años: “Me temblaba mucho la mano, no podía firmar, no podía escribir y también la voz me disminuyó un 80%. Al principio me sentí mal porque ya en mi oficio como institutor iba a ser un problema para mí. Luego casi perdí la voz y mis movimientos, ya el lado derecho me molestaba mucho, arrastraba el pie derecho y me caí varias veces”.Para rematar, al confirmar el diagnóstico el médico le advierte que sufre de una enfermedad, incurable y progresiva, que con el tiempo le producirá más rigidez o temblores y paulatinamente su rostro perdería expresión, se le dificultaría hablar, escribir y vestirse por sí mismo, es como si el alma quedara aislada en un cascarón. El médico solo cumple con su deber de advertir al paciente lo que vendrá y generalmente esto no da chance a la esperanza, algo que precisamente trabajan en la Fundación Parkinson de Colombia.Para los pacientes nuevos el cambio es evidente, desde las jornadas gratuitas con las que la Fundación busca apoyar a los pacientes de muy escasos recursos y captar nuevos pacientes para beneficiarlos con la rehabilitación integral, y fue así como Emilio Murillo encontró mejoría.“Cierto día me invitaron a una reunión un sábado, (una de las jornadas gratuitas de la Fundación Parkinson de Colombia) asistí a ella y salí muy contento por todo lo que ellos me brindaron y en las horas que estuvimos en la reunión pasé delicioso, y fui dominando más el temblor”.Ahora Emilio acude a terapia dos veces por semana y su vida cambió del cielo a la tierra: “Llevo diez meses y me he sentido un individuo completamente distinto al que entró esa vez, sencillamente el temblor ya ha desaparecido, mi voz es diferente, e incluso en días pasados tuvimos una fiesta, ¡traje guitarra y pude cantar! (risas)... y esto para mí ha sido una gran felicidad”.La directora de la Fundación Parkinson de Colombia, Beatriz García, indicó que han encontrado que la sintomatología se puede controlar por muchos años e incluso se pueden recuperar funciones perdidas. “Tenemos pacientes que pasaron sin tratamiento los primeros cuatro o cinco años y que estaban muy mal, entraron a la Fundación Parkinson y empezaron a recuperar su vida, pudieron de nuevo escribir, vestirse solos, incluso caminar cuando ya no podían hacerlo”, agregó.Pero...¿Qué es el Parkinson?El neurocirujano Gerardo Hernández explicó que la enfermedad de Parkinson es un trastorno del sistema nervioso debido a la pérdida de neuronas de la sustancia negra que produce Dopamina, la sustancia neurotransmisora encargada de la coordinación de los músculos y el movimiento. “Los síntomas son temblor, lentitud al movimiento, rigidez, dificultad de equilibrio. Los pacientes pueden tener disminución de la expresión facial, del balanceo de los brazos, del tono de voz y trastornos emocionales”, añade Hernández.Los logros en los pacientes empezaron hace 6 años, cuando la fundación realizaba solo jornadas mensuales gratuitas. A las primeras, apenas llegaron 20 pacientes, hoy en día cuentan con una sede donde se atiende a un promedio de 90 pacientes de forma permanente y las jornadas gratuitas congregan entre 400 y 500 personas. El éxito de las terapias es tal, que pacientes de toda Colombia y de países como Venezuela, Costa Rica, Ecuador, Bolivia y Estados Unidos llegan a Cali buscando recuperar su calidad de vida. Autoridades mundiales en Parkinson como el doctor Abraham Lieberman del Muhammad Ali Parkinson Center Foundation han reconocido los logros de la Fundación.En la página web de la institución, www.parkinsoncolombia.org, pueden verse videos donde un hombre afirma que llegó en silla de ruedas y ahora juega fútbol, mientras corre por la habitación, y también una ex atleta entrenando para la Media Maratón de Cali, luego de que la rigidez y los temblores la habían obligado a retirarse, incluso de su trabajo.Una labor de admirarLos pacientes encuentran en la fundación lo que no encontraban en ninguna otra parte, porque la idea ante el Parkinson es que ‘no hay nada que hacer’.La fundación va en contra de esa cultura porque aunque no curan el Parkinson si mejoran la calidad de vida del paciente por medio de terapias.El paciente es tratado como un ser humano que quiere salir adelante. El ejercicio no es hacer un movimiento repetitivo sino divertirse y sonreír.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad